jueves, 21 de julio de 2011

7 posts, 7 días, 7 neuronas perdidas...

Es que claro, después de tanto bajón se me reventaron unas cuantas neuronas. Eso por sobrecalentarlas. ¿Para qué me expongo a más pérdida de materia gris a esta edad? Innecesario. Conclusión: dejar de pensar. Stop it.

Hoy alguien por teléfono me dijo: Jimena, ya pensaste todo lo que tenías que pensar, ya diste vuelta y vuelta y más vueltas, ya no pienses más, empezá a actuar. Cruel, pero cierto. ¿Qué es lo que pienso tanto? ¿Por qué analizo todo? Jaja, que terrible soy, ahora estoy analizando el por qué analizo tanto todo... 

Hay momentos en los cuales hay que relajarse y dejar pasar un poco el tiempo para ver con claridad la salida. Sisi, soy yo. No se equivocaron de blog. Suena raro, pero soy yo diciendo: frená la pelota un momento, mirá la cancha y prepará la jugada para meter el gol. Sisi, de nuevo, soy yo. La kamikaze, la deportista extrema, la samurai - acá estoy, diciendo "voy a dedicarme a respirar un tiempito". Voy a armar mejor mi jugada en este tablero de ajedrez, del que se me fueron un par de fichas, pero en el que todavía estoy a tiempo de idear un jaque mate.

Es que no hay corazón que aguante sino. Y mucho menos, psiquis. Bah, la mía la perdí hace como 15 años entre mal de amores, carreras universitarias a medias, psicofármacos y trabajos estresantes. Así que como conservo apenas un 0.05% de mi cordura, voy a enfocarme en preservar mis sentimientos. Que también están bastante golpeados, pero les sigo teniendo fe.

¿Cuál es el plan? Debería escribir un proyecto en Visio para que me entendieran (o no, porque sinceramente esos diagramas con flechas, rectángulos, cuadrados y formas raras no son nada sencillos de leer...). Mejor les hago un Power Point con dibujitos y música de fondo. Música con onda, pero medio Emo, ah claro, ¿qué se piensan? Que vaya armando mi camino hacia la felicidad no significa que voy a dejar de pertenecer al Dark Side.

No tengo ni la más mínima idea de cuál es el camino hacia la felicidad ni mucho menos qué cuernos es "la felicidad". Por ahora, no me interesa saberlo. Lo que sí sé es que voy a ir armando mi jugada de a poco, mientras pasa el tiempo, pieza por pieza, para fortalecerme con cada avance y sentirme segura al andar. Para ir perdiendo el miedo. 

Todo no se puede ya, ahora. Hay cuestiones que llevan tiempo. Este camino hacia mí va a ser un tanto trabajoso, pero sé que no serán infinitos mis pasos para encontrarme. Sé que voy a hacerlo mucho más pronto de lo que yo pienso. Sé que cuando quiera acordarme, ¡uy! ¡ahí estoy! ¡que linda soy! ¿estoy más flaca? ¡estoy más fuerte! ¡qué alegría siento al abrazarme!

Elegir ser feliz no está mal. No está mal tomarme un tiempo para acomodarme, dejar de sentir pánico, dejar de ver el fin del mundo en cada palabra. Para fin del mundo ya está el 2012, así que, ¿qué gano castigándome con pensamientos imaginarios que me hacen daño? 

Voy a buscar mi placer. Les pido por favor que si de casualidad encuentran a Jared Leto por ahí, o a alguno muy (MUY dije) parecido, me faciliten el contacto, así la búsqueda se acorta y nos estaríamos ahorrando unos meses de gastos de logística. 

Igual, estuvo bueno ser una sombra perdida durante 7 días. Con esos 7 posts trágicos pude darme el lujo de mostrar otra de mis facetas: soy un ser humano y sufro. ¡Vaya valor el mío el mostarlo al mundo! No me da verguenza. Seguramente algún cuervo querrá utilizar mis flaquezas para atacarme y sacarme los ojos, pero nah. 

Mejor que no se les olvide que yo sigo siendo un águila. Despiadada. 

Se me cayeron un par de plumas, pero fue por el recambio. No me quedé indefensa ni desarmada. Al contrario, soy más fuerte. ¿O ustedes Sres. cuervos han tenido alguna vez el valor de enfrentarse públicamente a sus miserias y salir bien parados? ¿Han tocado fondo y resurgido, han intentado siquiera meterse el pico entre las alas y sacarse los piojos que les caminan y que todos vemos de a leguas de distancia? No me contesten, mejor háblenlo en terapia.

7 posts, 7 días, 7 neuronas perdidas. 

Una charla. Un café. Un nuevo camino abierto hacia donde me dirijo.

Y yo que sé qué pasará mañana. O pasado. O dentro de una semana. O en un mes. O en un año... Ni siquiera sé si voy a despertarme en un rato (hmm... eso seguro que sí, a las 4 am voy a estar con los ojos de huevo, abiertos, mirando el techo y pensando ¿por qué no me duermo de una bendita vez que mañana no me levanta nadie?). 

Pero hay algo que sé: hoy gané seguridad. Hoy piso suelo firme de nuevo. Y sé que todo va a estar bien, que voy a triunfar. 

Porque así nací, porque así crecí y porque así estoy hoy acá. Como dice Lady Gaga: We are all Superstars. Todos somos Superestrellas.

Yo no tengo ni la más mínima duda de eso.

Y no soy la única que lo piensa así.










No hay comentarios: