sábado, 2 de julio de 2011

Desconectada

Del mundo. Del cosmos. De todo.

Hoy (o mejor dicho ayer, porque hoy ya es sábado) fue un día espantoso. Me siento completamente aislada. Sola. Entre triste y ansiosa. Desamparada. Nerviosa. Intranquila.

Lloré un rato. Bastante largo. Sola, no quiero cargar a nadie de mi pesar ni tampoco dar lástima. Odio a las víctimas y a las psicópatas manipuladoras de emociones. Infelices que no saben manejarse en la vida con adultez y seriedad. Básicas, aburridas, insulsas, poco interesantes. Conformistas. Quienes usan escudos para sostener lo insostenible, quienes rompen la mente de aquellos a quienes se suponen aman. Patético. Me revuelve el estómago, tengo náuseas.

Estoy harta. Quisiera desaparecer en este instante y no materializarme más. No tengo más ganas de hacerme la inocente cuando desearía arrancarle la yugular a varios. Y varias. Tanta complicación, tanto enredo, tanta vuelta me fastidia, el no poder disfrutar de mis momentos, de aquellas cosas que elijo y me hacen feliz; me trae dolor de cabeza, me late el ojo de los nervios. Quiero disfrutar de mis acciones libremente.

Estoy cansada de las psicopateadas, de que me lastimen, de sentirme frágil, de querer pelearme hasta con el aire que respiro. Quiero quedarme con quien quiera quedarme, porque me siento bien, porque me entiende y me protege de todo este cosmos caótico que me rodea. Menos mal que en esos ratos soy bastante feliz.

La conjunción de ondas negativas, la complicación de las situaciones, la falta de valor para elegir lo que hace bien, los secretos que me entero, las caras de "no se", los cuentos que me inventan para no enfrentar la verdad, las risas burlonas... Creo que estoy enloqueciendo... Tanta información a mi alrededor me está desmoronando, ya no se si la invento yo o si de verdad existe.

Ha sido un muy mal día.

Ojalá me despierte en otro lugar.

1 comentario:

mandarina dijo...

Gracias. Era justo lo que necesitaba. Un poco de cordura que le de sentido a este circo bizarro, a esta
película decadente. The best is yet to come.