domingo, 24 de julio de 2011

Fin de semana de Historia, alquimia, DVDs y uñas

Ha sido un fin de semana distinto.

Hoy es domingo y ni una pizca de tristeza o ganas de tirarme por el balcón. Me preocupa bastante, porque ya a esta altura deben de conocerme: el optimismo y yo no nos llevamos bien. A mí regalenme días de lluvia, frío, dolores de corazón y problemas existenciales, y tengo la agenda completa de ideas. Mientras mi estado sea cercano a la estabilidad emocional, no soy creativa.

En fin, estuve muy ocupada preparando los exámenes finales de la facultad, pero de tanto en tanto me tomé algunas libertades para gozar de respiros neuronales. Miré una muy buena y escalofriante película de tres personas que se quedan encerradas en un ascensor. Claro, ustedes dirán ¿qué tiene de terrorífica esa trama? Bueno, alquilen Blackout y después me cuentan.

También me decidí y comencé a mirar The Tudors. Que la verdad, me pareció bastante densa durante los dos primeros capítulos, y ni siquiera la maravillosa imagen de Rhys Meyers pudo evitar un par de bostezos entre escenas. Pero sí, me gustó. Tengo proyectado terminar de ver la primera temporada en un par de semanas, así que espero que mejore. Ana Bolena no me pareció linda para nada, y Catalina de Aragón menos. Es cierto, Enrique VIII está caracterizado demasiado, DEMASIADO agraciado (sino vean el retrato que Hans Holbein hizo del rey...) , pero bueno, las mujeres podrían haber sido un tanto menos desabridas. Hasta ahora me quedo con Lady Blount, que tampoco es fastuosa, pero pobre, me dió lástima. La desprecian por haber tenido un hijo bastardo, como si la culpa de la semillita hubiese sido sólo de ella.... típico.

Me quedo con las películas de Sy Fy Channel. No hay nada que pueda competir con Dinococodrilo vs. Supergator (un enorme reptil prehistórico), Un tiburón en el pantano o Arañas Asesinas. Esas sí son dignas de aplausos.

También me tomé un rato para arreglarme las uñas, que me había arrancado el viernes en un ataque de nervios, luego de haber estado levantada 24 hs. non stop. Y ahí descubrí que todavía tengo buena mano para la alquimia. Esperen, no dije que sea alquimista. Pero sí pasé varios años rodeada de tubos de ensayo y mezclas de laboratorio varias, claro que no para conseguir oro, pero sí para que mis sustancias sean del color que el profesor pedía.... Con mi suerte (porque no todo es cuestión de Química y fórmulas, cantidades y cálculos), cada vez que tenía que hacer el maldito líquido turquesa, me salía rosa tipo la pantera. Un poquito más oscuro... Igual, era muy buena y mis notas así lo reflejaban. Se ve que sigo con el don: hoy estuve mezclando polvos para el esculpido de uñas y logré unas combinaciones divinas. De hecho, tengo unas French permanentes doradas con sparkling muy MUY glam. Para una diva, como yo.

Cuando termine con los exámenes voy a comenzar mi propia línea de diseños y mezclas para esculpido. Mi mamá (que es la mejor esculpidora de uñas de Argentina, con más de 20 años de experiencia) será quien promocione la marca y la utilice en sus trabajos. Todos colores exclusivos, no habrá dos mujeres con la misma combinación. ¿No es un proyecto genial?

Gente, se vienen meses gloriosos.

Aprovechenme, porque pronto voy a estar en NYC. O en Medio Oriente.

Igual, me llevo mi HP Pink.

International Blogger, Researcher & Alquimist on her way!!! (Blogger internacional, investigadora y alquimista... en camino!!!)

1 comentario:

Historias Sobre Todos dijo...

Hola!
Hace tanto que no visitaba tu blog, desde las vacaciones que a diario posteabas. En conclusión, me ha quedado una gran pregunta... ¿Qué estudias?