viernes, 22 de julio de 2011

¿Mensaje subliminal?

Como siempre, a mi las cosas raras me persiguen. Hoy, siendo viernes, el día no podia presentarse de ninguna otra manera (?). Yo no se bien si definir los eventos que ocurren a mi alrededor como "raros", porque muchas veces son "super raros". No llegan a ser paranormales (gracias a Zeus), pero son llamativos. Una mezcla de coincidencias significativas con ... ¿señales que no entiendo? ¿símbolos que no se descifrar? ¿caminos que se abren y yo no veo del todo marcados?

Acá estoy de nuevo, sobreanalizando las situaciones, pero claro, ¡como hago para no tentarme a reflexionar!

Si alguien los invita a ver la película "La isla siniestra", les recomiendo que muy amablemente digan que tienen que ir a pasear al perro, a comprar helado o a escalar el Himalaya, porque es malísima. Tanto que me quedé dormida mirándola.

La que sí se lleva dos pulgares en alto es Caza al espía. Un poco pochoclera, porque es muy pro-CIA, pero interesante desde el punto de vista del despliegue de las operaciones de inteligencia en países complicados. Será que yo estoy involucradísima con mi carrera y no veo la hora de terminarla para hacer el posgrado en Oriente Medio, o quizás porque siempre tuve una cierta atracción hacia los aspectos culturales, sociales y políticos de esa zona, pero sinceramente, esta pelicula mereció las casi dos horas que estuve sentada frente a la tele.

Esos fueron sólo comentarios de telepasillo, ahora viene el núcleo de la cuestión.

Hoy mi telefono está terriblemente encaprichado en funcionar mal. Todo muy lindo Bill Gates, pero Windows Mobile es una patada en el hígado. Cuando lo compré pensé que solucionaría todos mis males, pero oh! me trajo más. De hecho, ahora está ahí mirándome de reojo y hasta imagino que me sonríe burlonamente. Sigue emperrado en no mandar mensajes de texto, o en mandar mensajes de texto dos veces, en blanco, o que llegan luego de 20 minutos o varias horas. O ni llegan. ¿Cómo lo se? Porque tengo informantes, celular maldito. Algunos contactos me preguntan si estoy bien o si tengo algún problema de memoria, porque mando todo repetido (el problema de memoria lo tengo igual, pero esta vez la culpa se puede atribuir a la tecnología), otros se enojan porque nunca contesto y me llaman a los gritos, otros me insultan en arameo porque les llega un mensaje a las 2 de la mañana que les mandé a las 7 de la tarde y otros, los más buenitos, se preocupan por mis mensajes en blanco asumiendo que me desmayé y rápidamente me contestan con un "¿que paso?". Ah, también se me quedan colgadas llamadas. Es decir, las llamadas salientes tardan entre 3 y 5 minutos en cortarse, una vez presionado el boton "fin". Y algunos números se marcan solos.

Bien, entonces, ¿qué opciones me quedan?

Yo pensé en llamar un exorcista, porque evidentemente algo lo tiene poseído a este LG. Mirando los cazadores de fantasmas (que no "cazan" los fantasmas, sino que los "buscan", así que está mal el nombre, deberían llamarse "buscafantasmas") aprendí que hay entidades buenas, otras malas y otras que ni fu ni fa. La que se haya metido en mi teléfono seguro es malísima. Ya estaba a punto de cruzarme a la iglesia, cuando me detengo un momento a mirar mis mails y descubro el siguiente mensaje: "Desconectado desde las 00:00:00 del 01/01/1601" WHAT?!! Vuelvo a leer, por las dudas, pero dice lo mismo. 1601?!!! Ahora sí que estoy lista, acabo de despertarme como 400 años antes en el tiempo y no entiendo nada. Desesperada, corro a la computadora para cerciorarme que seguimos en el 2011. Uf, que alivio: 22 de julio de 2011. Teléfono del Averno, por todos los dioses del Olimpo, ¿qué mal te hice yo? Me tranquilizo y pienso. Busco en Google: año 1601+eventos importantes. Encuentro: "En España, la corte de Felipe III se traslada de Madrid a Valladolid y Madrid sólo vuelvo a ser capital en 1606" Hmm... sigo "Nace Ana de Austria, esposa de Luis XIII y madre del Rey Sol, amante del cardenal Mazarino y muy amada por Richelieu" Vaya curriculum!... Sigo... "Fallece en Praga Tycho Brahe, el último gran astrónomo de la era anterior al telescopio". OK. Nada.

Mejor lo juego a la Quiniela.

Pero acá no se termina la historia. Chequeo mi otra cuenta de correo electrónico. Entre varios mails basura y propagandas acerca de cómo vigorizar mi vida sexual, encuentro un remitente que llama mi atención: Dr. Hawass.WHAT?!!! EL Dr. Hawass?!! Lo abro. Ahora que lo pienso, que imprudente que fui, pudo haber sido un virus. Nunca le dí mucha relevancia a eso de los virus informáticos. Son como las brujas: si no crees en ellos no te pueden hacer nada. En fin, abro el mail y encuentro su respuesta a mis palabras de admiración expresadas en unas líneas que le había escrito hace un tiempito. Wow. Cara congelada.

Feliz, sigo revolviendo los mails. De otra cuenta, claro. Que no es ni la primera ni la segunda que mencioné, es otra. Y ¡sorpresa! Una respuesta a una propuesta que hice a un órgano gubernamental (no de mi país) para participar en un proyecto de investigación histórica. OH MY GOD! YES YES YES. Me dieron el OK.

Estoy temblando.

¿Será que se me vienen los 7 años de abundancia luego de pasar 7 años de vacas flacas? ¿O quizás 7 años en el Tibet? ¿O estudiando las 7 maravillas del mundo antiguo? A ver a ver ... 1601, 1+6+0+1, hmmm... no no, da 8.

Lástima.

Hubiese estado genial.

No hay comentarios: