lunes, 8 de agosto de 2011

Des-templada, des-asociada

3.40 a.m. Sin temple. Asi quede. X eso lo de destemplada. O sea, el temple de acero quedo enterrado bajo mil pies de tierra, casi llegando al centro de la misma. Pero no seme nota, eso es lo bueno. Que parece que estoy inmutada, pero en realidad, estoy sorprendida. De mi misma y mi capacidad de actuacion. De mi no-temple que se parece tanto al gran-temple.
Tambien tengo frio. No puedo templarme. No hay cobijo suficiente para esta sensacion.
No es un estado negativo, es un estado distinto. Indefinido. Desasociado.
No se conecta con nada que siento ni con nada que no siento. Pero esta presente y me molesta.
Soy rara, muy rara. Una tipa de lo mas atipica.
Tengo apariencia de buena, de suave, de divertida, de sociable. Pero le tengo alergia a muchos estados de normalidad. Quiero alejarme lo mas que pueda de lo que todos hacen, de ser comun.
Aunque por momentos, me divierto. Es curioso pensar que estoy disfrutando de algo que en el fondo se no es algo disfrutable. Al menos no para mi.
Creo que soy una ermitaña incurable. Y contradictoria. Porque en este alejado y particular sub mundo en el cual vivo, hay veces en las cuales grito por compañia. Puede ser un grito desesperado, o lamentoso, o resignado. Pero grito al fin.
El problema surje en la falta de asociacion de estos estados. Me desconciertan. No logro templarlos. Ni mucho menos coordinarlos.
Estoy intentando dia a dia reubicarme en mi misma, encontrarme conmigo.
No es facil, no se como hacer para no doblegarme. Para no rendirme.
Sigo adelante.
Sigo pensando en salir corriendo.
Sigo pensando en quedarme.
Sigo destemplada.
Desasociada.
Sigo...
Envoye avec Windows Mobile d Movistar

No hay comentarios: