miércoles, 14 de septiembre de 2011

Miedo a la realidad

Soy consciente de lo que ocurre a mi alrededor. Soy lo suficientemente inteligente para darme cuenta de los eventos que ocurren mientras yo camino en este mundo que me desconcierta. Pero, por algun extraño motivo, el 90% del tiempo decido ignorarlos e imaginar una realidad paralela.

En la que soy yo, pero no soy yo. En la que me muevo con gracia y destreza, pero que no deja de ser un escenario montado en caballetes de  madera poco sólidos. Soy una actriz de múltiples personalidades, que se perdió entre tantos personajes. No se quien soy.

Me da miedo soltar lo que ya conozco, tengo poca tolerancia al cambio. Me parece algo negativo, lo vivo como una pérdida, como un abandono.

Sí, tiene que ver conmigo. Tiene que ver con cómo configuré mi realidad para evitar pensar en situaciones que no me trajeron satisfacción. Reemplacé sectores de mi película con parches de otras películas menos sufridas, con aquellas que me hubieran gustado sean mías, y me perdí en esa trama ficticia. 

Me imagino en paisajes que no condicen con mi actualidad y recreo momentos que no existen más que en mi mente. Idealizo personas, idolatro otras, aborrezco a muchas. Me creo enemigos a los cuales tengo que destruir y soy impasible ante las tomas que no se ajustan a mis arreglos.

Me desespero. Necesito arreglar cada detalle, cada mínimo decorado, cada escena tiene que salir perfecta, de acuerdo a mi guión. Y cuando eso no pasa, me frustro.

No me gusta aceptar la verdad como es. No me gusta aceptar que hay cosas que no puedo cambiar, quiero tener todo organizado, arreglado y estructurado para sentirme segura. La espontaneidad del destino me da terror. 

Necesito forzar y empujar más para sentirme segura. No sé esperar.

Y este constante ir y venir de mis dos mundos me agota, me está dejando sin energía.

Mi mundo y mi otro mundo. Soy yo o no soy yo.

¿Podré detenerlo?

1 comentario:

Yesenia Isabelle dijo...

Aveces siento que describes "perfectamente" mi vida.