domingo, 4 de septiembre de 2011

¿Necesito no tomar gaseosa y comer lechuga?

Harta. Hoy terminé de darme cuenta que definitivamente estás a 1 mm de ser completamente eliminado.

Tengo que escribir acerca de esto porque sino me queda en el sistema y me va a dar más acidez.

A ver si te queda claro de una maldita vez:

-Si me saludás y me preguntás como estoy, tratá de demostrar tolerancia a la respuesta. Si no podés, no me preguntes ni me hables.
- Si te digo que me duele la panza, no me digas "que raro, vos siempre lo mismo". ¿Será porque algún paisano extraño se encargó de generarme una pila de nervios durante más de 8 meses sin parar y ahora tengo una catarata de fuego revuelto entre hernias y úlceras? ¿O será que me encanta decir que me duele la panza?
- Si me preguntas qué comí y qué tomé, te voy a decir la verdad. No es mi estilo mentir. Ahora, si vos vas a aprovechar esa virtud que tengo para darme un discurso patético acerca de cómo mi vida está arruinada por tomar Coca-Cola y comer milanesas con ketchup, en lugar de ensaladas todo el tiempo, y por cómo debería hacer ejercicio para tonificarme y, adicionalmente enfatizás que lo decis por mi bien y porque me querés... ¿sabés que? Tenés razón, yo voy a hacer algo por mi bien.

Borrarte del messenger.

No hablarte mas.

Y hacerme una cita en un club de strippers para que me den un poco de acción. Así cuando termine, como voy a estar famélica, paso por un Mc Donalds y me como un riquísimo combo XL con gaseosas y papas grandes por 2 pesos más. Y helado de postre.

Y a casa me voy en taxi.

Ni por casualidad camino.

Que te vaya lindo, ignorante.

1 comentario:

Yesenia Isabelle dijo...

Que fastidio cuando fingen "preocupación". Como si el físico fuera todo. Mira te invito a que leas un escrito que publique el 24 de agosto. En cierta forma guarda relación con lo que planteaste en el tuyo.

http://dictadurasdeunpensamientolibre.blogspot.com/2011/08/lo-que-ha-provocado-un-baile-exotico.html