domingo, 30 de octubre de 2011

Para todo lo demas... existe el 152


Mis mejores emociones me las dio el 152.

Bueno, tampoco "las mejores" (hmm... o si?), bueno, como sea, pero que me ha dado escenarios interesantes, no hay dudas.

Por ejemplo hoy, domingo, fui a visitar a mi abuela. Y como bien enuncia el dicho: "donde hubo fuego, cenizas quedan...", ahi estabamos, el 152 y yo, recordando buenos momentos y echandonos unos mimos, al ritmo de las canciones de Lady Gaga.

Hasta que llegamos a la estacion de trenes de Retiro. Pues ahi ocurrio aquello que a nadie mas que a mi podia ocurrirle: un cuarto de los hinchas de la barra brava de Boca (mas conocida como "La 12"), se subieron al colectivo. Aja. Con sus bombos, platillos, camisetas traspiradas, botellas de Coca Cola cortadas rellenas de cerveza y canticos alusivos al momento.

"Y dale, dale, dale, dale, dale , dale Boooca", "River no vuelve maaas, river no vuelve maaas, de la B no vuelve maaas", "Boca es mi vida, boca es mi pasiooon", "Somos de la gloriosa numero doooce"... Y yo ahi en el medio. Como siendo parte de un autentico trabajo antropologico de campo. Podria titularlo "el hombre y el deporte, pasion o estupidez?" o "la creatividad popular en contextos deportivos: interpretacion de canciones y sus mensajes ocultos".

La cuestion es que mi extraño ser, amante de la locura y la adrenalina descontrolada, en lugar de tener miedo, o sentirse intimidado, lo vivio como un momento interesante. De hecho, puse mi celular a grabar semejante rito, y así quedarme con el recuerdo de tal experiencia.

Y así ibamos, con los canticos a todo volumen, los sonidos de los bombos, los platillos y las trompetas, arriba del 152 que saltaba como si el asfalto no existiese y estuviesemos bordeando algun acantilado, durante mas de 40 cuadras. Ah, y claro, el famoso cigarrillo de marihuana no falto, con su olor intenso y un humo que inundaba todo el bus.

En un momento los muchachos se sobreexcitaron y comenzaron a saltar (aun mas) y a empujarse unos con otros (haciendo "pogo"), entonces yo, que iba en un asiento de a dos, del lado del pasillo, al lado de otro hincha de Boca, pero mas tranquilo, le digo (bah, le grito); "No me cambias el lugar por favor?". Se ve que le dí lastima, porque me cambio enseguida el asiento. Ahi ya estaba mas protegida, pegada a la ventanilla todo parecia un poquito menos bizarro...

Se bajaron, yo segui 2 paradas mas. Cuando llego mi turno de bajarme, le dije al chofer: "vaya viajecito, eh!". "Ni me lo digas", me dijo. Pobre hombre, estaba mas asustado que yo.

Bajo mis pies a la vereda, pero parece que floto. Y empiezo a reirme sola, tentadisima, sin poder parar. "Oh no, Jimena CONTROLATE". Jajajajajajaaj. Jojojojojojoj. Jajajajajajja. "Jimena, ya NO SOS una adolescente para esto, CONTROLATE". Jajajajajajajaj. Jajajajajajajaj.

Terrible. Tanto humo me convirtio en astronauta.

Camine las dos cuadras a casa como si fuese sobre nubes. Con pasos leeeeeeeentos. Y riendome. Y con mucho olor a "porro". "Zas, lo unico que me falta ahora es que me pare la Prefectura y me lleve detenida por haber fumado marihuana" Y yo ya me veia ahi, explicandole al prefecto que no, que no habia fumado nada, que habian sido los de la 12 que viajaron en el 152 conmigo... Poco creible pero terriblemente cierto. Ven? Asi es como luego algunos inocentes pagan por culpables...

Tengo un dolor de cabeza de la hostia. Y encima, cuando me agarre el bajon voy a comerme todo...

Ahh.... que dia de domingo!

Bueno, al menos me rei un rato...

(Y vaya que me reí!)

Envoye avec Windows Mobile d Movistar


jueves, 27 de octubre de 2011

Que pena contigo!



Asi dicen mis conocidos colombianos, con su rico acento, cuando quieren expresar que se sienten apenados por molestar a alguien con algo que ellos necesitan: una pregunta, una ayuda, un favor.


Si lo argentinizamos, este dicho parece ser mas apropiado para situaciones del tipo: ahora ya es tarde para que lo lamentes, que pena con vos! O sea, el famoso "jodete".


Algo asi siento yo ahora. Desde una extraña posicion, por supuesto. Pero si, mientras recorro este mismo trayecto que tantas veces hice, pienso y vienen a mi mente recuerdos, convertidos en postales perennes. Por ejemplo, yo estuve ahi parada en ese lugar. Yo estuve ahi, compartiendo mis minutos, hablando de sueños, sintiendome acompañada. Yo le saque una foto a la vista que tenia delante, para inmortalizar el momento.


Maldita mente, ¿por qué no arderás como Troya?


Asi te llevas esta sensacion de sentirme una imbécil. Y esta patética y persistente idea de pensar sin pausa en explicaciones y sentidos que no encuentro.


Que pena conmigo.


Pero no solo conmigo. Supongo que no soy la única que siente el "jodete". 


Los días van pasando y con ellos, me voy endureciendo. Mis emociones se congelan ante la frialdad del camino. La peligrosidad de caminar sobre el hielo me hace detenerme. Porque si intento caminar, voy a patinar. Y si patino, voy a caerme. Y si me caigo, voy a lastimarme. Otra vez. 


Y la verdad es que soy valiosa como para verme tirada en el piso, revolcándome de dolor por el trauma. Sé bien quién soy, qué tengo para ofrecer y qué puedo lograr para mí y para quien quiera acompañarme. 


Afortunadamente, tengo muy buenos dones para el éxito. Propio, y para llevar hacia la cima a otros también. 


Desafortunadamente, tengo en mi haber un interesante número de defectos. Entre los que se encuentra el no conformarme fácil.


La balanza?


Secreto.


A quien le interese, que lo descubra. Y decida.

Un canasto de supermercado que cambió mi día

Hoy fui al supermercado. Era necesario. Mi heladera estaba más vacía que mi mente cansada.

Como siempre, tomo un canasto para ir guardando mis compras allí. Claro que con la mano derecha vendada (ah, no les conté que tengo dos dedos esguinzados, y uno con una uña volada...), no es tan fácil manejar al indómito canasto. Seguramente hubiese sido más difícil controlar un changuito, porque soy de esas que agarran el de la rueda loca que ni el de Rápido y Furioso podría pilotear. Pero bueno, la cuestión es que ahí iba yo, con mi mano vendada, la cartera del brazo izquierdo, el canasto y los productos que iba colocando estratégicamente en él, para que el peso estuviese repartido equitativamente en relación derecha-izquierda.

Llego a la caja, estoy detrás de un señor que se compró medio super. Que fastidio me da esa gente que se piensa que todos tenemos 8 horas para esperar que el cajero contabilice los 700 artículos que decidieron comprar todos juntos, como si fuese el fin del mundo y tuviesen la imperiosa necesidad de almacenar de a 20 cajas de puré de tomate, fideos y botellas de agua. Ni que fuese el 2012.

En fin, ahí estaba yo (que había dejado el canasto en el piso) y una señora atrás mío me pide que le cuide su lugar (no había nadie detrás de ella, pero es común eso de que cuando uno se va de la fila en la cual ganó su sitio, aunque sea por un microsegundo, no quiere perder ese derecho natural adquirido de estar ahí en ese espacio conseguido, y pide a extraños que se lo "cuiden"... algo así como cuidar al aire vendría a ser, un aire representativo de un otro al que no conozco, pero me confía su "puesto") porque se olvidó de pesar las manzanas. OK, no hay problema, vaya tranquila.

Cuando vuelve, yo ya estaba colocando mis mercancías sobre la cinta transportadora (mientras el señor previsor enrollaba el ticket de 2 metros de la lista de su compra y se alejaba de la caja...), y la señora me dice "ay!, te ayudo?, no me di cuenta que tenías la mano vendada! que te paso?". Yo maleducada no soy, así que le contesto con una amplia sonrisa y muy escuetamente lo acontecido. Me dice: "y... ¿por qué agarraste un canasto en lugar de un changuito con ruedas?, cuidate esa mano, y de paso, te cuidas la cintura también desde ahora que sos joven".

Yo en ese momento pensé "estemmm", pero enseguida reflexioné y llegué a varias conclusiones, que paso a enumerar:

- La señora evidentemente con sólo observarme 2 minutos advirtió mi problema y encontró un alivio al posible dolor que me auto-ocasionaría, casi de forma inmediata. Algo que yo evito hacer consuetudinariamente: causarme bienestar
- La señora tiene un pensamiento práctico de la hostia. Yo, en cambio, vivo complicada.
- La señora me ofreció su ayuda y yo le dije que no se molestara, que tenía que acostumbrarme a manejarme así unos días. Típico de mí. Superwoman todo lo puede.

Entonces:

- Sigo siendo una emo disfrazada de Avatar Glam.
- Pienso demasiado
- Tengo complejo de superhéroe.

Y agrego:

- Sí, estoy triste y se me nota. Y sentirme mejor es difícil.
- Sí, no paro un minuto de pensar. A tanta velocidad que mis ideas colisionan y me lastiman sin piedad.
- Si, siento que tengo que poder con todo

O sea:

- Estoy jodida
- Estoy perturbada
- Estoy herida

Todo por culpa del supermercado.

Ya no puedo ni comprar tranquila...


miércoles, 26 de octubre de 2011

Ni

"Ni" equivale a un gris. Ni feliz, ni triste. Ni segura, ni insegura. Ni convencida, ni desalentada. Ni cobarde, ni valiente.

Estoy "ni". Y ese "ni" tampoco es estable. Por momentos hasta deja de ser "ni". Ya no sé que es. Sólo se que puedo durante algunas horas del día (muy pocas por cierto) aclarar un tanto más el pensamiento y ver desde otra perspectiva este caos que me rodea. Pero el 80% del tiempo, es desolador.

No sé si existe sentimiento tan desorientador como la incertidumbre. Carcome, mata. Y acompañado de la ansiedad, la soledad y el miedo, es como vivir presa de mis propias emociones descontroladas.

Me cuesta mucho aceptar aquello que no puedo cambiar. Y no es capricho.

Encontré algo muy fácil de leer y que expresa exactamente lo que siento en este instante.

Dice así:

"Pero ¿cómo aceptarlo? ¿Así de sencillo? ¿No hacer nada? Sí, eso mismo. Confiar en el flujo de la vida. Admitir que tú no lo sabes todo ni tampoco puedes controlarlo todo. Tener la seguridad de que nada sucede por casualidad y que no siempre logramos comprender por qué determinadas cosas ocurren, principalmente cuando nos parecen tan injustas.

Tus sentimientos son absolutamente comprensibles y ciertamente debes acogerlos. Pero no actuar mientras te encuentres sometido a ellos. Puedes, claro, irte a tu casa y aporrear la almohada, o llorar, o conversar con alguien en quien confíes y desahogarte.

En fin, puedes y debes arrojar fuera esa angustia que sientes. Pero no puedes salir por ahí descargando tu ira sobre quien se atreva a cruzarse en tu camino. Y ¿sabes lo peor? Desgraciadamente, la mayor parte de las veces, es exactamente esto lo que hace la mayoría de la gente: descarga su frustración en aquellos que más ama, como hijos, esposa, madre, padre y hermano.

Y, sobre todo, no puedes transformar tus próximos días en verdaderos martirios, consumiéndote con pensamientos autodestructivos, culpabilizándote por lo que consideras que deberías haber hecho, o incluso sintiéndote incompetente. Esta sería la más nefasta de las opciones: ¡Rebelarse contra sí mismo! ¡Definitivamente no ayudaría en nada! Muy por el contrario...

Por fin, concédete un baño prolongado, quizá un té calentito y respira profundamente, sintiendo relajarse tu cuerpo entero. ¡Entrégate al día siguiente y a la vida con la seguridad de que lo que haya de ser tuyo, lo será! ¡Y continúa haciendo lo mejor que puedas!

Inténtalo. Tan solo inténtalo y descubre que vivir no necesita ser tan complicado y dolorido..." (Leia Também: Rebelar-se, mudar ou simplesmente aceitar?)


Eso es exactamente lo que mi "ni" representa. Una absoluta falta de ganas de largarme a esperar que la vida de todas las vueltas que tenga que dar solita. De entregarme al "lo que pase, pasará". Soy una luchadora compulsiva. Y creo que no sé colocar límites a mis expectativas o deseos vs. la famosa "realidad". O al menos la "realidad" del momento.

Estoy en esta lucha contra mi misma sin ser capaz de apartarme, retirarme y preservarme para otra batalla. Es que no quiero. Porque tengo miedo de soltarme y dejar que el tiempo pase y decida, y acomode y me de las explicaciones que ahora no veo.

¿Cómo me las voy a arreglar? No se.

Siento que si me entrego, me traiciono a mi misma.

Siento que si continúo, me obsesiono imprudentemente.

Siento que si me detengo, voy a salir perdiendo...

Siento que ya no hay nada más por hacer.

Pero algo dentro de mí grita estridentemente, que siga insistiendo...



De pronto recordé que había soñado con eso: Un laberinto asfixiante en el que por más que caminara siempre estaba en el mismo lugar. Algo me atrajo, quizá la incertidumbre o mi propio miedo, y me largué a correr hacia cualquier parte.

Osvaldo Soriano




martes, 25 de octubre de 2011

Quizas sea el ultimo post que yo escriba

No se si será el último. No se siquiera qué va a pasar.
No se nada.
O mejor dicho, sólo se que estoy rodeada de dolor.
Del dolor de la soledad, del dolor del silencio.
De la desesperación que me produce el cambio. De la separación.
Ya no puedo ser más fuerte.
Es mucho.
Quizás algún dia cuando este mejor, vuelva.
Si es que eso sucede.
Si es que puedo otra vez, alguna vez ... ser feliz.

viernes, 21 de octubre de 2011

Sobre el complicado asunto del siempre y el nunca; y como me gustan los grises.

Esta bien que ya supere en un 80% mi miedo a los marcianos, pero tampoco para que me gusten. No hablo de los grises-alienigenas chiquitos y feos, hablo de los matices grises de esto que me pasa todos los dias y aparentemente se llama vida.

Es dificil sostener una vision tan particular como la mia, porque caigo en la tentacion de en algun momento, y solo por el hecho de estar inserta en un entorno que utiliza palabras para definir verborragicamente ciertos aspectos, pronunciarlas tambien. Y hasta con convencimiento.

Y es tan solo una mera cuestion de tentacion inconsciente, no es un recurso defensivo, o adecuadamente acomodado a mi conveniencia. De hecho, ya ni se que me conviene, asi que...

La cuestion aca es que los absolutos me asustan y me generan aun mayor confusion. Decir "siempre" es tan intangible como decir "nunca". Para mi, tienen mas un aire de promesa, de anhelo, de cierto compromiso silencioso, que de real. Cuando alguien dice "yo siempre te quise", miente. Porque "siempre" es una medida absoluta, extrema. Y nadie puede querer siempre a otro, porque hay momentos en los cuales lo odia, lo hecha, lo aleja, le reprocha, lo agrede, lo insulta, etc. Y no me convence eso de "ah!, pero todo eso pasa justamente porque lo quiero, porque sino ni me afectaria". Patrañas. Pasa porque los seres humanos actuamos de formas aun mas misteriosas de las que actua el Señor (asi dicen, no?)

"Siempre" es algo que no podemos afirmar ni prometer. Porque si te digo "voy a estar siempre a tu lado", y mañana me pisa un taxi y me la paso 20 dias en el hospital recuperandome, no puedo estar a tu lado. Bueno, eso es un accidente. Pero si al cumplir años comienzo a pensar que tantas ganas de estar a tu lado no tengo, que pasa? Me tengo que quedar solo porque dije que "siempre" lo haria? Y ahi caemos en el valor de la palabra.

Pero una cosa es dar mi palabra sobre algo que puedo controlar, y otra prometer sobre factores temporales que se nos escapan de las manos. Y a la ciencia tambien. Se ha logrado hacer perdurar algo para "siempre"? Que yo sepa, no. Habria que ver el asunto de Walt Disney. Para el resto, el infinito es solo matematico.

Algo muy similar me ocurre con el "nunca". Es impreciso. Aunque reconozco que en algunos casos, puede ser que aplique mejor que el "siempre". Si me preguntan, alguna vez le diste un beso a una vaca? Yo digo "nunca". Y eso es cierto. Le he dado besos a cada sapo... Pero vacas no. Ahora, si me preguntan, alguna vez vas a dejarme? Y me contestan "nunca", hmm. Nadie puede aseverar eso. Con que herramientas? La voluntad? La determinacion? La eleccion? Sisi, que lindo. Puedo hacer chasquear los dedos de mi mano, y en menos tiempo del pensado, algunos cuantos en el mundo estan en ese instante rompiendo, cambiando, alterando sus supuestamente sostenibles voluntades, elecciones y obstinaciones.

Y celebro que eso pase!


En fin... Tanto formalismo con el "siempre" y el "nunca", tanta presion por lo "blanco" o "negro", me agota. Las carceles mentales limitantes de las opciones, de pensar lo que se da por supuesto es de determinada manera como eso, un todo absoluto, y cerrarse obstinadamente a otras visiones, me da miedo.

No creo que sea ideal el estar obsesionandonos con marcos sobre lo que se puede, debe hacer y no, lo bueno, lo malo, lo sucio, lo limpio y puro, lo previsto, lo establecido, lo que es socialmente esperado, lo legitmizado.

Yo que se. Quizas este muy loca... Pero hay algo que se.

Me tengo fe

Envoye avec Windows Mobile d Movistar

Encontre mi mision en la Tierra: ayudar a la gente de la guardia del hospital a las 2 am

Ok. Estoy en el hospital, otra vez. No soy yo, es mi abuela. Que pobre, entre la vesicula y las vertebras esta hecha una madeja de dolores.
Bueno, estamos en el box 1 y con un suero enganchado de su brazo izquierdo a meta Ketorolac, bajando a velocidades de la luz. Porque yo se lo abri un poco mas, asi nos vamos de una vez a casa... Igual, ya esta mejor, no le duele y tiene color en el rostro. O sea, estamos sanas y nos queremos ir.
Hoy temprano cuando llegamos, habia en nuestro box una pareja, sentados en la camilla de la derecha. Ella, embarazada. El, con un suero en el brazo izquiero. Cuando los escuche hablar me di cuenta enseguida que eran colombianos. Entonces, como para matar el tiempo, me dedique a charlar con ellos. Me contaron q hacia un mes q estaban aca en Buenos Aires, y charlamos sobre Chiquinquira, Fusagasuga, las estaciones de servicio Brio, el restaurant la Vaca que Rie y los peajes de Chusaca. Claro, se preguntaran como se yo todo eso. Bueno, gracias a mi trabajo. En fin, que termine regalandoles mi guia de calles Filcar, para que pudiesen llegar a su casa a salvo.
Camilla del otro lado (nosotras estamos en la camilla del medio), una chica dolorida con suero en el brazo derecho. Ahora que lo pienso, todos tienen suero aca menos yo. Que injusto. Bueno, la chica me dice que quizas su primo esta afuera, y que lo necesita para volver a su casa porque no tiene plata para el boleto. Previamente, ya le habia dado mi botella de agua xq conto que hacia dos dias que no comia ni tomaba nada. Salgo a buscar al pariente, nada. Jimena entonces tambien le da monedas para su boleto. Y unos pesos, por las dudas.
Tercer acto: un señor de aspecto africano espera ser asistido en la guardia, y se tira al piso del dolor. Habla en un idioma que ninguno sabemos. Me desespera porque veo su dedo indice de la mano derecha y se nota que tiene flor de infeccion. Y bueno, como no podia ser de otra manera, pasa a nuestro box. Las medicas intentan hablar con el para saber que le pasa. Mision imposible. Nada. Sigo desesperada, entonces no puedo con mi genio y le pregunto: do you speak English? Y ahi vamos, me convierto en la interprete oficial del sudafricano. Mientras esperamos por sus inyecciones de analgesico y antibiotico, charlamos de Messi, de Maradona, de Dios, de Obama y de como Africa esta evolucionando. Y cuando viene la enfermera, le explico que le van a pinchar sus nalgas y que se quede tranquilo. (?) y entonces despues se va, con las prescripciones e indicaciones, explicadas por mi.
En fin, ya estoy lista para el fin del mundo.
Espero que este suero se termine rapido. Me quiero ir a casa antes de que venga otro candidato a mi camino al cielo.
Jesus!
Envoye avec Windows Mobile d Movistar






miércoles, 19 de octubre de 2011

Oh no! Creo que soy feliz!

Esto de la primavera, el sol tibio, el calorcito del aire, me hace bien. Me pone de buen humor. Y, extrañamente, creo que soy feliz...
Igual, ya habia dicho yo en un post d hace un tiempo que la felicidad, para mi retorcido modo de ver las cosas, obvio, no es un estado permanente. Es una palabra asociada a un sentimiento comodo, que a alguien en algun momento se le ocurrio inventar e implementar. Pero, cuando fue la primera vez que se utilizo? Con que finalidad? En que contexto? Significando que? Nah, a mi no me la venden, gracias. No me la creo. Es otro fraude, como el amor.
Pero bueno, digamos que hoy me siento feliz, asi con el uso vulgar de esa palabra.
Tengo que darme mas empujones al mundo, salir mas, respirar mas aires de afuera... Y seguir asi, siempre mas, basta de menos.
Ahora que lo pienso, sera que el 152 me inspira? Porque no se los dije pero estoy en el 152. Puede ser. Tantas emociones compartidas, quizas parte de mi alma anda revoloteando en cada uno de estos colectivos y cuando nos reencontramos, salen cosas lindas.
O locas.
O lindas y locas.
Como yo.
Je!
Envoye avec Windows Mobile d Movistar







No me pasa nada y me pasa de todo

Por ejemplo, hoy es el cuarto día que no duermo. Cada uno de ellos solamente pude hacerlo durante unas 4 horas. Incomodidad. Pesadillas. Golpes de calor. Golpes de frío. Tampoco como. Vivo a leche con Nesquick y pan untado con queso crema y mermelada. Un tanto porque no sé cocinar y el otro día casi muero intoxicada con un pollo crudo. Otro tanto porque no tengo hambre, y si me obligo a comer, después me duele la panza.

Estoy hecha una pila de cosas que me pasan. Ya sé que a muchos y muchas les molesta mi vida plagada de escenarios caóticos. No les pido que me ayuden, ni siquiera que me escuchen. Está todo bien, yo puedo con mis demonios. O eso creo. Pero ciertamente, estoy obligándome a enfrentar situaciones incómodas vs. recurrir a mi solución preferida: escapar, salir corriendo. Y eso, para mí que soy una cobarde que le tiene miedo al odontólogo, es una cruzada inmensurable.

Estuve pensando por demás estos días, es probable que me haya enredado demasiado en esa interminable asociación de eventos que se confabulan para mostrarse todos lastimosos para mí. Ni tanto. Lo bueno es que existen espacios de lucidez, en los cuales puedo ver con otros ojos lo que veo sin ver, y eso me trae una relativa calma.

O una explosión de ira. Como la de hoy a la tarde. Cuando me pasaba de todo. La ira es un sentimiento horrendo, y yo rara vez lo dejo avanzar. Pero cuando me supera, tengo que largarlo. Sin agredir a nadie, pero sacándolo urgentemente de mis humores.

Tampoco todo lo que me pasa es malo. De hecho, he sacado de este desorden arrasador algún producto rescatable, algún facilitador de alivio. O será un placebo al dolor que intento enfrentar, pero bueno, funciona parcialmente.

¿A qué dolor me enfrento? No lo sé, de hecho estoy segura de que no soy protagonista de un drama. Ni una víctima, ni una merecedora de lástima. Por el contrario, yo no perdí nada, ni fui dejada, ni abandonada, ni humillada.

Y si me aparto, me elevo, y me observo, puedo ver quien realmente soy y todo lo bueno que tengo, mis virtudes y habilidades, mis fortalezas y destrezas. No hay lágrimas que derramar, no hay penas, no hay glorias ni guiones teatrales. No hay dolor en el cambio. Y aunque no haya tampoco aceptación, detengo el trauma.

No me pasa nada en concreto, y sin embargo sigo sintiendo que me pasa de todo.

O quizás me pase de todo y yo crea que está todo bien y no me pasa nada.

O me pase algo y yo crea que es de todo....

Por ahora decido cambiar la estrategia.

Y regalarme tranquilidad.


Es mejor retirarse y dejar un bonito recuerdo, que insistir y convertirse en molestia. No se pierde lo que no tuviste.. no se mantiene lo que no es tuyo  y no puedes aferrarte a algo que no se quiere quedar, dejalo ir... continua tu vida y espera a ver con que te sorprende...


martes, 18 de octubre de 2011

El fraude del amor

Bueno, si algo estaba buscando yo en internet, definitivamente no era esto. Pero es más que obvio que todo ocurre por algo, y de alguna manera este señor logró expresar en palabras bien claras lo que yo pienso confusamente en mi mente.

Quizás el título les suene violento, pero los invito a disfrutar de estos 4 minutos de video, para que repiensen el contenido del mismo.

Jacque Fresco tiene 96 años. Es un iluminado, un adelantado, un visionario.

Disfruten de sus palabras

Sincericidio

Por las dudas, aviso. Porque el que avisa no traiciona (o así dicen). Este es un post con contenido sensible, así que al que no le gusten mis raptos de sincericidio, que deje de leer ahora.

He decidido terminar con esta versión de mí que me está matando lentamente. Me voy a asesinar. Tirándome verdades crueles encima, frotándome las heridas con sal y al sol, hasta que la piel se curta y ya no sienta nada. Dominando mis demonios como pueda. Dejándome matar por las ideas absurdas acerca de las falsas expectativas que ahí se quedan y que no son. Enterrada bajo toneladas de recuerdos y emociones, de espacios vacíos y malas jugadas de la vida. A mi alrededor, escucho que me cantan himnos plagados de palabras que no entiendo, la gente llora mi ausencia, porque ya no estaré más ni seré más la que fuí. Se despiden de mi cuerpo abandonado del amor, despojado de caricias y de besos.

Aquella, la que fui, se marchó.

He vuelto a nacer en otro cuerpo y otra mente. Invisible a la mayoría de los ojos que me rodean, el cambio es imperceptible. Únicamente me mostraré a los corazones que me elijan. A quienes decidan quedarse conmigo a pesar de las circunstancias, o debido a ellas. Este nuevo formato, esta configuración reeditada de mi persona sigue teniendo tanto o más para brindar y compartir, pero en otra frecuencia. La misma que sigue el ritmo de mi corazón y mi mente. La misma que se asocia y se une, se hace carne con la frecuencia de aquellos que me mantienen de la mano y no me dejan caer. Incondicionalmente.

Aunque sea demandante y exigente, aunque necesite más de lo que a veces doy. Alguien comprenderá sin preguntar, aceptará sin lastimar y se quedará sin temerme.

Soy quien ahora crea su espacio y tiempo, quien mueve los hilos para que mis pensamientos fluyan y mi alma se libere. El caos se acomoda, las casualidades no existen, se generan adrede. Los espíritus se conectan, y aunque la negación reine y se haga callar al sentido más fino que detecta esta magia especial, quizás no en este momento, pero indefectiblemente llegará; y ya no habrá manera de evitar que los caminos que se cruzaron y se compartieron sean visibles. Respirables. Tangibles.

Y los errores, las supuestas equivocaciones, ya no lo serán. Porque nunca lo fueron. Porque sólo se encuentra lo que se busca. Y se busca lo que está en lo profundo del corazón.

Y los miedos, se irán. Las culpas, las penas, las resignaciones. El querer tapar el sol con un dedo. El querer evitar dejar lo seguro u ocasionar daño. Todo aquello, se irá.

Y entonces quizás ese día, quién lo sabe...

Quizás, me vuelva a asesinar.


domingo, 16 de octubre de 2011

El efecto Nostradamus y una persona con una oreja en la espalda

Oh la laaa!!! ¿Pensaban que había desaparecido? No, me tomé unos dias de descanso, porque estaba baja de inspiración. Les cuento que continúo en un 40% de mi estado normal creativo, pero todo esto pasa por culpa de la maldición de Eva que se resiste en aparecer para liberarme de esta crisis hormonal que me aplasta y me hace dormir.

En fin, he pasado días interesantes. Y descubrí, con asombro, que la gente está más loca de lo que yo ya sabía que estaba. Pero bueno, como yo me camuflo bien entre la multitud de orates, no pasa nada. Hago de cuenta que somos todos equilibrados y les doy la razón. O aún mejor, aprendo a callarme. Y a guardarme mis opiniones reales.

Entre sorpresa humana y sorpresa casi humana, me ví unos documentales geniales hoy. Obvio, en NatGeo. Que no colabora para nada con mi salud mental, como siempre.

Uno hablaba del efecto Nostradamus. Básicamente explicaba una red de conexiones entre los egipcios, los mayas, los masones, los marcianos, Nostradamus y los indios americanos. Así como lo leen. Porque existe algo llamado la "pulgada piramidal". Parece que si se miden (en pulgadas, en metros vamos fritos) las distancias entre los pasadizos internos de la gran pirámide de Gizah, se obtienen fechas claves en la historia. Creo que la primera era la de la crucifixición de Cristo, después alguna que otra guerra, y bueno, cuando se llega a la recámara real, la fecha es Septiembre 2001. Mes y año del atentado a las torres gemelas. Acá comienza el dilema, porque, o los egipcios predijeron que algo sucedería en ese tiempo, o es una coincidencia bien armada por parte de los estudiosos, que tomaron cuidadosamente las medidas y asignaron adrede las fechas, para hacerlas significativas. Bueno, eso no es todo. Ahí se termina el conteo. Después del 2001, la nada. Pero el mundo no se terminó, así que tenemos otro problema: ¿le erraron a la predicción los oráculos egipcios? ¿o esto de medir y medir buscando vínculos misteriosos es un ejercicio descabellado. Algunos explicaban que la interpretación de esta particularidad se basa en reconocer que el 11S fue el comienzo de una serie de acontecimientos que llevarán al mundo a su fin. Hmm.

Puede ser. Igual, justo cuando estaba comenzando a entender el mensaje subliminal del documental, me complicaron aún mas el ya complicado proceso de adquisición de estos conocimientos, al mostrarme que los masones son los que guardan el secreto de los egipcios, y que eso es obvio por las señales que hay en Washington (?). Ok, a ver. Yo leí el libro de Dan Brown El Simbolo Perdido. Y sé que hay toda una teoría acerca de los masones en la Casa Blanca, y los ritos que llevan a cabo, y la posibilidad de que exista una conspiración para que nadie sepa nada de lo que realmente ocurre en el Universo. Pero, vamos! ¿Hay pruebas fehacientes que demuestren tales conjeturas?

Me da un poco de miedo igual. Si vamos a conectar todo con todo, la gente va a volverse todavía más loca.

Por suerte yo les llevo ventaja, porque ya estoy 90% loca, así que hasta que me alcancen, ya voy a ser master Shifu.

Hablando del Universo hoy escuché hablar a un astrofísico explicando el tema de las distancias a las estrellas y dió un ejemplo muy claro y tangible sobre el concepto de años luz, que es muy difícil de imaginar (o al menos a mi, me cuesta). Dijo que si en el antiguo Imperio Romano lanzaban un cohete de investigación hacia la estrella más cercana a la Tieera, aún al día de hoy faltarían 70,000 años para que éste llegara allí. O sea, tendría solo cubierto el 10% de su viaje. Wow, no es increíble? Y bueno, ahí después hablaron de que existe lo que se llama desaceleración temporal, o algo así, que hace que cuantos más años luz se cubran, más lento se mueve el objeto hacia su destino, y que como éste está formados por átomos, y los átomos son modificados por la presión y la aceleración, el objeto se terminaría desintegrando. Que triste.

Los que parece que tuvieron alguna especie de desintegración de la materia gris fueron los que estuvieron investigando en la ciudad de Dulce, creo que es Nuevo México, una supuesta base de investigación secreta, donde hacen experimentos con seres humanos. Y los cientificos son ayudados por marcianos. Sí, señor. Los marcianos vienen a ser como los asistentes de laboratorio. A veces juegan con animales también. Hay unas fotos de una vaca con cabeza de humano. Un asco, pero las fotos las mostraron... claro que con Photoshop todo es posible. Y también había un testigo que tenía un cuadernito con dibujos de cómo es la base por dentro. Me hizo acordar al jueguito de Indiana Jones para la compu, del cual fui fanática durante años, en el cual Indy se mete en una base nazi para rescatar a su padre, pero tiene que caminar entre una serie de laberintos, entrar en recámaras para tomar objetos e ir sorteando obtáculos. Bueno, este dibujo era así. En forma de semi círculo, con 7 sub semi círculos, al estilo infierno del Dante, iba describiendo cómo se llamaba cada nivel. Del único que me acuerdo era del nivel 6, que se llamaba "La Sala de las Pesadillas", porque parece que ahí los marcianos que trabajaban eran los malos, torturaban mentalmente a los humanos-conejos de indias y también hacían experimentos con ellos donde involucraban a animales. Y después ese mismo señor dijo que había visto a un humano que le crecía una oreja en la espalda. Aterrador.

Ayer ví a otros investigadores que se fueron al Tíbet a buscar al Yeti. Que lindo que es el Tibet, la verdad es que me gustaría pasarme un tiempito en la zona. No tanto por la espiritualidad, y la meditación y todas esas cosas en las que no creo, sino por los paisajes, la gente y sus creencias, la paz y tranquilidad que reina. Eso sí, hace un frío espantoso y hay un yeti suelto, así que eso me hace dudar bastante acerca de mi estadía allí. Y hablan un dialecto del chino, por lo que no voy a entender nada. Mucha complicación.

Bueno, como para redondear, quiero que sepan que todo se termina pronto, y debido a un cataclismo nuclear. Según el libro de los muertos de los egipcios, en su libro 77, nos morimos todos quemados por la radiación.

Buena onda los egipcios eh. Y pensar que yo los estimo tanto...

Me voy a dormir.

Queda todo un mundo de documentales para ver aún. Hay que aprovechar el ahora.

Porque el mañana suena a que apesta.

jueves, 13 de octubre de 2011

¿Poseída?

Pensé que en algún momento del día iba a explotar como piñata, pero no. Se ve que estoy desarrollando mi tolerancia y aumentando mi paciencia, porque a pesar de haber pasado un día del Averno, y bajo el ala amenazante de la maldición de Eva, sigo viva y no maté a nadie.

Aunque tengo que reconocer que existieron intermitentes raptos de maldad en mi mente, de descontrol verbal y convulsiones energéticas durante mi jornada de miércoles.

Quizás siendo 12 de octubre los espíritus combativos de los nativos de América luchando contra los amables conquistadores se encarnaron en mí. Quien sabe. O sufrí algún arrebato atemporal de la sustancia mística de Juana de Arco. O de María Tudor, y recorrí con manos ensangrentadas los caminos plagados de los cuerpos sin vida de mis enemigos. Aquellos que me invento, aquellos que existen. Y que hago desaparecer a diario con mi inteligencia y reacciones desmedidas. Con mi locura, que pasa bastante desapercibida. Cuando la quiero esconder, por supuesto.

Estos días me miré unas pelis super tenebrosas y no me dieron miedo. Ví una de una chica poseída por el demonio (Emma Evans), otra que se llama La Casa Muda y otra que se llama Atrapados. Nada, ni mu, ni cuack, ni beeeeee. Nada de nada de miedo. Raro. Rarísimo en mí. De hecho, hace como 1 semana y media que duermo con la tele apagada. Y ví también unos documentales de marcianos. Y tampoco me asusté.

Así que las opciones son:

1) Superé el 80% de mis miedos a cosas, bichos y demás cucos en un tiempo récord y sin darme cuenta
2) Estoy poseída y tampoco me dí cuenta
3) Me estoy volviendo más vieja y descreo de todo. Y de eso sí me doy cuenta.

Me inclino por la opción 3. Me convertí en una escéptica recalcitrante.

Y no sólo de las cosas feas que me daban miedo. Sino de las cosas lindas que me hacían soñar también.

Voy a hacer un concurso: si alguien puede devolverme la inocente credulidad en el amor, en la confianza, en los "para siempre", en los "nunca", en las palabras, en los compromisos; con algún ejemplo objetivo y científicamente probado, reconoceré la posibilidad de la existencia de aquellos e intentaré cambiar mi norte.

Mientras tanto, insisto en la variabilidad de la realidad y en la inexorable sincronicidad, que nos mueve hacia terrenos distintos, que pueden no pertenecer al campo de la lógica vulgar o la costumbre tradicionalista del conformismo. Y llevo en alto el estandarte del "Nada es definitivo".

Y ni se gasten en psicoanalizarme, o en tratar de convencerme de que uno busca alternativas a la "realidad" para justificar sus deseos no cumplidos, sus desengaños o sus frustraciones. Que uno prefiere vivir mintiéndose para no enfrentarse con los hechos existentes.

No me miento. Mi sexto sentido no miente. Y los hechos existentes, tan sólo están catalogados así porque fueron legitimizaron de esa forma por algunos sujetos participantes activos de ellos. Porque si esos mismos sujetos lo quisiesen, esos hechos serían otros, y éstos tampoco serían determinantes. Porque nos movemos. No somos cuerpos estáticos. Y nos movemos imperiosamente hacia lo que nos atrae.

Hmm... puede ser que la opción 2 también sea correcta.

Estoy superposeída por mí.

Y no hay exorcista que pueda contra eso.





domingo, 9 de octubre de 2011

Domingo refrescante en el 152

Me siento nueva. Renovada. Fuerte. Ya se, es solo una sensacion para muchos. Pero para quienes me conocen bien, saben que es un hecho. Gente; creci. Madure. Me converti en una mujer! (aca es donde me aplauden y me ovacionan). Y para todos los mal pensados, no es que antes no era mujer, siempre lo fui, pero ahora me converti en una belleza de 31 años, independiente y segura de si misma.
Lo curioso de este estado es que coincide con mi periodo PMS. No es una maravilla que me sienta radiante aun en estos dias? Un ejemplo claro de mi evolucion mental.
Bueno, voy en el 152. Ya cuando estaba en la parada esperandolo supe que tenia que volver a escribir en mi blog mis andazas cotidianas.
Escena: parejita esperando adelante mio. Intercambio de palabras, miradas feas, el le deja una bolsa y se va. Ella lo mira, lo mira y lo llama. El, nada. Uf, otra pelicula de desencuentros amorosos no por favor, ya tuve sobredosis estos dias... Ella saca el celular, manda un mensaje. Viene el 152. El llega. Se miran. Se sonrien y se abrazan. Se besan. Ahhh! Miren que yo soy mas dark que Dracula, pero debo reconocer que me sacaron una sonrisa.
Me subo (como puedo) al 152. Con una valija que pesa como 10 kilos, una bolsa con 3 libros pesados y los sorrentinos para el almuerzo en casa con mami. Ja! Como soy Popeye despues de la espinaca, pude con todo. Sin pasar papelones. Bueno, no mas d los habituales, claro esta. Como por ejemplo que todos me miren mis uñas, pintadas en forma alternada de azul y rojo, con nailart y mucho glitter y piedritas decorativas. Que me importa. Soy Lady Gaga.
Consigo un asiento al tiro nomas, como dicen los hermanos chilenos, justo enfrente de dos señoras bien paquetas. A mi derecha, de pie, va un joven todo tatuado. Genial. Yo me esfuerzo por entender que tiene dibujado en los brazos, pero como no veo nada, desisto. Entonces veo la cara d horror de una de las mencionadas señoras, mientras mira la pantorrilla del flaco. Si yo fuera gato ya estaria muerta x no resistirme a la curiosidad. Le miro la pierna y oh! Tiene tatuado al robotito de Futurama, que me sale que se llama Dexter, pero creo que no. Y bueno, cada uno se tatua lo que quiere. Yo tengo un escarabajo y muchos piensan que estoy loca. Bah, sin el escarabajo tambien lo piensan...
En fin, otro dato anecdotico: voy ahora sentada rodeada de una familia: padre, madre, bebe y una niña de unos 2 años. Y saben que? Ni mu. No me siento mal, ni fastidiada. Hasta le hago cara de monigote al bebe y se rie.
Hmm... Ya me asusto de mi...
Nah, esta buenisimo.

Envoye avec Windows Mobile d Movistar







18 dias para mis 31 - la cuenta regresiva

Ok, la genia que conecto el celular como modem a la compu se quedo sin MB en su paquete de datos mensual, asi que ahora esta sin internet en la compu y con poquito en el telefono. No soy unica?
En fin, hoy me paso algo terrible: se me rompieron 3 de mis hermosas uñas esculpidas. Un espanto. Imaginense. Yo, una persona glamorosa, que tiene una imagen que cuidar, viajando en el subte mas careta de buenos aires con los dedos asi nomas. Terrible. Y todo por limpiar mi casa nueva. No puedo ser un ama de casa y mantener mi status de diva. Necesito un asistente YA.
Igual, me lleve mi kit de uñas al trabajo y en mi hora de descanso me las arregle. Menos mal que tengo tips, buenas limas y esmaltes. Digamos que en una hora ya estaba Gaga style de nuevo. Excelente.
Me estoy tomando un delicioso vaso de coca-cola con un placer increible, pensando que me importa un bledo el azucar, el engordamiento y etc. etc. Otra cosa: puse fresias en mi depto. Mas placer. Y prendi sahumerios. Ultra placer.
Hoy fue un dia primaveral. Calorcito todo el dia, sol y buena onda. Por fin. Tanto frio me estaba achicharrando el alma.
Hay cosas que extraño de mi otra casa... Y tambien mucho a mi abuela. Pero tengo que ser fuerte y bancarme esto de crecer. Aunque no sea facil.
En fin... Estoy super cansada.
Mañana es viernes!
Envoye avec Windows Mobile d Movistar

Domingo al mediodia en el 64. Y faltan 8 dias para mis 31

La cuenta regresiva va en quinta. A toda velocidad. Me quedan 8 dias para pasar la barrera de los 30.

Y pensar que cuando cumpli 15 me dijeron: "disfruta esta etapa, porque los años se pasan volando". Tipico. Y cruelmente cierto.
Cuando me quiera acordar tengo 40 y no hice nada para quedar como Madonna. Tremendo.
Ese es un gran tema a resolver durante mis 31: basta de postergar. Estoy mucho mejor en ese campo, pero todavia digo: "sisi, en algun momento". O "cuando tenga tiempo". Y la verdad es que tiempo nunca sobra.
De todas formas, no se para que me hago tanto problema si en el 2012 se termina todo. Asi que en realidad, a ninguno nos queda mucho tiempo. Bah, un año y unos meses.
Que se puede hacer en un año y unos meses que valga por el resto de los años que no viviremos?
Puf.
Tantas cosas...
Yo voy a comenzar por dejar de consentir a todos y dedicarme a consentirme a mi misma. Vivir plenamente, libre y tranquila. Dejar de correr, dejar de buscar, dejar de interpretar.
Sin arrepentirme de mis decisiones. Y enfrentando las consecuencias de las mismas.
Despues de todo, o mejor dicho, primero que nada, somos humanos. Dificiles de comprender, con un cerebro solo utilizado en un 2% y cantidad de misterios por resolver. Con errores permanentes, luchas por supervivencia, depresiones, violencia, ira contenida. Deseos reprimidos, cariño desmedido, amor pseudo incondicional y caras de poker.
Por que yo, una simple mortal, habria de develar la formula magica que ate todos los cabos sueltos del comportamiento humano?
Dificil tarea, apenas soy una estudiosa de las reacciones, sensaciones, palabras y pensamientos propios y ajenos.
Y si los Mayas se equivocaron al estimar el tiempo del fin, si se quedaron sin tinta mientras dibujaban el calendario o si todas las interpretaciones son erroneas, yo sigo con el plan original. Trabajar para lograr ser una exitosa escritora y vivir en NYC.
Ja, seguro que si esto ultimo sucede, en el 2013 se viene la Era Glaciar, como en la pelicula, y el caos comienza en NY... Donde voy a estar yo, por supuesto.
Bueno, no me importa. Mientras no sean marcianos invasores, todo bien.
Aunque ahora que lo pienso... Ya convivo con unos cuantos todos los dias, creo que estoy entrenada para superar sus juegos mentales...
Domingo de spaguettis con tuco. (o como sea que se escribe)
Bon apetite! (tampoco se frances...)
Envoye avec Windows Mobile d Movistar

Por 15 minutos

No es el famoso tango "Por una cabeza", pero podria aplicar la musica del mismo al titulo de mi post.
Por 15 minutos no me desperte, como en las viejas epocas, a las 4 am.
Que significativo. Otra vez mi mente decide despertarse a esta hora.
Y no es que me despierto asi nomas, abro los ojos y despues sigo durmiendo. Nono, yo me despierto como si ya fuera hora de ir a trabajar. Y estoy, raramente, lucida. Hasta podria decir que de buen humor. Hmm.
El tema comienza a complicarse a eso de las 8 am, cuando suena el despertador. Porque para ese entonces solo habre dormido un promedio de 5 horas. Y mi cuerpo, que ya dejo de ser el de una adolescente hace unos (cuantos) años, me pasa factura.
Me duele todo y me suenan los huesitos.
Quizas este sea mi nuevo ritmo de vida y solo tengo que relajarme y adaptarme a el.
Ayer me paso lo mismo, primero a las 3 am y luego a las 6 am.
Otra buena reflexion es que faltan solo 6 dias para mis 31 y estoy inconscientemente nerviosa. Como cuando se esperan los 15. Algo asi.
Pero no se, mucho no me convence, nunca fui fanatica de esto de cumplir años. No me desagrada, pero tampoco quiero tirar fuegos artificiales.
Si lo vemos desde una postura fatalista (mi favorita), es un año menos de vida, uno mas de vieja y uno menos para el 2012. En este caso la primera interpretacion coincide con la ultima, pero solo de manera circunstancial, ya que me enfrento al año del presagiado cercano Armagedon.
Viendolo desde una postura un tanto mas analitica, pase como 20 años es un limbo de colores (bastante oscuros, por cierto) y ahora me encuentro, o mejor dicho, no me encuentro, con ciertas cosas que quizas hubiesen correspondido a otra epoca de mi maduracion a mariposa. Como si mi estado larval se hubiera prolongado y recien ahora asomo una cabeza con dos antenas y un ala naranja fuera de la cobertura pegajosa, que ciertamente me servia de cobijo.
Igual, es muy dificil eso de decir "tendria que haber hecho tal cosa" o "si no hubiera hecho esto asi, entonces". Bah, patrañas. Eso no se puede decir.
Los acontecimientos van sucediendose inesperadamente y uno pilotea su nave como puede. Y bueno, mi GPS recien ahora me funciona mejor, no se si es tarde, si es mejor o peor, pero se que estoy en la ruta y no patinando mordiendo el pasto. Al menos, no tan seguido.
Ok, deben ser como las 4 y media.
Voy a hacer un intento de atrapar ovejas.
Envoye avec Windows Mobile d Movistar

miércoles, 5 de octubre de 2011

Speechless

Otra canción inspiradora para estos días. Les dejo la letra. Y después les cuento lo que me produjo.


English

I can’t belive what you said to me
Last night when we were alone
You threw your hands up
Baby you gave up, you gave up

I can’t believe how you looked at me
With your James Dean glossy eyes
In your tight jeans with your long hair
And your cigarette stained lies

Could we fix you if you broke?
And is your punch line just a joke?

I’ll never talk again
Oh boy you’ve left me speechless
You’ve left me speechless, so speechless

I can’t believe how you slurred at me
With your half wired broken jaw
You popped my heart seams
On my bubble dreams, bubble dreams

I can’t believe how you looked at me
With your Johnnie Walker eyes
He’s gonna get you and after he’s through
There’s gonna be no love left to rye

And I know that it’s complicated
But I’m a loser in love
So baby raise a glass to mend
All the broken hearts
Of all my wrecked up friends

I’ll never talk again
Oh boy you’ve left me speechless
You’ve left me speechless so speechless

I’ll never love again,
Oh friend you’ve left me speechless
You’ve left me speechless, so speechless

Hooow?
Haaaa-oooo-wow?
H-ooow?
Wow

Haaaa-oooo-wow?
H-ooow?
Wow

And after all the drinks and bars that we’ve been to
Would you give it all up?
Could I give it all up for you?

And after all the boys and girls that we’ve been through
Would you give it all up?
Could you give it all up?

If I promise to you boy
That I’ll never talk again
And I’ll never love again
I’ll never write a song
Won’t even sing along

I’ll never love again
So speechless
You left me speechless, so speechless
Why you so speechless, so speechless?

Will you ever talk again?
Oh boy, why you so speechless?
You’ve left me speechless

Some men may follow me
But you choose “death and company”
Why you so speechless? Oh oh oh


Español

No puedo creer lo que me dijiste
Anoche cuando estábamos solos
Levantaste las manos
Nene, renunciaste, renunciaste

No puedo creer como me miraste
Con los ojos brillantes a lo James Dean
Con tus jeans apretados, con el cabello largo
Y tu cigarro teñido de mentiras

¿Podemos arreglar lo que tu rompiste?
¿Y matarnos de risa como si fuera una broma?

Nunca lo diré de nuevo
Oh nene me dejaste muda
Me dejaste muda, muda

No puedo creer la forma en que me titubeaste
Con tu cable a medio romper
Tu rompes las costuras de mi corazón
En mi burbuja de sueños, burbuja de sueños

No puedo creer la forma en que me miraste
Con los ojos a lo Johnnie Walker
El te va a buscar y de paso
Vas a perder el amor al Whisky

Y se que es complicado
Pero soy una perdedora enamorada
Así que nene alza el vaso para reparar
Todos los corazones rotos
De todos mis amigos destrozados

Nunca lo diré de nuevo
Oh nene me dejaste muda
Me dejaste muda, muda (x2)

Hooow?
Haaaa-oooo-wow?
H-ooow?
Wow

Haaaa-oooo-wow?
H-ooow?
Wow

Y después de todos los tragos y bares
donde hemos estado
¿Lo dejarías todo?
¿Yo podría renunciar a todo por ti?

Y después de todos los chicos y chicas
Que hemos conocido de lugar en lugar
¿Podrías renunciar a todo?
¿Podrías renunciar a todo?

Si yo te prometo nene
Que nunca lo diré de nuevo
Que nunca amaré de nuevo
No volver a escribir canciones
Ni siquiera cantar por largo tiempo

No volveré a enamorarme
Muda
Me dejaste muda, muda
¿Por qué tan mudo, tan mudo?

Algún hombre puede seguirme
Pero tu eliges “muerte y compañía”
¿Por qué tan mudo? Oh Oh Oh.

El video


Patada Ninja

Hay ciertas situaciones que son una patada ninja. Es decir, un golpe estratégicamente dado a alguna parte sensible del cuerpo, entre silencioso y premeditado. Y letal. Generalmente, letal.

Claro que eso de "letal" es relativo. No es una muerte completa, sino el fin de una era, de un momento. Como el calendario maya.

Es increíble el ritmo que adquiere la vida y cómo las personas van cambiando, los escenarios se modifican y quedamos parados en medio de muchas cosas sin mucho sentido, sin mucho que hacer, con mucho que pensar, con muchas contradicciones y muchas confusiones, así como desprotegidos y desamparados de sentido. O al menos así me visualizo yo últimamente.

Me están rodeando los ninjas, es como si fuese parte del reparto de La Casa de las Dagas Voladoras (de paso si no la vieron, se las recomiendo). Nada más que, a diferencia de los protagonistas, a mí me cuesta levantar vuelo. Quizás sea por el peso, ja! Es posible que no sólo sea por el peso corporal, sino por la cantidad de inutilidades que pienso por segundo, que seguramente llegan a representar unas cuantas toneladas dentro de mi cráneo a punto de astillarse por la presión.

Esto en teoría es sencillo: no todas las situaciones que enfrento serán de mi agrado. No siempre todo puede ser como quiero, como me gustaría o como lo planeo. Es así. Tengo que asumirlo. Ocurre que en la práctica, estoy a años luz de tanto discernimiento y objetividad. Cuento con un "algo" que me juega en contra: mi corazón. Ese "algo", convertido en tal luego de experiencias poco placenteras, aún late. Aún insiste en querer tener vida propia y sigue emitiendo sensaciones y sentimientos. A pesar de haber sido humillado, apretujado, herido, muerto y revivido; ahí está. Lo siento en mi pecho.

Entonces ocurre el pase de magia negra: la teoría desaparece, el pensamiento predomina y es guiado por la emoción, la racionalización se desajusta, la desesperación se apodera de las acciones, las palabras brotan como sangre de una profunda herida, se desfiguran los rostros, lo que conocemos deja de ser certero y las dudas acerca del comportamiento ajeno provocan la paranoia más exquisita en cuanto a la naturaleza de tal relación.

No voy a poder cambiar la sensación de amargura en mi boca al enfrentar las patadas ninjas que recibo y recibiré. Ni la sensación de fracaso al experimentar que algo que había proyectado no se ajusta a esa expectativa.

Pero sí voy a poder crear una defensa contra el desengaño. Que no sea sólo una cara de poker, sino que sea auténtica.

El día que pueda hacerlo, voy a sentirme más segura. De mi misma y del resto.

No falta mucho.

Y para cuando me quiera acordar, ya lo habré superado.


martes, 4 de octubre de 2011

Octubre rojo - The weekend

Rojo sangre. Así voy a quedar yo después de este mes, que parece viene con ganas de arruinar mi poca cordura disponible.

Pasé un fin de semana patético. Bah, ya venía acumulando pateticidad durante la semana, pero llegué al punto máximo durante el sábado y el domingo.

Luego de sobrevivir a un sábado plagado de llanto, discusiones y enfrentamientos, me dispuse a descansar el domingo, considerando que el lunes debía regresar a trabajar y necesitaba algo de energía disponible. Claro que cada vez que planeo algo mi "destino", "realidad", "suerte", "karma" o llámese como se llame, se encarga de remarcarme que apenas soy un insecto sin decisión en este mundo y que todo saldrá al revés.

Así fue como luego de dormir varias horas, creo que abrí los ojos a eso de las 3 de la tarde, decidí no levantarme sino para colocar un DVD en la lectora y mirar una peli desde la cama, tapada con muchas frazadas hasta la nariz (el domingo estaba bastante fresco el clima, creo. O era yo y mi pereza que me hacía sentir terriblemente confortable en el calorcito). Y no miré solo 1, sino 2. Casi 3, pero a mitad de la tercera me poseyó la culpa de estar en estado larval a las 7 de la tarde, con toda mi casa desarreglada, así que me decidí a bajar los pies al mundo.

Mundo cruel, si los hay. No hay nada más terrible para una glam girl que limpiar. En realidad, algo lo disfruto, es un tanto terapeutico. Pero nah, yo soy una diva. Nada de trapos de piso, detergente o limpia muebles.

Pero bueno, limpié los pisos, saqué la basura que ya estaba casi por sacarme a mí del depto, limpié los muebles y lavé el baño. Y ese fue el error más grande de mi vida. Nono, no el más grande, cometí otros peores. Pero cuando quise cerrar la canilla del agua de la bañadera, oh-oh, no cerraba. Y no es que no cerraba porque perdía un poquito. No cerraba y quedó completamente abierta.

Desesperación. Ya me imaginaba con el agua hasta las rodillas y explicándole a la dueña del depto que todo había comenzado por la culpa de ser una morsa enredada en frazadas... Es cierto, la desesperación obnubila el pensamiento. Asi que en lugar de pensar soluciones prácticas a mi problema concreto, recurrí a las ya conocidas estrategias mágicas que me caracterizan. La primera, llorar. Que no soluciona nada, pero hace pasar el tiempo, evitando analizar la situación. Luego de un rato, la segunda: llamar a todo el mundo para contarle mi problema. Qué pretendia que hicieran? Ni idea. Un domingo a las 7 de la tarde, escuchándome por teléfono pidiendo cueritos, una llave inglesa y una pinza. Obviamente, me enojé con todos y saqué mi carta maestra: "yo sola puedo, yo me las arreglo". Mentira. No soy superwoman. Pero la imito bastante bien.

Decido entonces ir al súper que tiene productos de plomería. Bajo el ascensor y escucho al portero. Le pregunto si me puede colaborar, y entonces se produce el milagro: me da un tupper con cueritos y herramientas. Genial.

Voy a la bañera, cambio el cuerito del agua caliente. En 3 minutos estaba listo. Alivio.

Voy a la cocina a lavarme las manos en la pileta, abro la canilla del agua fría, comienza a salir agua copiosamente. Oh no! Esto es una pesadilla! Bueno, aprovecho el 2 x 1 y me dispongo a cambiar otro cuerito. Sin calcular que cuando quité la pieza de la canilla, el chorro de agua fue estilo géiser. Y directo a mi rostro. Ok, dónde está la maldita llave de paso? No la encuentro. Ok, la encontré. No funciona, no cierra. Ok, genial, voy a hacerme sopa. Listo, decidida a enfrentar las circunstancias y luchando con la llave pico de loro, haciendo más fuerza que los egipcios arrastrando las piedras de las pirámides, finalmente no puedo cambiar el cuerito. Ni tampoco colocar nuevamente el vástago de la canilla. O sea, estoy frita.

Lucho vehementemente contra el agua, que no es bendita para nada, y luego de unos rápidos pases exorcistas, domino la situación y rearmo el set. Sin haber cambiado el cuerito, con los jeans, la musculosa, el cabello, el rostro y las zapatillas empapadas y mi cocina inundada. Pero, el volcán de agua controlado.

Escucho al portero sacando la basura, lo llamo y le cuento mi hazaña. Me dice, querés que veamos la canilla de la cocina? Ok. "Ah!, pero tenes que cerrar la llave de paso!.""Nono, yo ya probé y no anda""La giraste al revés seguro" Oh my god. Cierto. La había girado al revés.

En 5 minutos el buen hombre me había arreglado la canilla. Y yo en mi interior aprendí a insultar en muchos idiomas.

Aguarden. Ahí no termina. Mi muela también se sublevó. Y terminé en la guardia odontológica amenazando de muerte al dentista "mirá que soy fóbica, así que poneme mucha anestecia porque me voy a desmayar". Así nomás.

Resultado: 3 inyecciones en la encía de anestecia, limpieza, relleno y un dolor de la hostia. Con proyecciones de un tratamiento de conducto para dentro de 15 días.

Amo los fines de semana.

Octubre 1 - Jimena 0.

Ya te voy a volver bueno, reventadito.

domingo, 2 de octubre de 2011

Podría

Podría volver el tiempo atrás, pero no puedo. Eso, dependiendo del día que estoy viviendo, sería conveniente o no.

Hoy, por ejemplo, sería conveniente. Porque si hoy fuera ayer, y ayer antes de ayer, y el día anterior el otro, y así sucesivamente, entonces hoy estaría en otra circunstancia. Quizás no en este lugar, ni rodeada de las personas que conozco, sino en otro sitio. Y eso también podría ser conveniente, o no.

No lo sé, no logro terminar de explicarme la temporalidad. Es una medida arbitraria, mundialmente acordada, pero arbitraria. Si hoy es el "hoy", sólo porque a alguien se le ocurrió, sólo porque vemos un plano, que no es dimensional, y el "ayer" queda en otra percepción, que se hace cada vez más lejana, hay eventualidades que no entiendo. Es decir, brechas en el espacio conocido, en el sentido estricto e impuesto del término, en los cuales estoy segura que el "tiempo" no se ajusta a la concepción general. En esas brechas siento la cercanía con otras épocas, la conexión indiscutible con ciertas almas, la comodidad del contacto, el bienestar de encontrarme en otros ojos, que me han acompañado en otras eras.

Y podría, también, evitar lo inevitable, pero no puedo. Podría hacerlo si dominara el inconsciente colectivo e influenciara la energía del pensamiento hacia donde quiero que apunte. Pero no puedo, no soy lo suficientemente poderosa. Y eso es conveniente. Porque si lo fuera, probablemente nunca sabría si el destino existe o si es tan sólo otro concepto plausible de ser alterado con el accionar diario. Si lo fuera, podría modificar el "tiempo" futuro, y el "destino" sería tan solo otro nombre vulgar que le daría al camino que me formara, aquél que me conviniera, que me evitara penares, que me consintiera mis deseos.

Soy tan sólo una mortal más. No tengo dones especiales, ni practico brujería, ni he realizado pactos en pos de mis deseos. Me debo ajustar a las nociones socialmente aceptadas de "tiempo", "espacio" y "destino" y moverme dentro de ellas, aunque mi corazón se parta en pedazos.

Creo apasionada e intransigentemente en que las casualidades no existen, en que mi camino se entrecruza con el de otros por algún motivo, que va más allá del tan sólo "aprender algo". Ese pensamiento común y conformista de sostener que de aquello que nos ocurre y no podemos explicar podemos aprender algo, como el elegir, el renunciar, el evitar seguir nuestros deseos más profundos, el fortalecer los paradigmas de lo "bueno" y lo "malo", lo "correcto" y lo "incorrecto"; no lo comparto.

Y podría, claro está, elegir resignarme y quedarme quieta, sin luchar por lo que quiero. Y eso sería conveniente, o no tanto.

Nunca me gustó la conveniencia.

Sigo siendo una fanática irreverente.