domingo, 16 de octubre de 2011

El efecto Nostradamus y una persona con una oreja en la espalda

Oh la laaa!!! ¿Pensaban que había desaparecido? No, me tomé unos dias de descanso, porque estaba baja de inspiración. Les cuento que continúo en un 40% de mi estado normal creativo, pero todo esto pasa por culpa de la maldición de Eva que se resiste en aparecer para liberarme de esta crisis hormonal que me aplasta y me hace dormir.

En fin, he pasado días interesantes. Y descubrí, con asombro, que la gente está más loca de lo que yo ya sabía que estaba. Pero bueno, como yo me camuflo bien entre la multitud de orates, no pasa nada. Hago de cuenta que somos todos equilibrados y les doy la razón. O aún mejor, aprendo a callarme. Y a guardarme mis opiniones reales.

Entre sorpresa humana y sorpresa casi humana, me ví unos documentales geniales hoy. Obvio, en NatGeo. Que no colabora para nada con mi salud mental, como siempre.

Uno hablaba del efecto Nostradamus. Básicamente explicaba una red de conexiones entre los egipcios, los mayas, los masones, los marcianos, Nostradamus y los indios americanos. Así como lo leen. Porque existe algo llamado la "pulgada piramidal". Parece que si se miden (en pulgadas, en metros vamos fritos) las distancias entre los pasadizos internos de la gran pirámide de Gizah, se obtienen fechas claves en la historia. Creo que la primera era la de la crucifixición de Cristo, después alguna que otra guerra, y bueno, cuando se llega a la recámara real, la fecha es Septiembre 2001. Mes y año del atentado a las torres gemelas. Acá comienza el dilema, porque, o los egipcios predijeron que algo sucedería en ese tiempo, o es una coincidencia bien armada por parte de los estudiosos, que tomaron cuidadosamente las medidas y asignaron adrede las fechas, para hacerlas significativas. Bueno, eso no es todo. Ahí se termina el conteo. Después del 2001, la nada. Pero el mundo no se terminó, así que tenemos otro problema: ¿le erraron a la predicción los oráculos egipcios? ¿o esto de medir y medir buscando vínculos misteriosos es un ejercicio descabellado. Algunos explicaban que la interpretación de esta particularidad se basa en reconocer que el 11S fue el comienzo de una serie de acontecimientos que llevarán al mundo a su fin. Hmm.

Puede ser. Igual, justo cuando estaba comenzando a entender el mensaje subliminal del documental, me complicaron aún mas el ya complicado proceso de adquisición de estos conocimientos, al mostrarme que los masones son los que guardan el secreto de los egipcios, y que eso es obvio por las señales que hay en Washington (?). Ok, a ver. Yo leí el libro de Dan Brown El Simbolo Perdido. Y sé que hay toda una teoría acerca de los masones en la Casa Blanca, y los ritos que llevan a cabo, y la posibilidad de que exista una conspiración para que nadie sepa nada de lo que realmente ocurre en el Universo. Pero, vamos! ¿Hay pruebas fehacientes que demuestren tales conjeturas?

Me da un poco de miedo igual. Si vamos a conectar todo con todo, la gente va a volverse todavía más loca.

Por suerte yo les llevo ventaja, porque ya estoy 90% loca, así que hasta que me alcancen, ya voy a ser master Shifu.

Hablando del Universo hoy escuché hablar a un astrofísico explicando el tema de las distancias a las estrellas y dió un ejemplo muy claro y tangible sobre el concepto de años luz, que es muy difícil de imaginar (o al menos a mi, me cuesta). Dijo que si en el antiguo Imperio Romano lanzaban un cohete de investigación hacia la estrella más cercana a la Tieera, aún al día de hoy faltarían 70,000 años para que éste llegara allí. O sea, tendría solo cubierto el 10% de su viaje. Wow, no es increíble? Y bueno, ahí después hablaron de que existe lo que se llama desaceleración temporal, o algo así, que hace que cuantos más años luz se cubran, más lento se mueve el objeto hacia su destino, y que como éste está formados por átomos, y los átomos son modificados por la presión y la aceleración, el objeto se terminaría desintegrando. Que triste.

Los que parece que tuvieron alguna especie de desintegración de la materia gris fueron los que estuvieron investigando en la ciudad de Dulce, creo que es Nuevo México, una supuesta base de investigación secreta, donde hacen experimentos con seres humanos. Y los cientificos son ayudados por marcianos. Sí, señor. Los marcianos vienen a ser como los asistentes de laboratorio. A veces juegan con animales también. Hay unas fotos de una vaca con cabeza de humano. Un asco, pero las fotos las mostraron... claro que con Photoshop todo es posible. Y también había un testigo que tenía un cuadernito con dibujos de cómo es la base por dentro. Me hizo acordar al jueguito de Indiana Jones para la compu, del cual fui fanática durante años, en el cual Indy se mete en una base nazi para rescatar a su padre, pero tiene que caminar entre una serie de laberintos, entrar en recámaras para tomar objetos e ir sorteando obtáculos. Bueno, este dibujo era así. En forma de semi círculo, con 7 sub semi círculos, al estilo infierno del Dante, iba describiendo cómo se llamaba cada nivel. Del único que me acuerdo era del nivel 6, que se llamaba "La Sala de las Pesadillas", porque parece que ahí los marcianos que trabajaban eran los malos, torturaban mentalmente a los humanos-conejos de indias y también hacían experimentos con ellos donde involucraban a animales. Y después ese mismo señor dijo que había visto a un humano que le crecía una oreja en la espalda. Aterrador.

Ayer ví a otros investigadores que se fueron al Tíbet a buscar al Yeti. Que lindo que es el Tibet, la verdad es que me gustaría pasarme un tiempito en la zona. No tanto por la espiritualidad, y la meditación y todas esas cosas en las que no creo, sino por los paisajes, la gente y sus creencias, la paz y tranquilidad que reina. Eso sí, hace un frío espantoso y hay un yeti suelto, así que eso me hace dudar bastante acerca de mi estadía allí. Y hablan un dialecto del chino, por lo que no voy a entender nada. Mucha complicación.

Bueno, como para redondear, quiero que sepan que todo se termina pronto, y debido a un cataclismo nuclear. Según el libro de los muertos de los egipcios, en su libro 77, nos morimos todos quemados por la radiación.

Buena onda los egipcios eh. Y pensar que yo los estimo tanto...

Me voy a dormir.

Queda todo un mundo de documentales para ver aún. Hay que aprovechar el ahora.

Porque el mañana suena a que apesta.

No hay comentarios: