lunes, 12 de diciembre de 2011

Sigo pensando

Y ese es, basicamente, mi principal problema. Pienso demasiado. Pero por alguna maldita razon, no puedo evitarlo. Y mi mente pensadora me domina. Me manda señales permanentes de peligro, las captura y las repite en formato de imagenes perturbadoras una y otra vez.

Para hacer las cosas peores aun, esa misma mente se encuentra divida. La parte que piensa y piensa y analiza y sobreanaliza e inventa e imagina, y la otra mitad que planea asesinar a su gemela hiperactiva. Lindo duo me toco.

No se cual esta mas loca. Ni cual tiene razon. Pero lo que si se es que son super creativas ambas dos.

Con mis viajes mentales y mis peliculas animadas proyectadas en mi fantasia, ya deberia haber ganado varios Oscars de la academia. Y seria famosa y cenaria con Spielberg...

Que desperdicio. Ciertamente estoy perdiendome el glam de Hollywood. Y tambien, lamentable. Porque, vamos, es un desgaste de energia de la hostia. Energia que podria, mejor dicho DEBERIA, estar utilizando en un gimnasio, en clases de salsa o bailando en el caño. Asi solucionaria varios problemas:la energia mal invertida se iria hacia un lugar productivo, la renovaria, bajaria mis kilos de mas, endureceria mis musculos, estaria tan cansada que ya no tendria ganas de pensar, me distraeria con los gluteos de los muchachos que hacen sentadilla, y por que no? conoceria a algun buen partido mientras entreno en el parque o cuando salgo a pasear el perro (?).

Claro q como todo esta en el plano hipotetico, sigo jodidamente insistiendo en pensar cuanta pavada gigante venga volando. No soy genial?

En fin, que si pensara menos me meteria en menos problemas, es un hecho.

Asi que, disculpas por los ataques de cine. Son parte de mi.

Quien sabe, quizas en algun momento me calle.

O no... (jiji!)

Envoye avec Windows Mobile d Movistar

No hay comentarios: