lunes, 30 de enero de 2012

Tanto para ser feliz!

Casi las 2 de la mañana. Y no estoy insomne, estoy trabajando.

Pero decidí hacer un stop y escribir un ratito, porque la felicidad me desborda y necesito expresarla antes de que me explote el pecho de la emoción!

Soy feliz. Estoy atravesando uno de los momentos más felices de mi vida, como hacía rato que no experimentaba. Mis días son cada vez más maravillosos, no importa si hace mucho calor o si llueve, si en el trabajo me dan malas caras o si tengo cuentas pendientes por pagar. De repente todos mis problemas tomaron una nueva dimensión: una menor y menos dramática. Mi vida está dando un giro inesperado y me siento muy cómoda.

Quienes me siguen desde el principio de mi blog han leído cada experiencia, cada sentimiento que he tenido a lo largo del 2010 y del 2011. Vivieron conmigo momentos eufóricos, lloraron con mi tristeza, sufrieron con mis desamores y se rieron con mis locas aventuras con el Discovery Channel y el 152.

Compartí desde el fondo de mi corazón y sin recelo la aventura de tener 30 años en una sociedad llena de prejuicios, de falsedad y de hipocresía, siendo una rebelde nata, una cuestionadora y una analizadora peligrosa.

Sé que he escrito posts poco felices.... hoy los releo y me río, tal como sabía en aquel entonces que me iba a pasar; era sólo una cuestión de tiempo y perspectiva. Y como dice mi abuela: no hay mal que dure 100 años ni quien lo pueda aguantar.

Parece que mis 100 años se terminaron.

Parece que las lágrimas derramadas, la furia desatada, la incomprensión que me turbaba, ahora se han convertido en dicha y bienestar.

Parece que por fin, me tocó.

Y me da un poco de miedito decirlo en voz alta, pero como siempre, no voy a seguir ninguna costumbre irracional de esas que la gente mediocre quiere hacerle creer al resto de la gente, y voy a seguir mi corazón y celebrar cada maravilloso día de esta vida mía que me ha dado tantos golpes, pero que ahora me mima.

Estoy llorando un poquito. Me acuerdo de la canción de Frank Sinatra "My way" (A mi manera) y pienso mucho en mí.

Cada cosa que hice, cada decisión que tomé, siempre fue a mi manera. Siempre me moví impulsada por mis emociones, quizás realicé malas jugadas por ser tan sentimental y menos racional, pero las hice. Me arriesgué el todo por el todo, quedé en bancarrota y comiendo arroz y tomando agua tantas veces... Le dí puñaladas al corazón, me estrellé con cuanta pared existía, polemicé contra todo y todos, rompí reglas, jugué con fuego y me quemé. Corrí detrás de hombres, corrí detrás de sueños. Me creí que era una princesa, me desperté a las patadas cuando dieron las 12 y volví a ser calabaza... Confié con los ojos cerrados en personas que me traicionaron, dejé en manos de irresponsables mi corazón, bailé hasta que salió el sol al ritmo de David Guetta y tomé mucho vodka con Speed para calmar mis penas... Hablé horas y horas por teléfono, pagué pesos y pesos de facturas telefónicas, reventé 3 tarjetas de crédito en mi afán por comprarme el Universo material para llenar mi vacío espiritual... Estudié ciencias, educación, historia... aprendí a ser coach y mentor, a hablar un poquito en portugués y a sonreír cuando sólo tenía ganas de llorar...

Y acá estoy, sigo siendo yo; Jimena.

Con la única diferencia que esta vez sonrío más de lo que lloro, me aman más de lo que yo he amado alguna vez, corren detrás de mí más de lo que yo alguna vez he corrido, me llaman por teléfono más de lo que yo he llamado y me escriben más de lo que yo he escrito durante tanto tiempo.

Con la única diferencia que esta vez me valoran y me eligen. Que no hay nadie más, que sólo soy yo y saben verme. Saben apreciarme y me retribuyen todo lo que tengo para dar sin hacerme sufrir.

Y entonces mi biografía no autorizada comienza un nuevo y brillante capítulo; el que quizás sea el cierre del libro.

Gracias vida mía por darme tanto en estos 31 años.

Gracias Dios por mantenerme de tu mano en todas las formas en que lo haces: Isis, Krishna, Buddah, Osiris, Zeus, Jesús...

Gracias a mí por ser una espartana fuerte y bella y por nunca jamás traicionarme, por nunca jamás dejarme vencer, por nunca jamás ser cobarde.

Tengo mucho para ser feliz.

Y lo estoy viviendo intensamente.



domingo, 29 de enero de 2012

Camino a casa - la revancha del 152

Ahora si que estoy calcinada. Analicemos el combo: 152+ventanilla del lado que da el sol+34 grados+valija que pesa como 5 kilos+pantalon de jean=domingo interesante. Agreguemos: hombres sudados que no usan antitranspirante, jovencitas pseudo-hippies hablando de trivialidades (si claro, muy coherente el look con el discurso), yankees hablando a los gritos.... Bueno, bueno. No se por que me quejo tanto.... Al menos esta vez no es el bus del amor!
Ahi veo a un joven con una remera que dice: I LOVE LONDON. A ver, voy a extenderme un tnto en este punto, porque me parece interesante: no es necesario comprarse una remera en cada lugar que uno visita y mucho menos usarla para que el resto del mundo sepa que uno estuvo alli... Excepto que seas Jared Leto y que le des un look ultra glam rock, asi con agujeritos y pintadas... No no no, no va. Chorrea materia gris no utilizada.
En fin, yo creo que en 10 minutos me desintegro.
A las brujas no nos gusta el calor, ni mucho menos la luz. Esta sobrexposicion a la vida "comun" me agota. Quiero convertirme en vampiro y salir volando de aca...
Y pensar que en otra vida fui una reina egipcia.... Ahhh... Que injusticia!
No importa, ahora llego a mi caluroso depto, donde deben haber 50 grados, y me meto en la bañera con agua bien fria.
Y me hago la Cleopatra refrescandome en el Nilo.
Total, que mas da?

Envoye avec Windows Mobile d Movistar

Volver al futuro: el ataque del 152

Aca estoy nuevamente. Porque los viejos amores nunca se olvidan. Y el que yo tuve con esta linea de colectivo, fue verdadermente intenso.
Asi que hoy estamos tirandonos una cañita al aire, y pegoteandonos con unos deliciosos 30 y pic grados de calor, debajo de sus sexys chapas y asientos tapizados para clima polar.
La cuestion es que decidi pararme.
Prefiero estirar las piernas a tener al lado a un señor sudado, sin desodorante y falto de cariño, refregandose en mi brazo.
Igual, no pego una.
Me paro, toda ofuscada, y encuentro un agradable espacio cerca de la ventana. A los 5 segundos sube una parejita. El flaco se parte, tiene un aire a Superman. Tambien viaja con una valija, como yo, y viene y se para justo delante mio. Wow. Vaya vista! Todo para que al medio microsegundo caiga la rubia tarada, bronceada, aburrida... (jájajjáj, que buena cancon!) y se le pegue como ventos o mejor dicho, como pulpo con sus muchos brazos, mientras me echa una mirada estilo: este hombre es mio, perra. Ok, patetico.
La miro con mi deliciosa sonrisa ironica, le transmito con el pensamiento: flaca, quedate con tu ejemplar macaco, q es muy lindo, pero yo estoy para cosas mejores, me doy media vuelta muy expresivamente, miro la ventana y les doy mi hermosa espalda. De paso el involucionado disfruta de la vista de mi bien dotada retaguardia.
En fin.... Intento concentrarme en los mantras que suenan en mi ipod, cuando escucho: chuik, chuik, chuik.
Otra pareja del otro lado mio, muy efusivamente besandose y manoseandose a plena luz del mediodia en un bus repleto de extranjeros.
Ok, esto es demasiado.
Que me subi, al colectivo de Cupido? Al bus del amor?
Bueno, saben que? Ni me importa.
Por suerte, ya me bajo.
Puf!

Envoye avec Windows Mobile d Movistar

viernes, 27 de enero de 2012

Salto evolutivo

No es algo demasiado demandante. Es más, tiene un componente genético. Está en nuestro interior, es nuestro deseo por destacarnos y sobrevivir.

Pero se ve que a algunos les vino fallado el mapa de cromosomas, y la combinación "evolución-adaptación" está ausente.

Ampliar la visión, expandir el conocimiento, aceptar nuevas modalidades de pensamiento, romper con esquemas absurdos, dejar de lado la cobardía, reconocer a los pares que pueden ayudarnos a alcanzar el éxito y dejar de lado a quienes entorpecen y aplanan nuestras vidas, es una utopía para muchos. Porque no pueden reconocerse como parte de los selectos seres destinados a la iluminación. Y entonces prefieren quedarse en lo básico, lo conocido y lo seguro, bloqueándose así el pasaje hacia una instancia de crecimiento profundo y autoconocimiento.

No los juzgo, ni tampoco ya los quiero convencer. Pueden quedarse jugando a la casita.

Las cartas fueron mostradas en esta partida de la vida, y el mapa está armado. La estrategia es sutil y bien pensada; fue diseñada por aquellos convertidos en comandantes, aquellos que abrieron su mente y dejaron de lado la cobardía. Y se animaron a trascender. A salir de los moldes, a cuestionar las rutinas.

Como en toda revolución, también se necesitan peones. Alfiles, caballos, torres.

La diferencia es que a mí me gusta ser reina.






martes, 24 de enero de 2012

Onda encantada del Mono

Entrégate A La intención de la magia.
Permítete ser llenado de sabiduría.
Ve en busca de tu lugar sagrado.
Observa tus acciones de la magia a tu alrededor.
Crea tu propio ritual.
Busca un objeto de poder.
Ora por la Madre Tierra.
Ten la integridad de un mago.
Carga tu intención con energía.
Perfecciónate con el poder de la luz.
Sé uno con el poder de la magia.
Invoca al Universo con el poder de los espíritus.
Alcanza la trascendencia con el poder de tus sueños.

lunes, 23 de enero de 2012

Bellísimamente inspirada

La noche me inspira. Todos los poderes divinos de mis seres de luz se hacen carne y siento que puedo materializar cualquier pensamiento. Como si fuera Aladino: mis deseos son órdenes.

En este preciso momento estoy tentadisima de accionar la poderosa Ley de Atracción que tan bien me funciona. Y enloquecer las ondas vibratorias del Universo para que corran hacia lo que deseo y lo traigan hacia mí.

De hecho, tengo que confesar que ya lo hice. Soy una persona ansiosa, y la velocidad del Universo me responde. No importa qué tan grande sea el pedido, si creo en el, si lo veo, si lo toco, si lo asumo como ya realizado; lo tengo.

Mi alma ahora es liviana, libre, y vuela bien alto. Los miedos se desintegraron, y la magia del amor me abraza.

Belleza pura. Y de la mano de la felicidad.




domingo, 22 de enero de 2012

Del todo a la nada, y viceversa

Pasé 3 días patéticos. La combinación de llanto con sentimientos cruzados y confusos más el insomnio hicieron de mí una caja de Pandora viviente. En un minuto, hábil para expresar mis deseos y pensamientos. Al siguiente, una pila de escenas enredadas e incoherentes se liberan y verbalizan en un discurso melodramático. Casi terminal. Casi inexorable.

O sea, me la pasé lamentándome durante 3 días por algo que no tiene ningún sentido. Ni práctico, ni teórico ni nada. Me desgasté, me rebajé, dejé de lado mi orgullo para plantear una situación desde el corazón, solamente para quedar hoy, al cuarto día, más cerca de sentir nada que de sentir todo. O algo.

Es increíble como la mente nos domina absolutamente cuando la escuchamos demasiado. Y cuando logramos acallarla, el Universo se encarga de acomodar las piezas para que encajen de forma perfecta.

Eso fue lo que pasó hoy. Logré disfrutar del silencio luego de haber cerrado una puerta. No puedo hacer nada si no se me permite hacerlo. No puedo quedarme en vigilia con la puerta entreabierta, esperando vaya uno a saber qué... ¿un milagro? ¿un cambio radical de mentalidad? ¿un poco de apertura al mundo? ¿la hoguera de los dogmas? Y mientras yo espero, ¿que? Del otro lado de la puerta, el mundo sigue girando. Mientras que de mi lado está congelado esperando algo que no sucede. Pues vale, la era de hielo se terminó.

No hay mucho que pensar tampoco, la ecuación es muy simple: yo no puedo pedirle a nadie que me quiera como quiero que me quiera, ni nadie puede hacerlo conmigo. Aún cuando lo haya intentado, aún cuando haya, hasta puede decirse, realizado un "pseudo-ruego" de comprensión y empatía, aún cuando haya manifestado mi verdad con el alma.... aún así....

Creo que lo más penoso de todos los días que perdí fue el desgaste energético y el desenfoque.

Yo me merezco algo mejor que este fúnebre drama. Yo me merezco ser elegida y ser feliz.

Mi potencial es feroz, cualquier cosa que quiero, la consigo. Y aunque parezca que en este caso no me resultó, es mentira. Porque mi huella quedará y porque parte de mi corazón también se quedará allí. Y me animo a decir que quizás esto no salió como yo quería porque en realidad NO ES lo que yo quería.  Porque si realmente lo fuese, lo tendría.

Es probable que mi ceguera temporaria me impidiese ver lo que veo hoy de forma clara. No necesito de nadie para recomponer mis penas. No me hace falta la compasión ni la lástima. Es cierto que sí necesito la compañía y las palabras, la escucha y el aliento de quienes me quieren. Quizás lo que pedía era demasiado compromiso, demasiada entrega incondicional. Y una vez más descubrí que eso no es una cualidad común en las personas, que es "demasiado pedir", que es un acto de amor casi tan grande como el de dar la vida por un amigo.

Entonces, cierro la puerta. Cierro la puerta con llave y abro todas las ventanas para que entre el sol. Y el aire puro.

Por alguna de esas ventanas, alguien que no tenga miedo, alguien que me pueda dar lo que necesito, alguien que me acompañe sin peros, alguien que se entregue a mí, entrará.

Y entonces yo dejaré de sentir todo por nada, para sentir todo por todo. Y en ese momento la nada se convertirá en todo.

Mientras tanto, mientras a mi alrededor las personas siguen viviendo como si nada e intentar llenar de felicidad sus vidas (quizás inclusive arrastrando infelicidad ajena...), yo hago lo mismo.

Y que el amor Universal nos ilumine.



sábado, 21 de enero de 2012

Hoy se terminó todo

Todo lo que se dice todo.

Hace unas 7 horas atrás pedí a mis divinidades egipcias que me mostraran la verdad. Que sólo pusieran en mi boca y en mis gestos, en mi pensamiento y en mis acciones la verdad.

Y la verdad llegó.

Hoy sábado 21 de enero de 2012, la verdad llegó. Y de forma cruel, sin vueltas ni caricias. Se mostró tal cual es, sin rodeos. Se cayeron todos los telones y las falsas esperanzas. Los falsos presentimientos y las absurdas hipótesis completamente erradas. El cielo se abrió y cayó un golpe de verdad casi fatal sobre mí.

Mejor.

Porque fue liberador.

Mis liberaciones a lo largo de mi vida fueron así, estrepitosas. Cada vez que tuve que enfrentarme a mi misma con la verdad para volverme libre, las situaciones explotaron y en su mayoría, no terminaron bien.

Hoy no fue la excepción.

Mi mente no terminó bien. Y mis ojos de tanto llorar, tampoco. Los tengo irritados y casi cerrados. El insomnio se hizo presente de nuevo y la herida tiene más ganas de abrirse que de cicatrizarse.

En pocas palabras: estoy deshecha. Los motivos por los cuales esto sucede son variados. Pero el principal motivo es porque yo me lo permito. Yo permito que me destruyan. Yo me expongo a una situación poco feliz para mí. Yo soy quien mendigo amor a quien no me elije y quien ruego lástima y oportunidades.

Hasta hoy. Hoy se terminó.

Y se terminó porque necesito estar bien y recuperarme, porque no tengo más ganas de sentirme mal y porque si no me quieren, no puedo obligar a nadie a hacerlo. Si es mejor así, si esto es lo correcto, entonces así será de ahora en más.

Y cada vez que piense que no es lo que realmente quiero, voy a recordar las palabras dichas hoy, esas mencionadas sin piedad,  clarificadoras de mi posición y mi destino.

Hoy se terminó todo.

El fin del mundo conocido para mí, llegó.




viernes, 20 de enero de 2012

Lo pedis, lo tenes

Si bien cada dia que pasa esta experiencia de desear fuertemente algo y obtenerlo se manifiesta en hechos concretos, no puedo dejar de pensar que es peligroso.
Porque requiere de un extremo cuidado en la eleccion de los deseos.
Un deseo que roce la necesidad de la satisfaccion temporaria puede luego convertirse en un no-deseo, y consecuentemente, los resultados en algo tortuoso.
Alguien alguna vez dijo "cuidado con lo que deseas porque se puede volver realidad". Y si la ambicion muchas veces no tiene limites, la locura tampoco. Y la testarudez, menos.
Si los factores anteriores son dejados de lado y aun asi el deseo de obtener algo se sostiene, entonces vale la pena intentarlo. Pero teniendo en cuenta que la delgada linea de separacion entre lo deseable y lo satisfactorio al ego, puede desaparecer y confundir sentimientos.
Es entonces, una complicacion.
Yo, personalmente, lucho por mis deseos en carne viva y no me detengo hasta conseguir mis objetivos. Y todos los recursos son validos a la hora de lanzar la estrategia.
Aun cuando dude de la legitimidad de mi vision, o me convierta en una excesiva altruista, o el desapego hacia mi bienestar me domine, o me ubique a mi misma en una posicion de desventaja...
Seria muy alentador encontrar a alguien que retribuya con amor al menos un porcentaje de tanta entrega. Hasta me animo a decir que seria justo.
Hasta ahora, no lo he conocido.
Quizas algun dia, llegue.
Envoye avec Windows Mobile d Movistar









martes, 17 de enero de 2012

La magia del Universo

Existen momentos en los cuales las imágenes que nos rodean son oscuras, y nos resulta difícil visualizar los motivos de los acontecimientos vividos o darle significado a las señales. Es en esos momentos cuando la tierra debajo de nuestros pies tiembla, los cielos se abren y el grito desesperado que brota de nuestro pecho se hace eco, como una plegaria de socorro.

La oscuridad parece apropiarse de nuestros sentidos; la piel se escama, se pierden sensaciones.La voz se resquebraja y sólo emitimos palabras mudas. Nuestros oídos únicamente oyen un críptico silbido persistente y agudo, nuestros ojos ven tan sólo espejismos y respiramos arena una y otra vez... hasta que nos ahogamos en el agua irreal del oasis soñado...

Pero entonces, y de forma sutil y silenciosa, el Universo comienza a mostrarnos que aún queda más. Las "casualidades" cotidianas se manifiestan y aquellos pequeños espacios vacíos van cediendo lugar a expresiones de amor real. Una suave brisa que aviva nuestro adormecimiento mientras caminamos cabizbajos hacia nuestro hogar. Una sonrisa regalada por un extraño en el metro o una canción callejera que rememora antiguas sensaciones. Alguien que nos llama y nos pide ayuda. Un libro perdido en nuestra biblioteca, que brilla y nos transmite un mensaje de luz al abrirlo azarosamente.

El despertar comienza lentamente, aquello que vivimos recobra perspectiva y los latidos del corazón del dolor se estabilizan.

El riesgo de ver nuestra esencia entregarse a la desaparición se transforma en energía vital de supervivencia, de aprendizaje y poder.

En el poder del Universo.

Entregados a su misterioso e imprevisto fluir, nos envolvemos en la liberación de nuestra mente.

Y en el deleite de la convicción de la efectividad de su fuerza.

El Universo se mueve y recrea estrategias para que el juego de vivir sea una sorpresa permanente.

Y para que lo que tenga que ser, sea.

Plegaria

Porque soy la primera y la última,
yo soy la venerada y la despreciada,
yo soy la prostituta y la santa,
yo soy la esposa y la virgen,
yo soy la madre y la hija,
yo soy los brazos de mi madre,
yo soy la estéril y numerosos son mis hijos,
yo soy la bien casada y soltera,
yo soy la que da a luz y la que jamás procreó,
yo soy el consuelo de los dolores del parto,
yo soy la esposa y el esposo,
y fue mi hombre quien me creó,
yo soy la madre de mi padre,
soy la hermana de mi marido,
y él es mi hijo rechazado.
Respetadme siempre,
Porque yo soy la escandalosa y la magnífica.

lunes, 16 de enero de 2012

Re-enfocada

A veces con tanto buscar, nos olvidamos que es lo que estamos persiguiendo. De tanto pensar, perdemos el foco. De tanto imaginar, dejamos de tener los pies sobre la tierra. De tanto querer, nos queremos menos a nosotros mismos.
Hoy a la mañana tome la decision de recuperar mi foco y dejar de lado todo aquello que no me hace bien. Incluyendo eso que creo que si me hace bien, pero no.
Por mi parte ya hice bastante. Ya exprese de muchas maneras lo que pienso y siento, y tambien hice una enorme cantidad de acciones para certificar la naturaleza de mis sentimientos. Brinde ayuda, proteccion, compañia, cuidado, motivacion. Hice mas de lo que muchos esperarian, acepte otro tanto de situaciones y tambien ofreci mi amor y mi dedicacion.
No quiero decir que fue en vano, pero es inutil seguir malgastando energias en finales que son siempre poco felices para mi, porque por cada hora de pseudo felicidad, luego paso mas de 5 insomne, con la mente poluida con imagenes dañinas para mi salud. Sin contar los recurrentes cachetazos de crudeza, de esa realidad y felicidad ajena que me cae en medio de los ojos, sobre la cual no puedo quejarme ni opinar, para evitar herir susceptibilidades.
Por eso hoy he decidido dejar de lado mi altruismo emocional.
No puedo seguir matandome en pos de la no-incomodidad del otro. A partir de este momento solamente dire la verdad de lo que siento y pienso, de forma libre y sin restricciones. El resto que haga lo que pueda con lo propio y con lo que yo tenga para decir.
Alguien una vez me dijo que no puedo cargar con el karma de otros, que demasiado tengo con el mio.
Es cierto.
Que cada uno continue con su vida de la forma que la eligio y como pueda en el futuro.
La bondadosa se canso.
Envoye avec Windows Mobile d Movistar








viernes, 13 de enero de 2012

Perdida y encontrada

Anduve divagando bastante esta última semana. Digo, a nivel mental. Y espiritual también. La verdad es que no sé bien que pasó, pero fue una semana atípica, donde conocí mucha gente y donde descubrí que estar bien no es trágico. Es una elección saludable.

Hasta no hace mucho, si me enfrentaba a alguna cuestión morbosa, de esas bien masoquistas destructoras de corazones y razones, me quedaba en casa llorando tirada en la cama, pensando y repensando los detalles de la película que iría a reflejar el fin de mi vida. Asombrosamente, durante esta semana, con cada nuevo flash de angustia y desesperación, recurrí a otra alternativa: salir. Y cuando digo salir, no me refiero a salir físicamente de mi casa e ir a otro lado. Sí, eso lo hice y me resultó bastante bien.

Pero a lo que apunto es al hecho de "salir" de esa situación. De pararme fuera, de verme, de sentirme, y de tener el valor suficiente como para enfrentarme, sin mentirme, y cuestionarme lo que me pasa. Y hablar. Hablar en voz alta acerca de mis miedos y mis deseos, de mis expectativas y mis incertidumbres. Sacar estas etiquetas de mi pecho para moldearlas con mis manos y dejarlas en exposición hasta que todos sus ángulos hayan sido analizados, y así sentirme aliviada. Y eso también resultó bastante bien.

Así que llegué a la conclusión de que no es necesario mentirme a mi misma, que por más que me quiera esconder, siempre tengo la habilidad de encontrarme y, que si no quiero llorar, no lloro. Así de sencillo.

Otra cosa que descubrí, es que ya no me dan ganas de entablar relaciones por quedar bien, ni discutir sobre trivialidades de bajo presupuesto, ni mucho menos gastar mi energía en disputarme atribuciones no-propias, no-ajenas, o hacer de cuenta que me interesa algo demasiado, cuando en realidad no.

En pocas palabras: me encontré. Así soy yo.

En algún momento me perdí, pero volví.

Allá voy!


lunes, 9 de enero de 2012

Otra vez sopa

Vaya uno a saber de donde viene el dicho otra vez sopa. Seguramente lo enuncio alguien al que le preparaban mucha sopa todos los dias y no le gustaba. Entonces, cada evento repetitivo de su vida lo asociaba a la sopa, porque el pobrecito probablemente quedo con un trauma.
Lo mio no llega a ser traumatico, pero es molesto. Estoy otra vez en la guardia de la clinica. Me duele el lado izquierdo. Increiblemente, en esa clinica no hay nadie que pueda hacer una ecografia de emergencia. Wow. Esas cosas me sorprenden. Y eso que no hay muchas cosas que me sorprendan ultimamente. Mi capacidad de asombro esta limitadisima.
Pero bueno, la cuestion es que estoy aca, a casi 20 minutos de las 11 de la noche, sentadita en la guardia, esperando que la persona que hace las ecografias llegue. O sea. Cual es la ventaja de esta metodologia? Y si esta persona vive a 40 km. de la ciudad? No entiendo este sistema de salud, me supera.
En fin, menos mal que ya estoy entrenada en estas cuestiones de salir corriendo, y empaque un libro y el ipod en mi cartera... Asi la espera se hace menos intensa ...
Me duele bastante...
Espero que el proximo post no sea post segunda cirugia...
Continuara...
Envoye avec Windows Mobile d Movistar





Evidentemente, no entiendo nada

Hace un par de días me preguntaba si me había equivocado. Si en realidad no había sido demasiado exigente, ocasionando que todo se deshiciera.

Hoy corroboré que no.

Es increíble cómo alguien que fue tan cercano e importante ahora se comporta como un enemigo empecinado en destruirme. Como si esto se tratase de una guerra, y estuviera allí, atrincherado, pendiente de mis movimientos y eligiendo el momento en el que me ve vulnerable para asesinarme.

Quizás siempre fue un asesino y yo no me dí cuenta.

Creo que hay muchas personas que son asesinas de emociones. Carecen de rasgos de humanidad, y eso me preocupa bastante. No por ellos, sino por mí. Porque estoy expuesta a sus delirios.

Y todo se reduce a la culpa. La gran asesina de libertades.

Estoy tan enojada que ni siquiera encuentro palabras para escribir este post. Y el enojo no es bueno, no me gusta sentirme así.

Seguramente, esta sea la última vez que me provoques este sentimiento de inquietud, llanto y desesperación.

Seguramente, me tome largos días reponerme, reencontrarme conmigo y liberar este odio que siento hacia vos.

Seguramente a partir de hoy, voy a mirar con otros ojos a mi alrededor.

Evidentemente, no entiendo nada...


miércoles, 4 de enero de 2012

Quizás me equivoqué

Son más de las 3 de la mañana y no puedo dormir. No solo eso, sino que tampoco puedo dejar de llorar.

Hacía rato que no lloraba así, desconsoladamente. Con tanta angustia.

Todos los recuerdos cayeron sobre mí como lluvia ácida. Me revolvieron el alma hasta dejarme así, totalmente desarmada. Y repensando. Volviendo hacia atrás y pensando si tomé la decisión correcta. Si en realidad no habrá sido que estuve ciega, que pensé lo que no era, que exageré la situación. Si dí por sentado que la realidad era así, cuando no lo era, cuando yo estuve manipulándola todo el tiempo y viéndola desde mi óptica únicamente.

Trato de recordar si en algún momento cambié la perspectiva y salí de nuestras escenas para observar objetivamente lo que sucedía, o si siempre reaccioné sanguíneamente, como soy yo, intempestiva y explosiva. Sin pensar, sin reflexionar, sin prever.

Quizás me equivoqué y te perdí, cuando eras lo único cierto que tenía en mi vida. Te saqué de mi corazón casi obligada, porque estaba harta de sufrir. Porque las situaciones no eran como yo quería, porque perdí la paciencia, porque me olvidé de todo lo vivido. Quizás me equivoqué. Porque perdí la ilusión y la fe.

Tanto que hasta hoy, luego de casi 3 meses, no te lloré. Hasta esta noche. Donde te lloro y te recuerdo. Donde tu voz resuena en mi mente y me río, porque por momentos era tan suave... y la única con la habilidad de calmarme.

¿Cuándo fue que todo giró? ¿Cómo pasamos de desearnos tanto a sernos completamente indiferentes? ¿Por qué se escurrieron entre mis manos aquellos sueños de mujer y madre, y cayeron al piso estrepitosamente,  convirtiéndose en imágenes intolerantes? ¿Cuándo dejé de creer en el amor?

Quizás tendría que haberte escuchado más. O haberte hablado de otra manera. O haber seguido buscando otras opciones.

No sé.

Pero ahora, que me duele la herida de la fuerza que estoy haciendo para aguantarme el llanto, que tengo los ojos hinchados y casi cerrados, que me siento sola y vulnerable, ahora que parece que las cosas van cambiando, que voy creciendo y pensando distinto, que trato de hacer mi vida como puedo... ahora tu presencia invisible se hace carne y quiere devorarme.

Quizás el Universo conspiró una vez más para que yo siga aprendiendo a superar mi karma relacionado al amor.

O quizás, simplemente... me equivoqué.

domingo, 1 de enero de 2012

El primer día del último año del mundo

Y así se fue, el 1 de enero de 2012 pasó sin mucha fama ni gloria. Un día tranquilo, bastante caluroso y en el cual no recibí ni un llamado telefónico ni un mensajito de texto diciendo: "Feliz año nuevo".

Qué raro. Digo, porque todos nos desesperamos ayer (me incluyo) en esto de mandar mensajes con ambas manos a todos los conocidos. Y siguiendo los rituales típicos: mandarlos antes de las 11 pm, por si después se colapsan las líneas (ahora que lo pienso, si todos tomamos la precaución de enviar los mensajes y hacer los llamados antes de las 12 para evitar la congestión tecnológica, por qué igual las líneas funcionan mal? Supongo que aún existen aquellos que no lo pensaron, y recién lo aplican el año próximo, y bueno, así vamos, con los renovados avivados, tarde cada año. Ojo que el año que viene ya vamos a estar en otro plano, así que esta era la última oportunidad, se la perdieron), mandar algunos genéricos, estilo : Muchos éxitos para el nuevo año y que se cumplan todos tus deseos! (esos van para conocidos, o para los que mucho no queremos, pero queremos quedar bien), otros van personalizados y con mensajes subliminales: Que en el 2012 nos sigamos viendo!, y algunos deciden directamente llamar por teléfono, para asegurarse que el buen augurio quede grabado antes del fin del año.

Aunque después de la medianoche, también llegan algunos mensajes. Que son los que no salieron antes de las 12 y llegaron tarde (como esos que llegan a las 4 de la mañana), o son esos que mandan aquellos que se vuelven nostálgicos post-fuegos artificiales y post-brindis (que sí son capaces de mandarlos a las 4 de la mañana adrede, en un léxico ilegible). Yo, por ejemplo, estuve a punto de enviar un par, estilo melancólicos. Pero me detuve a tiempo y dije, nah, para qué? Si vamos a comenzar un nuevo año, que sea con una renovación verdadera. Sin dramas, sin escándalos. De eso también estaba tentada, de mandarme la gran Jimena y ocasionar un hermoso caos apenas comenzado el año. De hacer estallar una bombita y arruinarle la vida a algunos, cosa que arranquen el año con rupturas y discusiones. Pero me contuve. Porque dije que en el 2012 iba a ser buena.

La cuestión es que hoy fue un día pacífico. Si no fuera por esta herida de lado a lado que tengo en mi abdomen, hasta podría confesar que soy feliz. Pero los puntos me tiran y me duelen, así que también me duele un poquito la cabeza y algo de mal humor ronda.

Lo destacado del día es que en ningún momento tuve pensamientos enroscados. De esos que me acosan y no me dejan dormir, o me enfurecen, o me dan tristeza. Mi mente también estuvo pacífica. No me acordé de nada ni de nadie, ni extrañé nada ni a nadie, ni lloré por alguien o algo. Eso, es mucho.

Si mañana continúo así, voy a ocuparme un ratito de pensar en algo que me impulse a crear una película. Me asusta esta otra versión de mí, demasiado serena para mi gusto. Necesito adrenalina salvaje.

O, si el mal humor me gana, voy a tirar mi bomba y salir corriendo.

Jaja, no tengo cura.