lunes, 30 de enero de 2012

Tanto para ser feliz!

Casi las 2 de la mañana. Y no estoy insomne, estoy trabajando.

Pero decidí hacer un stop y escribir un ratito, porque la felicidad me desborda y necesito expresarla antes de que me explote el pecho de la emoción!

Soy feliz. Estoy atravesando uno de los momentos más felices de mi vida, como hacía rato que no experimentaba. Mis días son cada vez más maravillosos, no importa si hace mucho calor o si llueve, si en el trabajo me dan malas caras o si tengo cuentas pendientes por pagar. De repente todos mis problemas tomaron una nueva dimensión: una menor y menos dramática. Mi vida está dando un giro inesperado y me siento muy cómoda.

Quienes me siguen desde el principio de mi blog han leído cada experiencia, cada sentimiento que he tenido a lo largo del 2010 y del 2011. Vivieron conmigo momentos eufóricos, lloraron con mi tristeza, sufrieron con mis desamores y se rieron con mis locas aventuras con el Discovery Channel y el 152.

Compartí desde el fondo de mi corazón y sin recelo la aventura de tener 30 años en una sociedad llena de prejuicios, de falsedad y de hipocresía, siendo una rebelde nata, una cuestionadora y una analizadora peligrosa.

Sé que he escrito posts poco felices.... hoy los releo y me río, tal como sabía en aquel entonces que me iba a pasar; era sólo una cuestión de tiempo y perspectiva. Y como dice mi abuela: no hay mal que dure 100 años ni quien lo pueda aguantar.

Parece que mis 100 años se terminaron.

Parece que las lágrimas derramadas, la furia desatada, la incomprensión que me turbaba, ahora se han convertido en dicha y bienestar.

Parece que por fin, me tocó.

Y me da un poco de miedito decirlo en voz alta, pero como siempre, no voy a seguir ninguna costumbre irracional de esas que la gente mediocre quiere hacerle creer al resto de la gente, y voy a seguir mi corazón y celebrar cada maravilloso día de esta vida mía que me ha dado tantos golpes, pero que ahora me mima.

Estoy llorando un poquito. Me acuerdo de la canción de Frank Sinatra "My way" (A mi manera) y pienso mucho en mí.

Cada cosa que hice, cada decisión que tomé, siempre fue a mi manera. Siempre me moví impulsada por mis emociones, quizás realicé malas jugadas por ser tan sentimental y menos racional, pero las hice. Me arriesgué el todo por el todo, quedé en bancarrota y comiendo arroz y tomando agua tantas veces... Le dí puñaladas al corazón, me estrellé con cuanta pared existía, polemicé contra todo y todos, rompí reglas, jugué con fuego y me quemé. Corrí detrás de hombres, corrí detrás de sueños. Me creí que era una princesa, me desperté a las patadas cuando dieron las 12 y volví a ser calabaza... Confié con los ojos cerrados en personas que me traicionaron, dejé en manos de irresponsables mi corazón, bailé hasta que salió el sol al ritmo de David Guetta y tomé mucho vodka con Speed para calmar mis penas... Hablé horas y horas por teléfono, pagué pesos y pesos de facturas telefónicas, reventé 3 tarjetas de crédito en mi afán por comprarme el Universo material para llenar mi vacío espiritual... Estudié ciencias, educación, historia... aprendí a ser coach y mentor, a hablar un poquito en portugués y a sonreír cuando sólo tenía ganas de llorar...

Y acá estoy, sigo siendo yo; Jimena.

Con la única diferencia que esta vez sonrío más de lo que lloro, me aman más de lo que yo he amado alguna vez, corren detrás de mí más de lo que yo alguna vez he corrido, me llaman por teléfono más de lo que yo he llamado y me escriben más de lo que yo he escrito durante tanto tiempo.

Con la única diferencia que esta vez me valoran y me eligen. Que no hay nadie más, que sólo soy yo y saben verme. Saben apreciarme y me retribuyen todo lo que tengo para dar sin hacerme sufrir.

Y entonces mi biografía no autorizada comienza un nuevo y brillante capítulo; el que quizás sea el cierre del libro.

Gracias vida mía por darme tanto en estos 31 años.

Gracias Dios por mantenerme de tu mano en todas las formas en que lo haces: Isis, Krishna, Buddah, Osiris, Zeus, Jesús...

Gracias a mí por ser una espartana fuerte y bella y por nunca jamás traicionarme, por nunca jamás dejarme vencer, por nunca jamás ser cobarde.

Tengo mucho para ser feliz.

Y lo estoy viviendo intensamente.



1 comentario:

Común dijo...

Hola!!!!

Hoy sí, es el último día, alas 19 hs Argentina se sabrá que es el gran ganador, del concurso de La Blogoteca, donde tenes tu blog inscripto y yo el mío……Te espero allí para ver como salimos.
Buen fin de semana con un abrazo de oso.