sábado, 25 de febrero de 2012

15 días

Solamente faltan 15 días para el primer día de mi nueva vida.

En realidad, mi nueva vida comenzó hace tiempo ya, digamos que será entonces el inicio de la complitud de mi nueva vida.

Es asombroso cómo los caminos se abren, el sol se encarga de guiar nuestros pasos, y todo aquello que alguna vez fue tortuoso, oscuro y aterrador, queda tan sólo como un recuerdo, como una marca de sapiencia en la piel. Las lágrimas derramadas sirvieron de nutrientes para la generación de una hermosa nueva vida, que abre sus flores a la suave brisa del amor y extiende sus hojas abrazando el milagro de haber sobrevivido al crudo invierno, que parecía interminable.

Luego de haber vivido, de haber muerto tantas tardes, de haberme suicidado tantas noches... luego de los lugares perdidos en los que estuve, aquellos que no quería dejar atrás, aquellos a los cuales me aferraba para evitar que el viento huracanado arrastrara mi alma.... luego de entregarme, de darme por vencida, de fabricarme murallas y fuertes armaduras.... reviví.

Y una vez más, es acertada la elección del tatuaje que me acompañará durante toda mi vida. Una vez más tuve la fortaleza de regenerarme, de renacer y darme vida. Aunque esta vez, quízás tuve que ceder, quizás tuve que darme cuenta, que aceptar ... que no es malo dejarse querer. Dejarse ayudar, dejarse amar. Que fue mucho más fácil renacer en el amor cuando las defensas bajaron y me pude dar el lujo de dejarme infectar por el virus del enamoramiento. Que se convirtió en una inmediata pandemia en mi ser.

Siempre pude hacer todo sola. Siempre fui fuerte y resiliente. Y ahora, a mis 31 años, me doy cuenta que eso fue muy valiente. Pero que entregarme a los brazos del amor verdadero, también lo es. Que ya no hace falta remontar mi barca sola, en la peor tormenta, cansándome los brazos y desesperadamente quitando el agua para no hundirme... porque cuento con un compañero de viaje que lo hará conmigo. Que si estoy por llegar a la meta y mis piernas se cansan, y mi mente flaquea.... ya no tengo que empujarme sola a continuar, porque tengo unos brazos fuertes que me cargan y me llevan hacia mi felicidad, que me acompañan sujetando firmemente mi mano.

En 15 días mi vida va a completarse.

Muero de ansiedad....

No hay comentarios: