viernes, 15 de junio de 2012

Mi version de Sex & the City

Asi me siento. Como Carrie cuando Mr. Big se asusta y la deja plantada en el altar. Y se va de luna de miel con sus amigas.

Yo estoy con mi corazon roto, acompanada por mi madre y mi abuela en un hermoso hotel con palmeras, pileta, bar, pool, lounge, espacio de lectura, resto, parque verde y no se cuantas cosas mas, incapaz de disfrutarlo plenamente porque es tanta la tristeza, que me ahoga.

Y mi mente se llena de recuerdos a cada minuto, se llena de pensamientos, de dudas, de incertidumbres.

La diferencia entre Carrie y yo es que ella tiene un final feliz. Mr. Big termina volviendo y proponiendole matrimonio.

Y yo, por mas que quiera pensar en positivo, me veo mas en un final tetrico de un thriller, que en el de una comedia romantica. Y si uno es lo que piensa (segun Buddha) y genera su presente en base a sus pensamientos, estoy lista.

Pero no puedo, no me sale. Tengo todas las penas y pesares del Inframundo en mi alma. Y ni Zeus me salva. Hasta Cronos es mi enemigo. El senor del tiempo me esta consumiendo.

Manana brillara el sol y hara calor. Quien sabe, quizas hasta pueda sonreir y disfrutar al menos de este aire puro que respiro.

Quizas de tanto llorar en silencio, finalmente me calme y algun angel protector venga en mi auxilio.

O no.

Hasta manana
Enviado desde mi BlackBerry de Movistar (http://www.movistar.com.ar)

No hay comentarios: