martes, 17 de julio de 2012

Agotada y herida

Como si hubiese participado de una cruenta batalla. Y hubiese perdido.

Si pienso mejor, el "como" no es apropiado. Estuve en una batalla, aun sigo participando de ella.

La batalla mas difícil que jamás he tenido que enfrentar; la que es contra mi misma, contra mis frenos a crecer, a autoconocerme.

Y estoy perdiendo sangre. Mucha sangre y muchas lágrimas se están derramando.

Estos "enemigos" están desgarrandome viva y arrancando de mi pecho mis creencias mas arraigadas, mis apegos, mi vieja conciencia.

Estoy tratando de sobrevivir y curar mis lesiones para continuar luchando hasta vencer. Hasta decapitar los miedos, apuñalar los patrones repetitivos y liberar mi verdadero ser. Hasta proporcionarme libertad.

Pero por momentos, flaqueo. Soy débil y frágil, y tan solo grito en silencio por un abrazo que me contenga este vacío de amor que no puedo completar nunca.

Estoy cansada.
Enviado desde mi BlackBerry de Movistar (http://www.movistar.com.ar)

No hay comentarios: