martes, 17 de julio de 2012

Atravesando-me

En ese proceso estoy. En el de trascender a mi misma.

Y me esta costando mucho pasar por esta experiencia.

Si bien siempre he escuchado que crecer duele, que nada en esta vida se logra sin esfuerzo, que el que quiere "celeste", que le cueste... No imagine que la parte mas dolorosa del camino seria el momento de enfrentarme a mi misma y mantenerme firme en la lucha por convertirme en una mujer mejor.

Mas allá de quien lo vea o no, de quien lo haya visto o no. He de atravesar esa puerta, esa que dejara atrás a esta vieja versión de mi para pasar a ser aquella que yo quiera y elija, aquella con la que me sienta cómoda y me de seguridad. Por mi. Para mi.

Pero para eso tengo que desapegarme de casi todas aquellas creencias que construí durante largos años. De mis deseos imposibles, de mis expectativas inalcanzables, de mis caprichos, mis frustraciones, mis sufrimientos.

Tengo que aprender a vivir en soledad. No quiere decir aislada, sino cómoda con la soledad. Mi cabeza y yo; sin que la primera me consuma viva y se quede con mi psiquis y mi cuerpo físico. Dominar los pensamientos para encontrar la paz.

Y aceptar. Aceptar la vacuidad de las formas, de las emociones, de las sensaciones. Reconocer la impermanecencia de todo y la perdida como tan solo el inicio de un sufrimiento que ha de cesar también.

Sin culpa. Sin condenas. Sin tortura masoquista.

Estoy muerta de miedo.
Enviado desde mi BlackBerry de Movistar (http://www.movistar.com.ar)

No hay comentarios: