jueves, 5 de julio de 2012

Y de repente... Sucedio

Asi de repentino. Luego de tantos amaneceres oscuros, finalmente se hizo la luz.

Me desperté con los ojos pegados, seguro que de esa "conjuntivitis" que agarra luego de haberse uno dormido llorando, pero dentro de mi sentía algo distinto. Mire por la ventana y vi el sol. No se si siempre hubo sol y yo hasta hoy no lo había visto, o si salio para mi en su mas hermosa investidura de Ra.

Levante la persiana y deje que sus cálidos rayos me abrazaran. Sentí la energía corriendo por mis venas. Como antes. Como hace muchos siglos atrás también, cuando vivía rodeada de desierto.

Abrí la ventana y respire esa brisa fuerte y fría. Y sucedió.

Me sentí viva nuevamente.

Entonces corrí a mi reproductor de DVDs, busque un CD de música de los ochenta, subí el volumen casi al máximo y el rito comenzó.

Baile. Baile como hacia meses que no bailaba. Cante. Levante mis brazos, baile y cante sin detenerme. Me rei. Pedí aplausos a mi publico invisible.

Volví a ser yo.

Mi escarabajo Jepri otra vez fue exitoso en su renacer.

Gracias por traerme una vez mas.
Enviado desde mi BlackBerry de Movistar (http://www.movistar.com.ar)

No hay comentarios: