jueves, 20 de septiembre de 2012

6 días para un nuevo comienzo

No, no me voy a ningún lado por ahora. Ni tampoco me dio un nuevo ataque de espiritualidad. Ni ninguna de todas esas cosas que hice en el pasado y no me funcionaron.

Porque según Einstein estar loco es hacer una y otra vez lo mismo, pero esperando resultados distintos. O sea que yo estaría, enmarcada en esa afirmación, algo loca.

Algunas cosas las sigo haciendo igual, y sigo esperando obtener resultados novedosos. Por ejemplo, prometerme a mi misma curar mi insomnio, y estar escribiendo este post a la 1 y pico de la madrugada, como casi 2 de cada 5 noches, pretendiendo no tener sueño mañana. Y hay mas. Muchos otros ejemplos que por ahora, me reservo.

Pero de todas formas, cuando digo "nuevo comienzo", me refiero a que estreno un nuevo año en mi vida. El año 32 después de mi nacimiento. Y eso, en si, me esta generando algo en mi interior que no se bien como describir.

Por eso lo llamo "algo", esta claro.

Me siento como cuando estaba por cumplir 30, o quizás, un tanto mas complejizada. Es que desde ese momento pasaron tantos eventos en mi vida, que si Rubik pudiera me dedicaría un cubo. Bien difícil de resolver.

Como en un PMS permanente. Sensible, oscilando entre todos los extremos conocidos y analítica. Muy analítica.

A veces me asusto de mis sobre-analisis. Porque son innecesarios, si; pero también porque me hacen muy distinta al resto de los humanos que me rodean. Y ser "distinta" es, generalmente, un estigma. A los seres comunes no les gustan las distintas. Y ahí viene el etiquetado: "excéntrica", "aburrida", "intelectualoide", "seria", y bla bla.

Ya estoy sobreanalizando de nuevo.

Aunque es cierto, mi distintiva esencia por momentos no me ayuda. En estos días raros, previos a mi nuevo año de vida, la estoy pasando; del 1 al 5 siendo el 5 espectacular; como un 2.

No soy desagradecida ni inconsciente de la cantidad de buenas personas, cosas y momentos que vivo todos los días. Lo se, lo reconozco.

Pero hablo de un 2 en la escala Ritcher de las emociones.

Que están en pleno trabajo de perfeccionamiento; lento y minucioso.

Pero pese a la baja calificación, de algo estoy segura: la obra de arte de mi misma saldrá hermosa.
Sent from my Blackberry

No hay comentarios: