domingo, 7 de octubre de 2012

Rompiendo el Samsara

Ya no se mas que pensar.

Y aunque he escuchado mucho estos dias la frase esa que dice "hacer siempre lo mismo y esperar resultados distintos es sinonimo de locura", parece que mi rueda del Dharma es una pelicula que pasa una y otra vez frente a mis ojos, esperando que haga un movimiento distinto para que se termine el continuado; pero como si lo hiciese de forma totalmente imperceptible a mi habilidad real de accionar.

Hablando de eso, la semana pasada vi una pelicula que, al principio, parecia super complicada, pero que, al final tuvo sentido. Que haya tenido sentido nada tiene que ver con que igual era mala, pero al menos el argumento tenia algo de contenido para reflexionar.

Por lo que entendi, una chica se muda a un nuevo edificio, en el cual suceden cosas raras. Parece como si la trama fuese una mas de terror, pero ella va descubriendo que hay camaras en todos los rincones, filmandola, y como existe un grupo de personas (que supuestamente son los vecinos), que son los organizadores (o colaboradores) de esta simulacion. La cuestion es que en un momento ella esta ahi a los besos medio revolcandose con el muchacho que le gusta, y comienza a prenderse fuego la habitacion. Fuego literal. Entonces, cuando intentan escapar a el se le cae un ropero encima (sisi, un ropero), y queda atrapado. Ella intenta ayudarlo, pero al mismo tiempo, su vida esta en riesgo, porque toda la habitacion esta practicamente envuelta en llamas ya. Ahi viene el dilema: se salva o se queda a intentar salvarlo. Y ahi es donde la pelicula comienza a cobrar sentido. Ella decide dejarlo y salvarse y sale x una ventana. Pero cuando va a saltar hacia la escalera para escapar, pierde el equilibrio y se cae al vacio. Y muere, obvio. O sea, lo dejo al pobre hombre quemarse vivo y encima ella tambien murio.
Ahi aparece uno de estos "vecinos", con un corta toma de cine, en donde se ve la leyenda "Toma 2500". Y la escena comienza de nuevo.

O sea, ella esta en ese lugar, muy parecido al Samsara, tratando de liberar sus decisiones pasadas e intentando realizar un cambio significativo en las mismas, para obtener un resultado final distinto. Y con una oportunidad detras de otra de accionar de otra forma. Le llevo como 2503 tomas, pero al final decide quedarse con el y ayudarlo. Cosa que no se ve si puede hacer o no, xq cuando la policia va a relevar la escena, no encuentra restos de sus cuerpos ni tampoco ellos aparecen vivos. Quizas lograron alcanzar el Nirvana. O se carbonizaron por completo. Quien sabe.

Independientemente de lo que ustedes piensen de mi interpretacion de la pelicula, de mi estado mental y de la existencia o no del Samsara, yo, hoy, en este momento estoy aprendiendo a romper con su ciclo, con cada una de las nuevas oportunidades que se me presentan. Ni idea por el numero de toma que voy. Conociendome, seguramente sea la 1,563,652 y sigue el conteo...

Ayer alguien me dijo: "es como si por momentos tuviera que rescatarte de vos misma". Y ahi cai en aquello que alguna vez lei en el libro "El poder del ahora": si me tienen que rescatar de mi misma, es porque hay dos yo; yo y yo misma. Y una es un peligro para la otra. Y vaya! Que significativo que hayan utilizado la palabra "rescatar"...

Quizas sea otro mas de mis sobreanalisis, de mis filosofeadas con zapatos de goma en medio de una sobredosis de Paracetamol.

Pero yo siento que estoy rompiendo con casi-todo. Casi-todo este limbo que me ata a incomodidades varias. Siento que me estoy liberando. Que ya me quedan 2 pasos, 2 mm, 2 tomas mas...

Para llegar a sentir la libertad.

Y, por que no, para que mi pelicula avance sin ya mas repeticiones.
Sent from my Blackberry

No hay comentarios: