domingo, 21 de octubre de 2012

Volverme loca suena interesante, pero mejor no

Es una opcion, claro. Todos tenemos esa opcion.

Caer en la locura y mandar todo al diablo. Todo y a todos los fantasmas molestos que vienen a mi cabeza cuando menos los necesito.

Pero mejor no, porque eso es lo mismo que huir, que esconderme debajo de las sabanas porque le tengo miedo al cuco.

Y, hasta donde yo se, el cuco no existe. Asi que por logica, esos fantasmas, tampoco. Estan ahi porque yo les doy lugar, y si les cierro la puerta, se quedan afuera.

Debo tener algun problema de tipo cerrajeria yo, porque no hay forma de trabar el acceso. Se filtran y me invaden.

En fin, es cuestion de resistir. Hoy por mi, manana por mi y pasado por mi tambien.

Porque si sigo esperando que alguno de esos incorporeos se manifiesten en mi favor, voy muerta. Son asi, espiritus sin cuerpo, que disfrutan haciendome creer en cosas que no son tangibles y me llevan de la realidad a la ficcion mas lejana, donde me convencen.

De que? De todo aquello que creo querer y creo necesitar.

La verdad es que lo que quiero y necesito es mucho mas simple que cualquier novela que me creo en mi cabeza.

Pero hasta el momento, no lo he encontrado. Solo me pierdo en imagenes vagas, en ilusiones y expectativas.

Quizas la locura que experimento sea esa; seguir pendiente de algo/alguien que no llega ni es. Y, por ende, seguir postergandome a mi misma en el camino.

Reenfocarse. Esa es la cura para el miedo.

O al menos, para evitar el chaleco de fuerza a corto plazo...
Sent from my Blackberry

No hay comentarios: