martes, 18 de diciembre de 2012

A 3 días del fin de la Edad de Degeneración de este Eon Afortunado

Según la tradición budista, cuando el Buddha hizo girar la Rueda del Dharma, surgieron las enseñanzas fundamentales sobre las cuales se basaría su filosofía.

Esto ocurrió en el contexto de las cinco perfecciones:

1) Con el maestro perfecto; es decir, con la manifestacion de mas de 1000 buddhas entre los que se encuentran Gautama y Shakyamuti, hecho poco frecuente (por eso el llamado Eon Afortunado)

2) Con los discipulos perfectos; hombres y mujeres, monjes y laicos, bodhittsatvas y arhats (aquellos que postergan su iluminacion para ayudar a todos los seres a alcanzarla y aquellos que luchan y destruyen las "maras" o fuerzas negativas)

3) Con la ensenanza perfecta; en este caso se habla de las 4 Nobles Verdades, de la Perfeccion de la Sabiduria (la Prajnaparamita) y el Tantra

4) En el momento perfecto; en este Eon que se acaba, en el cual la energia espiritual se encuentra en su punto maximo

5) En el lugar perfecto; donde se hizo girar la Rueda y donde el Buddha alcanzo su iluminacion final

Y a pesar de todo lo mencionado, yo sigo aqui, tan ida y confundida como siempre, incapaz de hacerme carne.

O sea, soy consciente de que el origen del sufrimiento es meramente mental y se relaciona con el apego, las expectativas y las propias formaciones de significados impuestos a un tiempo "pasado" y "futuro" que no controlamos, simplemente, porque no existen. Entiendo que tan solo existe el hoy, y que si analizo objetivamente toda la energia convertida en materia a mi alrededor, el vacio es parte del todo, y por ende, si hay vacio no habria de existir el sufrimiento.

Pero sigo sin poder. O mejor dicho, cada dia estoy unos 20 metros mas compleja. En escala ascendente, se entiende.

Y tambien, mas sola.

Aquellos que decian amarme, se fueron.
Aquellos que decian ser mis amigos, se fueron.

Ya me enganaron, me lastimaron y me traicionaron. Ya me mintieron y usaron. Ya me criticaron y humillaron.

Igual, sigo de pie. Sigo adelante, si me caigo me levanto, si me hundo me rescato, si me asesino me resucito y si me endemonio me exorciso.

Sola.

Asi lo aprendi.

Porque este año el desapego fue excesivamente cruel. La leccion la sigo aprendiendo con los golpes mas devastadores: desapego o desapego, no hay opcion. Humildad o humildad. Compasion o compasion. Reflexion o reflexion.

A tan solo dias del fin de la Edad Afortunada y a pasos de alcanzar la Era Dorada, reafirmo mi persistencia y paciencia para lograr mi paz y felicidad: seguir conociendome.

Seguir perdonandome y amandome.

Seguir acumulando metros de complejidad hasta alcanzar la cima de mi misma.

Porque me habré equivocado varias veces y en varias decisiones, pero han sido desde el alma. Y el espíritu. Y mi conexión directa con la divinidad me ha ayudado a recargarme.

Sin miedo. Sin nihilismos ni absolutismos. Sin extremos. Sin formas. Sin Samsara o Nirvana.

Que bueno.

En 72 horas habremos dado el salto cuantico.

Y entonces si, ya todo pasara...
Sent from my Blackberry

No hay comentarios: