lunes, 31 de diciembre de 2012

Balanceando otro año revoltoso

Este es el momento del año en el cual uno mira hacia atrás y piensa en todo aquello que sucedió.

Entonces puede haber expresiones tales como que hice??!!, o como pude ser tan imbécil??!!, o que lindo ese día!!!, o... para que cuernos hice eso??!!

En fin, que todas son válidas y resumen aquellos recuerdos que ahí están, desparramados por los meses de este 2012 que se termina. Bien revolucionario.

Personalmente, me ha pegado duro. Como en la pelea de Rocky con el ruso, así se mostro: con meses que fueron miles de rounds, piñas por aquí y por allá, caídas, golpes bajos, ojos en compota, quedando medio ciega y sorda ... Pero de pie, sin knock out, resistí hasta llegar al final de la contienda.

Estuve allá arriba por las nubes, soñando con castillos y vestidos de princesa, y me deje vender todos los espejitos de colores del mundo.

Mas inocente que Montezuma cuando llego Cortez y destruyó un imperio de mas de 2 mil años. Creyendo haber sido rescatada por un "dios" mitológico, que en realidad ocasiono mi destruccion.

Pero como lo dice la tradicion hindú (hablando de Roma...), existe Shiva pero también existe Vishnu. Uno no puede ser sin el otro. La destruccion vs. la creacion. En una rueda perfectamente diseñada para coexistir.

Y así fue.

El 2012 trajo mi destruccion, mi muerte, mi desapego total a todo lo que conocia. Nada de aquello que estaba, sigue estando.

Quienes creia mis amigos y aliados, formaron en las filas enemigas durante el peor momento de mi batalla.

Pero tambien surgieron compañeros que decidieron quedarse del lado de la Resistencia, me cubrieron y curaron. Pocos, muy pocos. Pero valiosos como el aire que respiro.

Ya no formo parte del sistema al que perteneci por años. Vague errante por lugares que tampoco llenaron mi vacio profesional.

Hasta que decidi aferrarme a mi misma, a mis ideas, a mis proyectos, a mi vocacion, mis sueños.

Hasta que me re-cree. Me re-construi. Como Jepri, a quien llevo sobre mi hombro. La regeneración permanente del ser.

Lo sigo haciendo, y es asi como hoy estoy preparada para entregarme por completo a mi misión. A mi real esencia.

A mi nueva oportunidad.

De remendar por completo el corazon, o mejor dicho, de quitar los remiendos y dejarlo volar libre, sin apegos, sin expectativas, sin deseos. Tan solo existiendo en si mismo, amplio, feliz de amar sin condiciones, sin miedo, sin sufrimiento.

Conectada con mi luz interior, mi fuerza divina, reconocida por mi madre dimensional, que no me abandona y me guia, protegida por fuertes guerreros ancestrales y angeles guardianes que vienen en mi auxilio con tan solo invocarlos.

Aprendi a disfrutar de la no-mente. Aprendi a hacer silencio y escucharme, a que aquellos ratos de ansiedad, inestabilidad e ira, se conviertan en espacios de tiempo cada vez menores.

Para convertirme en maestra y guia de mi misma. Dominar mis pensamientos y sensaciones, mis emociones y percepciones. Entender que todo es Uno y es Energia.

Y asi, despedir este Minotauro 2012 al que tantas veces invoque. Del que corri aterrorizada, del que me escondi. Hasta que ya no tuve donde escapar... Y entonces al mirarlo y enfrentarlo, comprendí por que estábamos allí, en ese laberinto que nos consumía y despojaba de nuestras almas.

Así lo domestique, como decia el zorro al Principito.

He sido testigo del mas maravilloso cambio: el mio. Eso que tanto busque por tanto tiempo, siempre vivio en mi.

Bienvenido 2013.

Yo, quien soy y siempre he sido, te estoy esperando.
Sent from my Blackberry

No hay comentarios: