jueves, 12 de diciembre de 2013

Ultimamente 2

Ultimamente, lloro mucho. 
Bueno, no es que eso sea una novedad en mi, pero cada día que pasa mi nivel de sensibilidad aumenta. Hay veces que me levanto a la mañana y lloro por el simple hecho de ver el sol brillando alto y fuerte, por el aire fresco que entra por la ventana, o por la alegría que me provoca prepararme el desayuno a mi ritmo, mientras escucho mis mantras y me arreglo para comenzar el día.
Cuando me entero, de casualidad generalmente porque decidí hace tiempo ya no mirar más noticias, que alguna injusticia de las que siempre han ocurrido y continúan ocurriendo en el mundo está ocasionando la sangre, lágrimas y salud física y mental de otros seres humanos en algún lugar de este planeta; también lloro. Ese llanto es más de impotencia, de rabia. Pienso que no existen muchas personas a las que realmente les importe lo que le pasa a otras personas que están geográficamente distantes (o cercanas); esas personas eligen ignorar esta realidad.
Yo, por ejemplo, no estoy haciendo en este momento nada que realmente genere un impacto directo de ayuda a quienes están pasando tiempos precarios, pero no ignoro su existencia. Los llevo a mis rezos, a mis pensamientos, a mi corazón que realmente se hiere y es capaz de sentir el dolor ajeno como propio.
Pero esas personas que ignoran, me dan miedo. Y en esto de ignorar, no me refiero solamente al hecho de cambiar de canal, sino a esa forma de ignorar que viene desde el más absoluto desgano, a esa falta de empatía y compasión que los lleva a parecer no humanos, automáticos, robóticos.
Es que, si no sentimos compasión por nuestros semejantes, entonces, qué tipo de especie somos? Por qué cuando veo un documental sobre los niños de Siria que han quedado huérfanos y a la deriva, sin posibilidad de educación, de sentir un hogar, de gozar de sus derechos de ser cuidados y amados; por qué a mi se me desgarra el alma y me dan ganas de tomarme un avión para asistirlos aunque mi propia vida se exponga a riesgos; y existen personas con poder, con medios, con posibilidades de acción enormes, que eligen, y repito, ELIGEN no hacer absolutamente nada?
Nosotros existimos en este planeta desde hace millones de años, tantos como desde que los dinosaurios se extinguieron. Hemos aprendido a sobrevivir al frío y al calor, a capturar alimento, a cosechar, a criar animales. Evolucionamos hacia el comercio, la creación de aldeas, ciudades, imperios. Nos creamos nuestros propios principios morales, nos inventamos nuestras creencias en dioses y decidimos qué sería lo socialmente aceptable y qué no. Construimos fábricas, entramos en la industrialización, disfrutamos de las eras del conocimiento científico y tecnológico. Hicimos un mundo hermoso lleno de arte, de música, de obras teatrales y películas. También diseñamos vacunas para curar enfermedades, tratamientos para mejorar la calidad de vida de pacientes crónicos, prótesis, dispositivos de alta tecnología para garantizar diagnósticos precisos. Construimos cohetes para ir al espacio, pisamos la Luna, mandamos robots a Marte.
Y nosotros también fuimos quienes durante milenios sostuvimos la guerra como medio de conquista, expansión y sometimiento. Y somos nosotros quienes aún seguimos avalando a nuestros gobiernos en la fabricación de armamento militar de ciencia ficción para “defensa” de nuestros países. Por qué un país habría de defenderse de otro? No fueron suficiente Hiroshima y Nagasaki? O Vietnam? O la expansión del nazismo? O Mussolini? O el Aparthaid? O la segregación en Estados Unidos? O la Guerra de Malvinas? O Bosnia? O Irak? O Afghanistan?
Dónde está el punto final? Donde está el balance entre ese ser humano hermoso que somos, que generó evolución, arte, creación; y este otro que solo destruye y es un experto generador de muertes? Dónde está el espacio de reflexión, ese momento de silencio en el cual conversamos con nosotros mismos y miramos a nuestro alrededor y nos damos cuenta de la grandeza que nos rodea y del milagro de que nuestro cuerpo, formado por miles de células, por órganos, por energía, por músculos, huesos y piel, todos y cada uno de los días, segundo a segundo, minuto a minuto, hora a hora, nos responda y funcione para que nosotros podamos mover un pie frente al otro, o podamos mover los dedos de la mano, o podamos abrir nuestros ojos a la mañana? Dónde está la compasión, la más pura compasión y el respeto y estima por la vida, por el reconocer al otro como humano y hermanarnos tan sólo por eso?
No se si soy yo que tengo una mente compleja, si es que hace rato ya que estoy lejos de casa y la nostalgia me pega palizas frecuentes, o si me estoy poniendo vieja y romántica.
Pero a mí, últimamente, el llanto me abraza en distintos formatos.
De alegría muchísimas veces. De sorpresa, todos los días ante mínimos descubrimientos que me muestra la vida. De rabia y dolor, frecuentemente.
Quizás al final del cuento descubra que valió la pena ser parte viva de esta red de sentimientos y realidades compartidas. Y cuando todo pase frente a mis ojos en breves segundos, se me caiga una lágrima más, pero esta vez, de paz conseguida.

viernes, 22 de noviembre de 2013

Hoy entendi

Hoy entendi que no importa donde estoy hoy, ni donde estuve ayer, ni donde estaré mañana. Porque la impermanescencia es inherente a la condición de existir. Así como la energía no se destruye, sino que se transforma; las situaciones en las que nos encontramos no son perennes, van reconstruyéndose en el tiempo y trascendiendo.

En relación a lo anterior, ningún hecho del presente realmente me perturba, aunque quizás sea uno de esos que prefiriera no estar experimentando. Y será justamente por ese motivo que necesito observarlo, no analizarlo, y dejarlo pasar. Sin que genere ningún sentimiento que disocie  mi paz mental y la fragmente.

No es una tarea sencilla, porque desde que nacemos estamos instruídos en la dinámica de la sobrevaloración y sobre-acción de los pensamientos sobre nuestro estado anímico real del presente, y vamos enfermando nuestro cuerpo fisico y nuestro espíritu con sobrecargas de ansiedad, ira, deseos de control, culpa y miedos. Miedo al abandono, miedo al fracaso, miedo a la incertidumbre. Necesidad de controlar la incertidumbre, formación de elevadas dosis hormonales que nos colocan en un estado de conciencia alterado durante largas horas del día. Exceso de asignación de responsabilidades, exceso de satisfacción de los deseos ansiosos del organismo: comida, bebida, cigarros, drogas para dormir, drogas para el dolor físico, drogas para la digestión. Necesidad de llenar el vacío existencial, la ira, la culpa con elementos materialistas superfluos y banales. Sobrealimentación del ego.

El ego.

Pienso que detras de los grandes egos siempre hay pequeñas personas inseguras y que enfrentan serias dificultades para practicar la compasión consigo mismas y permanecen en la oscuridad que sale de ellas mismas.

Cuando estoy cerca de alguna de estas personas, mi campo energético puede sentir la baja frecuencia de sus vibraciones, esa energía densa y oscura, pesada y cargada de envidia, de recelo, de esa mezcla tan triste de desesperación y reticencia, de fracaso y altanería, de soledad y nimiedad.

Tengo que reconocer que aunque hoy entendi todo esto, no es facil solo sentarme y respirar.

Pero confío. Y tengo fe.

El Universo siempre sabe cual es el mejor camino para cada uno, solo hay que dejarse llevar y fluir con su guía. Las experiencias que creamos mientras vivimos nos hacen quienes somos, nos llenan de sabiduría y luz, de amor y paz. Siempre que las utilicemos para nuestro bien superior y para el de los demas.

Hasta ahora, mi alma se ha mantenido pura. No han logrado contaminarme con ningun ataque de oscuridad.

Y soy feliz. Así simple como soy. Así con mis creencias, respetando mis principios y valorando quien soy. Honrando el hecho de abrir los ojos cada mañana y disfrutar del sol en mi rostro. Agradeciendo tener un plato de comida en mi mesa siempre, una cama donde dormir y una ducha de agua para bañarme.

Soy una privilegiada en esta vida.

Hoy entendí.

lunes, 30 de septiembre de 2013

Soy una chica que llora

Mucho. Y por diferentes motivos.

La musica me hace llorar a veces. Escuchar aquel nocturno de Chopin, o alguna cancion de Andrea Bocelli, o quizas, algun rock viejo o hasta un tango melancolico hace que mis ojos desaparezcan, y queden como finas lineas dibujadas en mi rostro.

Me trae recuerdos, y puede ser ese el motivo por el cual lloro. Porque las melodias recuerdan a mi alma algunos momentos que quedaron atrapados en el pasado, y que ahora solo puedo observar como una espectadora en medio de un cine. Sin intervenir, sino tan solo sentada a lo lejos, viendo como se suceden y por momentos, reviviendo las sensaciones y sentimientos que me dejaron.

La musica me hace llorar, porque toda mi vida ha sido una gran cortina musical, y yo, la protagonista que canta y baila en cada escena, a veces con alegria. Muchas otras... Desaforadamente, y llena de tristeza.

Lloro cuando veo una pelicula que me toca el corazon. Cuando leo algunas frases de los guiones, cuando veo las acciones de algunos valientes, o de otros valientes enamorados, o cuando me muero de rabia por alguna injusticia. 

Lloro con las imagenes de algun animal en problemas, o abandonado, o asesinado. Lloro tambien de alegria cuando los veo festejar reencuentros con sus amos, o cuando hacen travesuras y luego corren en busca de amor protector.

Las palabras de amor me hacen llorar.

El amor, ese que tanto busco y que tanto quiero, ese que me arranco el espiritu y me dejo insome, rodeada de cigarrillos y palabras vacias, sin respuestas, durante tantas noches. Ese que me llevo a la cima y me empujo sin piedad hacia el centro de la Tierra, donde me prendi fuego y baile con mis demonios, hasta convencerlos de dejarme volver. Ese amor que me lleno de extasis algunas mañanas calidas y algunas tardes de otoño, el mismo que me asesino en verano y me enterro en invierno. 

Ese amor que no entiendo, que no se si existe, que no se si quiero, que no se que quiero. Por ese amor tambien lloro. 

Y lloro cuando descubro su nuevo rostro. Cuando cada dia que pasa me sorprende con una version distinta de las que conozco. Cuando me despierto y ahi esta esperandome. O cuando me acompaña en el dia. O cuando se va conmigo a la cama de noche. Lloro. Porque ese amor no se parece en nada a aquel que me hizo creer que asi era, esa imagen mitad malvada, mitad benevola disfrazada de distintos colores, con distintos ojos y distintos perfumes, encarnada en distintos cuerpos que se acercaron a mostrarme un mundo falso con una definicion que no era cierta. 

Este nuevo rostro es autentico. Y se parece mucho al amor que yo llevo dentro. 

Por eso lloro. Porque quizas, y tan solo quizas, si asi se parece, quizas sea su gemelo. 

Soy una chica que llora, y mucho.

A veces, sin motivo.

A veces, mis motivos no los entienden.

A veces, yo tampoco los entiendo.

Pero hay algo que si puedo decirles. De mis lagrimas renace un nuevo ser cada vez, y se llena de fuerza vital, y se libera del dolor y la espera, de las expectativas y los deseos. 

Lloro para crecer. Y asi, sigo viviendo.




miércoles, 11 de septiembre de 2013

Reflexiones de miercoles. De miercoles a la madrugada, digo.

Antes reflexionaba en el 152, y muchas veces esos insight me ayudaron a constituir la Jimena que soy hoy. No se bien si agradecerles o agarrarme la cabeza, pero no importa. El hecho es que me han moldeado.

Hoy, a pasos del insomnio que comienza a atacarme lentamente otra vez, como en los viejos tiempos, estoy aqui tirada en la cama estilo sardina enlatada version al natural, meditando sobre muchas ideas que no se quedan quietas. Segun mi interpretacion del escenario actual, si no las dejo salir, van a seguir rebotando en las paredes de mi craneo, que ya no es el mismo que el de los 23; y tanto golpeteo puede ser letal. Y si bien desintegrarme siempre es una buena opcion, mejor elimino y hago espacio para una eventual horda de pensamientos mas utiles que quizas algun dia inunden mi psiquis.

En fin, la cuestion del amor esta complicada. Bueno, que tampoco se ya que es esto del "amor", en el marco Occidental retorcido en el cual vivo.

Me refiero puntualmente al amor romantico, porque sigo afirmando que siento amor en varias otras situaciones que no implican un sexo masculino por el que siento atraccion fisica primitiva y con el cual me dan ganas de hacer perdurar la especie.

No hay manera.

Estoy atrapada en una matrix de manifestaciones vibracionales con pito, que resuenan bien lejos mio, sin un maldito electron en sus configuraciones que guste de mis protones tanto como para enlazarse de forma permanente a mi estructura y fusionarnos en la creacion de un futuro nuevo elemento.

Asi de complicado esta el asunto.

Tengo varios ejemplos de especimenes para diseccionar: los cobardes elocuentes y seductores que se dedican a conquistar gametas hembra para luego huir sin prisa ni pausa (ni explicaciones), los que tienen alguna mezcla genetica con el reino Fungi (o sea, son como hongos), los que se piensan Odysseus viviendo en la isla de Circe (yo vengo a ser la mismisima ninfa de sus fantasias), los que en lugar de Circe me confunden con Penelope (la que teje y desteje y espera, y espera, y espera, y espera... Y sigue esperando), los que desafian mi intelecto en batallas dialecticas como si estuvieramos en la escuela de Aristoteles. Y podria seguir.

La complicacion reside en que ni con Google Maps encuentro a uno, UNO solo que, al momento de abrirle el pecho en dos con el bisturi, me muestre un poco de humanidad.

A ver si soy clara,

Ni un vendedor de humo, ni un maniatico sexual, ni un egolatra ilustrado, ni un fantasma ausente. Y ciertamente, un hongo tampoco.
El amor que yo quiero para mi es humano. Si lo pincho, sangra y si lo pellizco fuerte, llora. Si lo abrazo, me pide que me quede asi y si me quedo mirandolo, se sonrie. Si se me caen unas lagrimas por alguna pavada, me deja ser y si me enojo porque el mundo es injusto, me ayuda a cambiarlo.

El amor que yo quiero es tangible, lo respiro y lo huelo. No lo tengo que imaginar, o desearlo a mi lado cuando elige quedarse lejos.

Creo que la culpa de todo esto la tienen los cuentos de hadas que nos hicieron creer cuanta locura escribieron esas personas siniestras (y posiblemente drogadas), sobre sus idealizaciones, fantasias materiales y perversiones.

Y ahi vamos todas las mosquitas vestidas de vaquitas de San Antonio a prenderle velas al patrono del amor, comer chocolates en San Valentin y despues rezarle desaforadamente a San Miguel para que nos saque los demonios que nos dejaron encima.

Genial.

Me voy a dormir.

Que sean felices para siempre.
Sent from my Blackberry

lunes, 9 de septiembre de 2013

Ultimamente

Estoy bastante perdida en este mundo que,  a pesar de ser pura energía condensada y materializada, se muestra terriblemente real. Tanto que hasta creo que soy parte de el.

He pasado semanas extrañas. 

Es difícil describir como fui bajando uno por uno por los círculos del Infierno, hasta casi llegar al mismisimo  corazón de Satanás. 

Algunas personas me han dicho que soy una dramática. No voy a contradecirlos, tengo bastante sangre griega antigua en mi ser, me gustan las pasiones descontroladas y la desesperación del alma incapaz de controlar el flujo del destino. Me expongo a morir una y otra y otra vez en los brazos del inoportuno amor mal diagnosticado. Es cierto.

Pero también es cierto que tanta humana brutalidad me exaspera. Me deja agotada, sin fuerza, casi sin respirar. 

Ultimamente no entiendo a esta raza dominante. Y no me identifico con ella.

Vivo rodeada de ira, violencia y arrogancia, de hordas de ciegos que aunque tienen los ojos abiertos, no pueden sino ver su única guerra: devorar la fe, el corazón y el espirito de sus similares. Quien logra atacar primero y dar la mordida letal, es quien gana. Quien infecta al otro con su mundano egoísmo y sus placeres banales, es quien vence. Quien come mas humanos, es quien se consagra en esta "sociedad".

Entonces camino todos los días sobre este asfalto apocalíptico, con la piel expuesta a mi única esperanza: el sol, la luz. Y aunque existan quienes afirman que será el mismo Ra quien ocasione el exterminio final, hoy es quien limpia mi aura y me empuja a seguir. 

He pasado semanas extrañas.

Pues, últimamente, si.



miércoles, 4 de septiembre de 2013

Antes de la medianoche

Me convierto en fantasma.

Comienzo a asesinarme despacio, cada tarde a eso de las seis y media, cuando el sol baja y se levanta viento. Cuando se escucha el caos de vehiculos atascados en las calles, y algunas personas riendo en voz alta por ahi.

Yo no rio, yo muero.

Mi cuerpo se desploma en el sillon, y ahi me quedo, inmovil, ida. No tengo hambre ni sueño. Ni calor ni frio. No tengo sentidos. Los perdi junto con el resto de mi mente.

Me invaden los recuerdos, los olores, las imagenes sensoriales, los sabores, las palabras... Soy presa, esclava de la tirania y crueldad de sus deseos; de verme desangrar en forma de lagrimas que van a parar al mismo lugar que mis expectativas... A ese agujero negro que no es nada, que no existe, que no veo. Que devora mis entrañas. Y disfruta haciendolo.

Antes de la medianoche me mate varias veces y de diversas maneras. A veces me ahogo entre jabon y hojas secas de plantas milagrosas; otras recurro al humo del tabaco deseosa de que me desgarre los pulmones. Hay veces que dejo a mis ojos salir de mi rostro en rapidas gondolas. Pero las peores son las veces en las que muero de insomnio, incapaz de acallarme y silenciarme, de dormirme y abrazarme de consolarme y mantenerme calma.

Malditas horas.

Maldito reloj.

Maldita sea.
Sent from my Blackberry

Aterrada

Del amor.

E incapacitada de sentirlo.

Simplemente, no puedo. No me sale mas.

Sera que he pasado tantas noches insomne, con los ojos pegajosos y entrecerrados de tanto llorar, sin respirar bien, luchando contra todos los recuerdos y sensaciones existentes en mi mente y en mi cuerpo durante horas, dias, semanas... Que ahora ya no siento mas. No puedo creer. No me conformo. No me contento. No me convenzo.

Nunca fui una tipa facil, soy exigente a la hora de conectar en terminos del amor. Llevo colgada del cuello una lista de requisitos bastante demandante, y si a eso le sumamos que soy ansiosa, quizas sea mi culpa el no dar tiempo al fluir de los acontecimientos, el no relajarme y dejar de manejar los hilos. Que ciertamente no manejo en absoluto, pero creo hacerlo.

Soy jodida. Soy muy especial.

Excesivamente analitica e intelectual, mas seria que casual, sensible hasta los dientes, intolerante hacia la injusticia, humanitaria, sonadora, inocente, credula. Demandante de atencion. Necesitada de carino permanente. Y de seguridad de presencia. Y de presencia. De mucha presencia.

Si, hay mas. Mas particularidades. Que hacen de mi un combo interesante, pero dificil de manejar.

Y ahora, tengo una puerta de hierro, un laberinto, un oceano y un desierto como camino hacia mi corazon. Es asi.

Me duele, me duele y mucho.

Estoy enojada, estoy lastimada; me desangro por las noches y me curo de dia para sobrevivir durante las horas de sol, hasta caer nuevamente en esta irrealidad autentica de estar asi sin estar en mi.

Y ya ni me controlo, ni me consuelo. Ni me encuentro. O de a ratos. O de a poco.

Ni me importa tampoco.

Me entrego.
Sent from my Blackberry

miércoles, 28 de agosto de 2013

Incomprensible

Ni siquiera se si esa palabra existe, creo que si.

Yo decidi usarla porque asi es el estado actual en el que me encuentro: imposible de entender.

Hasta ahora pude identificar una especie de furia que nace desde lo profundo de mi corazon, agravada con sentimientos de incomodidad, hartazgo y desidia. Mas algo de indiferencia y resignacion.

Todo ese caldo de sensaciones esta a punto de ebullicion tanto en mi mente como en mi corazon, y estoy haciendo un esfuerzo desmedido para controlar que no rebalse.

La verdad es que este mundo de gente no-calificable (no por ignorantes, que tambien los hay, sino porque ya ni siquiera califican dentro de la categoria de humanos promedio) me tiene harta. Estoy viviendo en medio de una jungla con prototipos involucionados que no desarrollaron ninguna capacidad cognitiva ni sensorial ni nada. Y ya no puedo mas.

Me agota lidiar con los egos recontra prutrefactos de todos, me agota respirar el mismo aire y sentir como los cm3 de energia condensada entran en mi, me hiere la indiferencia salvaje, la despreocupacion y el egoismo, me desgarra el ser abusada en mi bondad e inocencia.

No quiero ser mas parte de esta esfera hermosa infectada por parasitos humanos que hacen de ella un infierno dantesco. No quiero saber mas nada del dinero, de los negocios, de quien hace que cosa o estudia que otro para hacer no se cuantos millones, no me importa la politica ni la economia ni la ambicion canibal descontrolada y asesina.

Se me revuelve el estomago.

Hoy no sera un buen dia.
Sent from my Blackberry

lunes, 26 de agosto de 2013

Me rindo

En este preciso momento, casi a medianoche, me rindo.

Es rara esta sensación, porque no estoy llorando. No siento nada. No me sale nada desde el pecho. Solamente, vacío.

Así quede despues de un largo dia intentando conquistar mi ansiedad, luchando duramente con mi mente para evitar que mis pensamientos me asesinen.

Vacia.

Deje de entender.

Ni siquiera estoy desesperada. Algo dentro de mi cambio. Algo dentro de mi se solto.

Que mas puedo hacer? No hay nada.

Y esta nada es profunda, es abrumadora. Como si se me hubiese congelado el corazon.

Sigo sin comer y sin dormir, pero esta noche no lloro.

Y lo que es peor, no tengo expectativas.

De repente, se salio. Y uso el impersonal porque no se bien que es lo que se salio. Solo se que ya no esta.

No tengo idea de que pasara manana.

Por ahora, me abraza el silencio.


Sent from my Blackberry

jueves, 22 de agosto de 2013

Siento que me rompo

Siento que me rompo en mil pedazos
Que no puedo respirar
Que me quiebro
Que me quiero ir de aca

Siento que no hay mundo, que no hay nada
Que no veo, que no escucho
Que no entiendo
Que no puedo dejar de llorar

Siento que no estoy,
Que me mataron,
Que me quitaron la paz

Siento que no creo,
Que no puedo pedir
Que no puedo confiar

Siento que me rompo
Una vez mas
Sent from my Blackberry

sábado, 20 de julio de 2013

Gracias

Hoy solamente puedo pensar en agradecer.
A Dios, a la vida, al Universo.
Hace un año atras, estaba totalmente desahuciada, sin saber que hacer ni como, con el corazon roto, poco trabajo, deudas, amigos falsos. Y problemas, y mas problemas.
Hoy me miro al espejo y sonrio.
Escucho la musica de los pajaros a la manana, el sol me da en la cara, me despeina la brisa y siento como cada celula de mi cuerpo vive.
Estoy viva.
Hubo dolor, hubo esfuerzo, mucho esfuerzo fisico y mental.
Hubieron muchas lecciones, tuve que aprender a comprender, a dejar, a soltar, a olvidar...
Respiro, respiro y a cada momento soy feliz.
Por las oportunidades que supe aprovechar, por no tener nunca miedo a superarme, a seguir adelante pese a la mochila pesada que cargaba.
Por lanzarme a aventuras por lugares nuevos, con gente nueva.
No importa si mis expectativas por momentos estallaron, no importa que no fue como hubiera querido. Esos lugares, esos aromas, esos rostros, siempre estaran en mi corazon.
El Universo es sabio y nos va corriendo de lugar para que disfrutemos de nuestros verdaderos dones y caminemos seguros, hasta que nos crucemos con esa otra mitad que perdimos hace mucho tiempo, cuando decidimos regresar.
La mia todavia anda por ahi, no la encontre, ni siquiera la veo. No se donde esta, si vive lejos o cerca. No se que idioma habla, ni tampoco si le gusta leer y mirar documentales como a mi.
Ya no siento ansiedad por hallarla, ya deje de buscarla; porque se que cuando sea el momento, la voy a reconocer y se va a quedar conmigo para siempre.
Tambien por eso doy gracias.
Soy libre. Me he liberado.
Y cada dia cuando abro los ojos, le entrego a Dios toda esta dicha que siento hoy; como todas esas noches en las cuales le entregaba mi sufrimiento e incertidumbre para que me aliviara.
La fe mueve montañas.
La mia, movio la montaña mas pesada y alta que conozco: a mi.
Gracias. Gracias. Gracias.
Sent from my Blackberry

jueves, 18 de julio de 2013

Otra noche mas en otro pais

Aca estoy, insomne un poco como siempre, la diferencia esta en que ahora la insomnez me acompana donde voy, y ni en portugues consigo modificar el mal habito.

En fin, aca estoy de nuevo en la bella Sao Paulo, donde hace un calor que nos morimos y la gente es feliz y relajada. Incluso cuando vas a un cafe a pedir un cortado rapido antes de entrar a la oficina y esperas unos 20 minutos por el extrano ritual de preparar una "media" (porque lleva mitad cafe y mitad leche, aunque yo estoy convencida que eso es un cafe con leche y no un cortado).

Alguien me dijo que es porque "estamos acostumbrados a vivir asi, y ya no luchamos en contra de eso". Interesante. Es un poco parecido al "desapego", aunque puede ser que tenga algo de "resignacion".

No se, sea como sea, aqui todo va mas lento y existe algo que en muchos otros lugares ya no: el valor de la palabra. La confianza en ella. Eso me sorprende. Y me gusta.

Volviendo al tema del insomnio, deberia estar durmiendo desde hace unas 2 horas, pero la tecnologia solo ayuda a incentivar aun mas mi cerebro ya sobreestimulado por los ruidos de mi alrededor; que aun no conozco y me hacen pensar que en cualquier momento entra un desconocido a mi casa. Estoy exagerando un poco, pero es cierto que hay ruidos raros y que tengo que adaptarme a ellos.

Este es un barrio muy seguro igual, y muy top. Aca somos todos ricos, tenemos teles gigantes inteligentes y pedimos comida japonesa, tailandesa y arabe por Internet.

Hoy a la manana cuando sali para el trabajo descubri un mercado de frutas y verduras frescas a una cuadra. Asi que si el proximo jueves estan, voy a adquirir algunas de esas frutas locas que hay aca, con formas casi prehistoricas y colores fluo.

Aca se ven cosas raras, "exoticas", como les gusta decir a los extranjeros.

Por ejemplo, hace rato me tome un te de no tengo idea que planta, pero la foto que encontre en Google muestra como un yuyo alto sin mucha gracia; que es antidepresivo, ansiolitico y miorelajante. Algo asi como un Alplax natural digamos.

Y comi una banana bebe, de unos 6 cm. Bah, no se si media 6 cm., soy demasiado mala para calcular longitudes. Sisi, ya se lo que estan pensando, mentes perversas. Pero bueno, a mi ni me digan 10, 15 o 23 cm. Porque no puedo imaginarmelo de forma abstracta.

Sigamos.

Es muy probable que me haga adicta a los esmaltes porque hay muchos, de muchos colores y baratos. Hoy me compre 3.

Sorry por la conciencia planetaria, pero hoy duermo con la luz prendida. Escucho ruidos y aparte, estoy molesta. Porque si, pero principalmente porque estoy hormonal y quiero matar a Eva, o en su defecto, meterle la manzana en el ombligo.

Aparte, no tengo HBO y eso me malhumora.

Manana es viernes gracias a Deus (que viene a ser el Zeus brasileno), asi que voy a poder hacer nada hasta cualquier hora de la madrugada y despertarme a cualquier hora de la manana y seguir haciendo nada; y asi hasta el lunes.

Ah no, el domingo empiezo a correr.

Por el amor de Zeus, juntemos todos nuestras manos y elevemoslas hacia el cielo, en plegaria desesperada al Olimpo; para que me manden un lindo muchacho al parque donde voy a entrenar, que se enamore de mi, me mime, me lleve a pasear y tenga HBO en su casa.

O mejor, que me manden un buen kilo de helado, que estoy antojada.

Total, despues quemo las calorias gastando la suela de mis nuevas Nike.

Sent from my Blackberry

viernes, 28 de junio de 2013

Recargada

Sigo siendo la misma imbecil, pero recargada. Como Matrix.
Solo que yo no soy Neo y si sigo dandole estas patadas a mi corazon, voy a terminar en una clinica con un by pass y 5 stents.
Es mi culpa.
Yo soy la que me permito caer una y otra y otra vez en el mismo absurdo e irreal escenario Dantesco.
Estoy comenzando a dudar de mi capacidad de discenir la realidad de la fantasia. O lo hago para evadirme o lo hago de masoquista. Ya no hay mas explicaciones.
Los que estan a mi alrededor de carne y hueso son de palo, o mejor dicho, invisibles para mi. Los que no estan son reales como mi nariz.
Eso es, definitivamente, locura. Seguir haciendo la misma cosa esperando resultados distintos es estar loco.
Estoy loca.
Y encima, me genero ataques de ansiedad e hiperventilo a la 1 de la madrugada en un pais extrano.
Basta.
Ahora es el momento de parar, mirar y dejar. De soltar. De aceptar. De no intervenir.
Y que mi Santisima Madre me ampare.
Sent from my Blackberry

jueves, 27 de junio de 2013

Hace 19 dias

Que no escribo.
Que parecia que me moria de amor, sin poder respirar; pero aqui sigo.
Nadie se muere de amor. Ni tampoco de lo que uno piensa que es amor pero, evidentemente, no es. Puede ser que el corazon se astille un poco, pero tambien eso es figurativo.
Seguimos vivos, mas marcados pero vivos.
Y en esa acumulacion de experiencias, aprendi que no todo lo que reluce es oro.
En fin, regrese.
Mas revolucionada que nunca.

Sent from my Blackberry

sábado, 8 de junio de 2013

La estupidez mas grande lleva al aprendizaje mas significativo (o algo asi)

De todas las estupideces que hice en el pasado, creo que esta es la peor.

Pero curiosamente, me ayudo a aprender una leccion muy valiosa.
Ahora mismo estoy con una mezcla de ganas de llorar, sentimiento de perdida, culpa, frustacion, ira, venganza, inseguridad, ansiedad...

Soy un torbellino de emociones y sensaciones, y no puedo desahogarme por ningun lado.

Es inutil, porque del otro lado. No hay nada. Esta La Nada. El vacio.

Y siendo asi, para que habria de siquiera esforzarme en esbozar un minimo discurso valiente y catarquico, si existe el "no me importas tanto como para..."

Duro, no?

Claro que si, y yo todavia estoy aca, pensando y dudando...

Eso es porque soy una masoquista a la que no le gusta sufrir. Asi, ambivalente y confusa para todo, como con todo.

Me falta determinacion. Me falta decision y persecusion de objetivos claros. Eso me pasa.

Pero he ahi el aprendizaje.

Disciplina. Tenacidad.

En lugar de obsesionarme con estas estupideces, seria mucho menos estresante y doloroso obsesionarme con progresar, con cumplir mis suenos, con alcanzar mis propositos.

Y al resto, que Zeus haga descender toda la furia de los dioses en su ingratitud y falta de compasion.

Adios
Sent from my Blackberry

Desamor

Esa palabra me la acaba de decir Olivia. La latina amorosa que me sirvio mi Malbec quita penas de amor en el bar del Lounge del aeropuerto.

Es claro que Dios siempre nos manda sus angeles, de distinta forma. Hoy fue Olivia.

Digamos que estan las personas con mala suerte, las que tienen pesima suerte, y despues vengo yo, en una categoria karmica incalculable.

No pego una.

Y no, la tercera no es la vencida. Lamento que tengan que enterarse asi.

Claro que si analizamos el tema en profundidad, no podemos llegar mas que a una unica conclusion: era obvio.

Ese fanatismo que tengo por crear escenarios irreales cargados de contenidos holograficos que me creo y sobre los que contruyo grandes historias de amor, es, ciertamente, anormal.

Paso una, paso dos y paso una tercera vez. Con significativos fracasos en cada instancia. Dejandome un poco menos de corazon, tambien.

Soy yo? Son ellos? Somos todos? Hay mezcla

Soy yo, que me entrego incondicionalmente y sin medida, que no me hago mi lugar en el juego perverso del amor, que no me doy respiro y pongo quinta en la desesperacion, provocando la reaccion opuesta en el 99% de quienes tienen que vivir tan intenso momento.

Son ellos, que tienen tambien sus mambos emocionales y no saben manejar la situacion desde un punto de vista maduro, que tienen cuestiones irresueltas y aprovechan que yo soy una "amadora natural" para depositar sobre mi sus falencias disfrazadas de perfeccion.

Somos todos, porque en este escenario perverso que llamamos vida, cada uno hace lo que puede, lo que quiere y lo que le dejan hacer.

Yo dejo demasiado. Y asi quedo, llorando como un marrano en medio del aeropuerto, con los ojos como huevo incapaz de pensar y razonar.

Tengo 10 anos? No, pero parece.

Quizas la raiz del problema sea que adquiero esa incapacidad de ver objetivamente el elegante elefante africano azul de 24 metros que tengo delante, y creerme que estoy observando una vaquita de San Antonio.

Basta, basta, basta, me agote. Me canse. Me harte.

Ya esta.

Ahora, esta soy yo. Asi soy yo.

Quien me quiera, bienvenido, y quien no, ahi esta la puerta de salida de mi corazon.



Sent from my iPad

miércoles, 5 de junio de 2013

Establemente insomne, inestablemente despierta

Un buen titulo para describir mi vida desde hace ya unos cuantos meses.
Vivo insomne de noche y dormida de día. Soy una criatura nocturna.
Alguna vez me dedique a pensar los posibles motivos que me impiden conciliar el sueño durante las horas "normales", esas en las cuales el 95% de los humanos duermen, y yo estoy bien animada. Pero sola como hongo malo, imposibilitada de sublimar mi conversación/ansiedad; ya que todos eligen la almohada.
Claro que luego ya deje de pensar. Eso y otras cuestiones también, porque llegue a la conclusión que de tanto pensar, me agotó y no resuelvo nada.
Creo que existen situaciones que no admiten explicación racional alguna.
Por ejemplo, el asunto del amor.
Eso si que no lo entiendo ni lo entenderé. Es un misterio aun mas enorme que el de mi insomnio. O, como a mi me gusta llamarlo, "patrón de sueño segmentado". Suena mas bonito y menos común.
Vuelvo sobre el tema del amor porque me perturba desde hace una semana.
Venia bien, enfocada en otros rumbos, acelerada y activa. Pero ya anduvo por mi aura algún oscuro disfrazado de una copia barata de Cupido; que me lanzo un par de flechas y me desestabilizó.
No me malentiendan, no me enamoré. Ni loca. Me confundi.
Y tampoco es una confusión nueva, digamos que agregue mas confusión a la confusión preexistente. Algo así.
Cuando eso ocurrió, esto otro ocurre: me convierto en una cosa que llora, credula y vulnerable.
Por suerte, de las experiencias se aprende (o esa es la idea) y me bajo a tierra sola. A veces tardo mas, otras menos.
Hoy tarde bastante.
Me quede enganchada ahí, en ese limbo virtual tan mágico y sensual, donde soy nuevamente reina y disfruto.
Pero en ese mundo de hadas hay personajes siniestros y malvados también. Yo los llamo "perversos de turno". Juegan. Juegan con mi mente, juegan con mis recuerdos, con mi tiempo, con mis deseos y mis ganas. Se divierten inventandome jardines de Babilonia, pero no se hacen presentes ni frotando la lámpara maravillosa. Básicamente, me mienten y yo les creo.
Si, ya se. Soy inteligente pero eso no quita que sea una ameba a la hora de diferenciar el bien del mal. Creo en la bondad permanente de los humanos y muero a causa de ello mil veces por semana.
Y me obligo a limitar este análisis hasta aquí.
Las motivaciones externas que llevan a los otros a jugarla de sadicos ya se me escapan del espectro de mis ideas.
Y en medio de mi insomnio, hay solo una cosa clara: masoquista, si, soy bastante. Pero con limites.
Y por hoy, fue suficiente.
Sent from my Blackberry


















martes, 4 de junio de 2013

New York me mata - dia 1

Estoy despierta desde ayer a las 9 de la mañana. O sea, unas 38 horas. De las cuales vole 10 y media. Y dormi unas 3 en el avion, porque tenia un bebe que lloraba en la fila de atras. Que era la ultima. La mia estaba al lado del baño. Y yo tenia pasillo. Pero no me molesto, porque me fastidia tener que pedir permiso para ir a hacer mis necesidades, asi que me levantaba y sentaba como queria.

Resulta que el piloto era chistoso, y a cada rato nos decia cosas por el altavoz. La verdad es que habia muchos pilotos, asi que no identifique bien cual era el que hablaba tanto. Las que no eran chistosas eran las azafatas, que ya estaban mas para la jubilacion que para la minifalda; y nos gritaron, retaron y miraron de forma amenazante todo el viaje.

En fin, resulta que llego y voy al mostrador de control de pasaporte. Yo me esperaba las 100 preguntas del año para que me dejaran pasar. Pero nada. Nada de nada. Casi casi tan facil como tomarme el 152. Mas facil creo. Ideal, si no hubiera sido por los 40 minutos que malgaste esperando en esa cola de gentes variadas a que no me interrogaran sobre las intenciones maliciosas de mi viaje (?)

Salgo de ahi, a buscar mi equipaje. Que ya habia dado muchas vueltas en la cinta y estaba paradito ahi en un costado. Si, estaba ahi, nadie se lo habia llevado. Oh! Y sin supervision...

Mientras intento cerrar la boca y evitar demostrar que vengo de un pais donde si pueden te roban hasta la etiqueta pegajosa de la valija, me dirijo a aduanas. Un senor me llama y me pide el papelito que llene en el avion. Lo mira y me dice: Welcome to the United States, continue please. Y ya. No hubo rayo X ni perros ni pomo.

Feliz, salgo como si saliera de mi casa a la Av. Santa Fe, y me guio por los carteles que me llevan al AirTrain. Se llama asi porque va en el aire. Bah, no flota, pero va alto. Ese tren une la Terminal 2 con la estacion Jamaica. Llego y resulta que tengo q pagar una tarjeta de metro que no tengo, y la maquina no me toma billetes de 100 dolares. No es que me haga la millonaria, pero no hice tiempo a cambiar. Bueno, meto mi tarjeta de debito, pero no la lee. OK, me voy a un cajero, y no me deja sacar plata. Ahi me acuerdo de mi pais y de la Republica que nos acogio a todos, y pago con tarjeta de credito. Paso y me voy a conectar con el tren que va a Penn Station, la estacion que sale justo a la 34 y Av. 10, a unas 4 cuadras de mi hotel. El tren viene hasta las manos, parece el Sarmiento. Es que es hora pico, 7 y media de la manana. Me subo y no entiendo si es que podemos viajar parados o hay que esperar otro, la cosa es que veo un asiento y ahi me acomodo. Al rato viene la chica que pide boletos, y yo no tengo boleto, tengo solo la MetroCard. Me dice que tengo que pagar 16 dolares, cosa que hago sin chistar y de paso, obtengo el famoso cambio. Tampoco tengo intencion de tanta adrenalina como visitar el cuartel de la Policia de Transporte.

Luego de 30 minutos y de pasar por debajo del agua, llego a Manhattan. Cabe destacar que elegi toda esta aventura porque es lo mas rapido y barato, y porque soy asi; masoquista. Salgo a la calle, llueve. Intensamente. Y hay como 30 grados.

Genial, porque yo voy con saco y campera, arrastrando una valija de 13 kilos y un bolsito colgado del hombro que me lo disloca lentamente.

Decido caminar 4 cuadras bajo la lluvia, me lo tomo con soda y sonrio. Claro que la sonrisa me dura poco, porque justo cuando estaba a 2 cuadras de mi lugar final, y a tan solo 30 minutos del comienzo de mi reunion, se me rompe el taco del zapato.


Me las ingenio como puedo, y cojeando con estilo y mucha clase, llego al bendito hotel. Pero la cara del recepcionista me dice todo: estoy en el hotel incorrecto. Le digo, y adonde queda el otro? "Son 30 cuadras", me responde. Te molesta si me cambio los zapatos?, le digo. "No, no, tomate tu tiempo", me dice. Ahi abro la valija, saco esto y aquello, abro una bolsa y otra y me cambio los zapatos.

Ok, vuelvo a salir en plena lluvia violenta y paro un taxi. Es un señor de la India que habla mucho, muy simpatico, que me deja en el lugar correcto por tan solo 6 dolares. Le agradezco en varios idiomas y me bajo.

Ahora si. La recepcionista muy amable me da las llaves de mi habitacion y yo siento que llegue al Nirvana.

No tengo tiempo para disfrutar de todas las almohadas que hay sobre la cama, asi que me meto a ducharme rapido. Aca es cuando los objetos inanimados cobran vida y se vengan, entonces me peleo con la ducha, que se pasa a chorro masajeador fuerte, que luego termina en otro aun mas fuerte, me quemo viva, me congelo, y me inundo, porque el agua sale por debajo de la mampara de vidrio y moja el piso.
Yo me desespero porque estoy llegando muy tarde, me acomodo un poco y salgo de nuevo.

Pongo un pie fuera del hotel y Zeus me larga baldazos de agua del cielo. Vuelvo a entrar y la recepcionista me regala una bolsa para taparme la cabeza. Salgo con la bolsa estilo poncho de arpillera, y pienso; señores, estoy en New York! Y parezco una harapienta! Que horror! Dejo el dialogo mental y estiro la mano porque viene un taxi. Que no entiendo si esta libre o no, pero que me importa ya a esta altura. Estaba libre.

Este amigo ruso me pasea un poco y finalmente, me deja en la oficina.

Llegue.

Esto va a estar bueno!
Sent from my Blackberry

jueves, 30 de mayo de 2013

No estoy muerta ni tampoco de parranda

Desaparecida, si. Un poquito.

Es que estoy trabajando mucho y, aparte, tratando de sobrevivir a esta gripe-tos-pulmonia-neumonia-taquicardia-fiebre-peste negra que tengo encima. Hasta ahora, resisto.

El clima no colabora. Hace frio y llueve. Que demonios pasa con el pais tropical? No entiendo nada.

Bueno, hoy es feriado pero igual trabajamos. Porque e tudo felicidade, pero mañana sale el vuelo a casita y tiene que quedar listo el pollo, la gallina pelada, los pollitos guardados, el chancho, los chorizos y no se que mas...

Anoche mientras intentaba leer en la compu, descubri que el vecino de al lado, el que esta en la habitacion pegada a la mia, es argentino tambien. Lo supe porque estaba maldiciendo en porteño a Boca Juniors, que por lo visto perdio algun partido importante. Tambien descubri que la vecina de arriba usa tacos ruidosos a las 7 am y despues de las 11 pm. Pero eso no me importa, porque con tanto Paracetamol estoy mas alla del bien, del mal y del intermedio.

Me voy a desayunar frutas exoticas.

Como para darle un poco de onda a este viaje, que ya parece La Historia sin Fin. Y para que La Nada no me coma.

Je!




Sent from my Blackberry

martes, 28 de mayo de 2013

Desarmando para ser feliz

El tema de la felicidad es algo bastante relativo; para algunos representa un viaje a Ko Phi Phi, para otros un plato de ravioles a la putanesca y, para unos cuantos mas, tener muchos papeles de colores con números pintados en el banco. O sea, es subjetiva.

Yo todavía no decidí que es la felicidad para mi, porque no creo que sea un status permanente, ni tampoco externo. Creo que es una elección que se hace a cada momento, y tiene estrecha relación con el dominio de los sentimientos y pensamientos.

Por eso hoy me desperté con la idea de desarmar para ser mas feliz. Desarmar esas expectativas auto generadas que me colman de ansiedad y frustración. Desarmar ese deseo de obtener aquello que no obtengo aunque lucho, genero y acciono permanentemente para si tenerlo. Desarmar el sentimiento de apego, patearlo un tanto mas lejos de mi corazón para evitarme un dolor innecesario.

Ya no intervengo mas. Ni insisto. Ni propongo.

A partir de este momento, yo Jimena, decreto y declaro soltar y permito al Universo encargarse totalmente del destino de mis próximos días. Ya no estoy en el medio.

Porque además, la no respuesta cansa. Y yo ya estoy grande para estar saltando en un electrocardiograma de emociones, haciendo cumbre con una demostración de interés y luego resbalando hacia la base a causa de días de desidia.

Enough is enough.

Hasta aquí llegue, veremos como abrimos el próximo capítulo.

El papel de mendigo, no me queda bien.
Sent from my Blackberry

lunes, 27 de mayo de 2013

Un delgado hilo invisible que me conecta a vos

A veces te sueño.

Y eso es raro, porque nunca te vi.

Tengo imagenes tuyas congeladas, de esas bien estaticas, que quedan alli, entre mi imaginacion y el espacio real de tu figura cierta.

No se como te moves, ni como respiras; tampoco escuche tu voz u observe tus ojos al parpadear.

Raro, bueno, ya no se que es raro y que no lo es; la cuestion es que a veces estas presente, de una forma sutil y casi imperceptible, pero bastante insistente.

Quizas sea yo, que te llamo con mi mente. O no, y algo que queda por encima de nuestra aura, y aun mas alto (cerca de las estrellas y esos planetas que te fascinan tanto), me baje unos hilos delgados que se conectan a tu ausencia y me traen sensaciones no vividas, hologramas reales de cercania inexplorada.

Yo soy una curiosa incurable, y esto de que visites mi inconsciente; por momentos me da risa, y por otros me deja perpleja. Eso ocurre cuando te pasas del plano etereo y te metes en la dimension tangible, entonces me despierto con tu olor en mi piel.

Y eso tambien es raro, porque tampoco se como hueles. Sera que tenes un perfume de mar? O de montaña? Sera de almendras?

Pero lo mas raro de todo es que te quiero. Y es un cariño mezclado, porque hay dosis de Venus, de Marte, de Mercurio y de Tierra.

Vos me entendes.

Y como me entendes, me subo una vez mas al aire, y te escribo con nubes un mensaje que se pierde cuando cambia el dia. Pero que mientras dura, brilla como el arco iris.

Aca estoy, me tenes cerca aunque tan asi no sea.

Cuando quieras navegar lejos, cuando necesites reirte, o estar en silencio, si queres buscame y te llevo ahi; a ese lugar donde el hilo nace y el juego comienza.

Y ahi, quedate tranquilo, que no pasa nada. Ahi te quiero, y no hace falta explicarlo.

Ahi, casi que tocamos el cielo.

Sent from my Blackberry

Hola, estoy en Sao Paulo de nuevo

Resulta que no se como, pero estoy de nuevo en este hotel, en el medio de Sao Paulo.

Creo que es un deja vu, nada mas que esta vez hace frio y llueve. Y yo me traje ropa de primavera, porque la ultima vez habia como 27 grados a la sombra y yo estaba vestida como para el Polo.

En fin, estoy aca. Con la misma mision imposible de siempre, un tanto recargada.

Y estoy aca de suerte, porque con la tormenta, el viento y la lluvia, el piloto nos hizo pasar un hermoso momento entre pozos de aire, planeo de costadito y vueltas y mas vueltas hasta que logro aterrizar. Quizas se preparaba para alguna exhibicion aerea.

Yo, por mi parte, me desmayaba lentamente en mi asiento, al ritmo de mis pulsaciones al maximo y mi presion cayendo mas rapido que nosotros en la lata de sardinas pintada de azul y blanco.

Cuestion que llegue y Zeus siguio manifestando su descontento de tenerme por estos lados, porque me largo un par de rayos superpoderosos, que iluminaron el cielo mientras yo trataba de llegar a destino en el taxi.

Que mas eh? Se viene la inundacion? La lluvia de meteoritos? Los marcianos? La peste negra?

Tengo fiebre y toso. Eso aparte de todo. Y mi estomago es un tifon. Y estoy hinchada y de mal humor. Y con sueño. Y, y, y ... Sera que contraje un virus letal en la aeronave maldita y ahora desatare una epidemia?

No, no creo. Porque eso solo pasa en las peliculas, y mi vida ya no es tan de pelicula.

Manana seguro se me pasa.

Quizas el problema es la alineacion de Jupiter, Mercurio y Venus que comenzo ayer.

Es probable.

Yo, por las dudas, hoy duermo horizontal en mi cama Super King Size.

Porque si.

Ate amanha!


Sent from my Blackberry

jueves, 23 de mayo de 2013

Reflexion de jueves a las casi 3 am

Como ya no viajo tanto en el 152, mis reflexiones mientras iba sentada en el colectivo del Hades se vieron interrumpidas.

Pero siempre es un buen momento para sobre analizar, asi que ahora mientras intento evitar asesinar a mis vecinas de enfrente que festejan como hienas en celo el cumpleaños de alguien, aprovecho y escribo.

No se si es porque estoy con PMS o si finalmente llegue a mi limite, pero estoy harta de todo. "Todo" es una palabra demasiado vaga y amplia, pero es justo la que necesito ahora. Porque esa "todalidad" es la que me esta matando.

Harta de este pais inmundo lleno de gente a la que no le importa nada del resto de la otra gente. Harta de los maleducados, de los ignorantes que se creen sabios, de los egolatras arrogantes narcisistas, de los indecisos, los inconstantes y los hijos de sus buenas madres. Asi. Sin peros ni pelos en la lengua o en alguna otra parte del cuerpo donde no habria de existir pelo.

Estoy recontra agotada, estresada, agobiada y aburrida de todos los "todo".

Aca es todo cuesta arriba el 99% del tiempo y ni siquiera tengo la tranquilidad de pensar que voy hacia el pote de oro al final del arco iris; porque seguro que algun reventado cabron se lo robo, y cuando llegue solo habra un duende riendose de mi y diciendome: ahi tenes otro Everest de 1 millon de metros, subi.

Honestamente, esta porqueria de realidad no es lo que esperaba para mi alma.

Y ya se que elegi encarnar en este cuerpo, en este lugar y con esta mision. Pero mi espiritu pide a gritos salirse todo el tiempo de este maldito Averno y volver a la Fuente, donde todo es paz y armonia, y donde no me muero de un ataque de ansiedad extremo, hiperventilando a las 3 am mientras escucho a una malnacida inconsciente que grita como Juana de Arco en la hoguera.

No doy mas.

Al menos por esta noche, no.


No te rindas, aun estas a tiempo

de alcanzar y comenzar de nuevo,

aceptar tus sombras, enterrar tus miedos,

liberar el lastre, retomar el vuelo.

 

No te rindas que la vida es eso,

continuar el viaje,

perseguir tus sueños,

destrabar el tiempo,

correr los escombros y destapar el cielo.

 

No te rindas, por favor no cedas,

aunque el frio queme,

aunque el miedo muerda,

aunque el sol se esconda y se calle el viento,

aun hay fuego en tu alma,

aun hay vida en tus sueños,

porque la vida es tuya y tuyo tambien el deseo,

porque lo has querido y porque te quiero.

 

Porque existe el vino y el amor, es cierto,

porque no hay heridas que no cure el tiempo,

abrir las puertas quitar los cerrojos,

abandonar las murallas que te protegieron.

 

Vivir la vida y aceptar el reto,

recuperar la risa, ensayar el canto,

bajar la guardia y extender las manos,

desplegar las alas e intentar de nuevo,

celebrar la vida y retomar los cielos,

 

No te rindas por favor no cedas,

aunque el frio queme,

aunque el miedo muerda,

aunque el sol se ponga y se calle el viento,

aun hay fuego en tu alma,

aun hay vida en tus sueños,

porque cada dia es un comienzo,

porque esta es la hora y el mejor momento,

porque no estas sola,

porque yo te quiero.


Sent from my Blackberry

viernes, 17 de mayo de 2013

Surviving Sao Paulo, la despedida

Tampoco nos pongamos dramaticos, porque vuelvo en 7 dias. Como The Ring. 7 days.

Pero bueno, llueve y hay muchos otros argentinos cerca, que se comportan como mandriles y tengo miedo.

Este aeropuerto es raro.

Me toco la puerta de embarque 8. Y desde el punto que estaba yo, solo habia un cartel indicador que decia: "Gates 14-26". O sea, la 8 no entra en esa categoria. Obviamente, camino hacia el otro lado del aeropuerto, porque mi sentido comun me dice que para el extremo opuesto estaran las otras gates. Pero no. No hay nada. Ni cartel, ni gates. Ni un informes. Solo una pared.

Ok, entonces la mejor opcion es volver a la senalizacion rara, que despues de todo, es la unica que hay.

Ahi veo el ingreso a salidas internacionales. Por las dudas, pregunto. Sisi, estoy en el lugar correcto.

Llego a control aduanero. No hay NADIE. Las filas estan VACIAS. Pero que ocurre? Hay una epidemia en el aeropuerto, estan evacuando y yo no me entere? No tengo mucho tiempo para sobre-analizar porque me grita una de las empleadas para que pase por sus rayos x. Llego ahi, pongo mis cositas en la bandeja, paso por el detector de metales y PIIIIIIII!! Me doy vuelta y miro al arco ruidoso con bronca. La oficial me mira a mi, y creo que me dice que me saque los zapatos. Hago de cuenta que entiendo, me saco los zapatos, los pongo en la bandeja y paso de nuevo. Descalza. Ok, ahora la maquina maquiavelica esa no suena. Y yo tengo los pies sucios. Genial.

Llego al control de pasaporte. No hay NADIE. NADIE. Algo pasa, no me enganan. Estoy en una ciudad de 7 millones de habitantes, en un aeropuerto con el triple de turistas, y no hay NADIE?

Bueno, me sellan y paso.

Queria comprar unos chocolates, pero me los intentan vender a 32 USD. What?!! Ni en Suiza pague eso...

Voy camino a buscar la maldita Gate 8 y veo un puestito donde venden cosas para comer. Asi que si, Pao de Queijo y Zuco de Mango para mi.

Me siento a esperar en este espantoso lugar desprovisto de los lujos de la vipicidad que merezco (?), y resulta que me sente en el gate incorrecto. Porque hay 8 y 8A. Por Zeus... Es una maldicion china.

Igual, acabo de descubrir que la 8 esta aca al lado. Como las estaciones de trenes de Londres, que son cada 1 cuadra. Algo asi.

Yo me aburro ya, pero se ve que estamos todos iguales, porque no hay ni un humano que no este con un dispositivo electronico en la mano, haciendo de cuenta que trabaja.

Que viva Internet! Feliz dia de las comunicaciones!

Y que Zeus me ampare en mi viaje de regreso a la patria.

Ah si, ahora que me acuerdo me toco el asiento 8F.

Cuando aterrice lo juego a la quiniela.

Bom voo!!


Sent from my Blackberry

jueves, 16 de mayo de 2013

Surviving Sao Paulo / Sobreviviendo Sao Paulo - Dia 4. Mi ultima noche Paulista.

Hoy me desperte extranamente alegre. Nada, no me paso nada durante la noche ni tampoco sali a festejar el triunfo de los Xeneizes.

Bah, al menos no soy consciente de ninguna alegria nocturna, aunque la hipotesis de los encuentros extraterrestres con finalidad sexual sigue siempre en pie. Y esta comprobado por las personas de los documentales del Discovery Channel, asi que es palabra santa. (?)

Ok, me levanto muy feliz y salto de la cama al bano para darme una linda ducha. Primero me miro en el espejo y resulta que tengo el pelo estilo Don King (se acuerdan?) Que me paso Zeus?!!

Ignoro ese detalle y abro la ducha. Observo el duchador. Que estaba apuntando directamente hacia la ventana. Que estaba abierta. Que tenia el agua a la presion maxima masajeadora, como lo habia dejado yo.

Rapidamente salto como ninja y tomo el duchador en mi mano. Ahi es cuando mi cara recibe el intenso chorro bien caliente de agua masajeadora. Me rio un rato mientras me froto la frente enrojecida y decido banarme.

Miro de reojo y advierto que no hay mas shampoo ni crema.

Vuelvo a saltar como ninja fuera de la ducha, tomo las dos botellitas en un nanosegundo y continuo.

Salgo de banarme y miro por la ventana. Nublado. Chuva. Genial.

Me visto con ropas aptas para recibir MAS agua, y salgo.

Vuelvo a entrar en la habitacion xq me olvide el Ipod.

Salgo.

Vuelvo a entrar en la habitacion xq agarre el Ipod y me deje la cartera adentro.

Salgo de nuevo.

Me quedo parada mirando la puerta, estilo Forest Gump, me rasco la cabeza y me meto en el ascensor.

Salgo a la calle y hace mas calor que en microcentro en enero a las 2 de la tarde.

Me quito la campera, el saco y camino.

Camino para el otro lado, mientras bailoteo al ritmo de mi musica super acustica en mis mega auriculares, me doy cuenta a las dos cuadras, y empiezo a mover la cabeza estilo suricata.

De repente veo una libreria y me meto. Ojeo todos los libros y me compro uno del Dalai Lama. Tambien un cafe con leite y un croissant.

Salgo y camino para el lado correcto, porque tampoco soy tan tonta.

Sigue sin llover. Ni una gota.

No entiendo las bicisendas de esta ciudad. Es que tampoco se si son bicisendas. Son unas divisiones amarillas en el medio de la vereda, que yo asumi son bicisendas xq las bicis pasan x cualquiera de los dos caminitos y te esquivan y siguen.

Tengo un problema logistico sosteniendo el cafe, el paquetito de la croissant, la campera, el saquito y tratando de acomodarme los auriculares que se me salieron de mis orejas. Ya para esta altura tenia bien entrenados los movimientos ninjas, asi que lo resolvi.

Paso por una construccion, y los muchachos me dicen cosas que no entiendo. Pero me puse contenta, porque si es como en casa, me estan piropeando.

Trabajo como hormiga obrera todo el dia y me despido tempranito porque si. Ya mi cerebro no da mas y quiero estar tranquilita en el hotel.

Me vuelvo caminando bajo un cielo bien oscuro, pero sin chuva. Sin frio. Sin aire. Asi que camino como por el medio del Atacama.

Llego a una esquina y no se como cruzar. Es que en realidad no hay semaforo y los autos doblan y otros siguen derecho y otros vienen de la otra mano y estan las bicis tambien y las motos y yo ahi parada. Un senor toma la iniciativa y se manda. Yo lo sigo. Detras, un taxista, un motoquero y un automovilista nos insultan en portugues.

Llego a otra esquina y me pasa lo mismo. Me mantengo firme y miro desafiante a quienes me quieren pisar. Logro superar la prueba y llego al hotel.

Armo la valija, armo la cartera, me pido comidita y me tiro en la cama a mirar el techo y el empapelado con poco glamour que hay en mi habitacion.

Termino de cenar, me hago mi tecito camomila+verde, y cuando meto la cucharita para escurrir el saquito, crick! Se me rompe. Meto el pedacito que me queda y crick! Se me rompe de nuevo. Busco desesperadamente el pedacito para no tragarmelo cuando me tome el te, lo encuentro y lo tiro con bronca al tacho.

Gracias Sao Paulo.

Ha sido una estadia de la hostia!

A disfrutar mi ultima noche en tu camita mullida.

Ate amanha!
Sent from my Blackberry

Surviving Sao Paulo / Sobreviviendo Sao Paulo - Dia 3

Tengo que admitir que me esta gustando estar aca.

Si no fuera porque mi portugues es lo mas parecido al ruso que podes esperar escuchar en China, creo que me quedaria por aca un tiempito.

Me entretengo.

Anoche casi me muero del dolor de estomago, que empeorado con las breves 3 horas que dormi, hicieron que hoy me tirara en la cama a las 5 de la tarde y no volviera a levantarme mas que para ir al bano.

Tengo una mision laboral casi imposible, y estoy lejos de sentirme Tom Cruise. Soy mas un Indiana Jones, una Tom Raider. Con la diferencia de que ellos se pasean por Hollywood, y yo todavia no llegue a tanto.

Igual, siendo adicta a la adrenalina y, bastante, a trabajar bajo presion, tambien me esta gustando semejante desafio. O sea, o me hundo alla en el fondo con Leonardo Di Caprio y los muchachos del Titanic, o clavo bandera en la Luna con los amigos de los Apollos. Asi de extremo.

En fin, hoy se juega el partidito del mes, Boca-Corinthias y la cidade arde! Me habian invitado al jogo, pero la verdad es que me dio un poco de miedito. No es que sea hincha de Boca, pero quizas me salia la argentinidad y gritaba un gol y salia de ahi en camilla.

Y no es la idea, porque en dos semanas voy a estar en New York, asi que tengo que preservar mi integridad fisica.

La mental ya la perdi hace tiempo, asi que eso no me preocupa.

Ya, a mirar el partido!

Ate logo!



Sent from my Blackberry

martes, 14 de mayo de 2013

Surviving Sao Paulo - Sobreviviendo San Pablo. Dia 2

Ok, es importante que todos sepan que sigo viva (?)

Dicho eso, tambien es importante que sepan que hoy me desperte contenta, energetica y simpatica. Luego de hacerme un te verde con boldo y tomarme un Uvasal en el desayuno (mi cena de ayer estaba MUY condimentada), me puse los auriculares y a caminar al trabajo.

Claro que no todo es tan rosa; se me dio por ponerme tacos altos y no, no fue una buena idea en absoluto. Asi que a mitad de camino estaba exhausta y sudando como bailarina de comparsa, distraida y fastidiosa. Y camine 3 cuadras de mas como para reforzar las ampollas de mis pies.

Casi arrastrandome, llego a la oficina. El dia comienza y la cantidad de actividades me pasa por encima. Me da todavia mas fastidio y sueño, pero se supone que soy grande y profesional y tengo que enfrentar todas las situaciones con cara de poker.

Algo asi hago durante todo el dia, hasta que ya es lo suficientemente tarde como para decir (o mejor dicho, gritar en mi interior): bueeeno, ya voy para el hotel. En ingles. Porque mi portugues no quiere salir de mi boca.

Vuelvo al hotel y me bano. Sigo con la tradicion de ponerme la bata para sentirme importante, siento que solo me falta el habano. Porque tambien tengo pantuflas.

Me pido una ensalada Cesar al cuarto y prendo la tele con el control remoto correcto, no como ayer que intentaba apagarla con el del aire acondicionado. Me agoto enseguida, porque todo esta traducido y yo no quiero. No me gusta mirar peliculas dobladas.

Asi que me fastidio un poco mas, apago las luces y me acuesto.

Pero tengo unas vecinas de cuarto que se rien a carcajadas. Bueno, al menos no son los gemidos escandalosos que escuche hace 2 semanas. Y no es envidia, pero vamos... Tanta expresion no es real...

En fin, ya es hora de partir a la tierra de los sueños. Donde nadie trabaja, no hay problemas y la gente anda descalza. Sin tacos altos. Y no se pierde. Y no suda. Y no gime. Y no se confunde de control remoto.

Chau

Sent from my Blackberry

Surviving Sao Paulo / Sobreviviendo Sao Paulo - Dia 1

Mi dia arranco ayer a las 5 de la manana y se esta terminando hoy, luego de unas 19 horas sin parar.

No pasa nada, estoy acostumbrada a vivir asi, como las estrellas de rock; a pura adrenalina.

Hoy a la manana estaba en el VIP del aeropuerto, que es lo minimo que me merezco por ser tan inteligente, disfrutando de mi ostracismo de primera clase, cuando vino un señor e invadio mi sueño de ser reina por unas horas. No solo se sento justo enfrente de mi sillon (cuando habia muchos otros sillones libres por ahi), sino que comenzo a llamar a todos sus empleados, parientes y amigos, y les dio a todos ordenes e instrucciones a los gritos. A Rosa le dijo que le llevara un cafe a alguien, y despues la volvio a llamar porque no queria vender la camioneta, y despues para preguntar si habia pagado a no se quien y despues para decirle que la internet de la sala VIP tenia 5 MB y el se bajaba un video en 20 minutos, y que en su casa tardaba 1 hora. Yo, mientras tanto, comia chocolates y tomaba te de frutos del bosque.

Gracias a Zeus abordamos unos 20 minutos luego de la llegada de Mr. Molesto; claro que antes de subir al avion me subieron a una camionetita con el, que nos llevo a que pasaramos primero. Ahora que me doy cuenta fui la primera en subir al avion. Y ni premio me dieron. Inmundos.

Bueno, me acomodo, me coloco los auriculares, y aparece mi companera de viaje; una senora que ocupaba mitad de mi asiento. Nada, como era simpatica le dije, te levanto el apoya-codo para que estes mas comoda? Y me dijo que si.

Mientras subia el resto de los mandriles al micro aereo, noto que el azafato mastica chicle. Muy fino. Tambien noto que hay manchas de algo color marron justo en la parte de arriba de mi asiento, cerca de las luces, y que la salida de emergecia que tengo adelante tiene un costado como despegado y pegado con Poxipol. Bueno, al menos no tenia cinta de embalar como el apoya-codo del asiento delante mio...

Asi que ahi me dije: Jimena, este puede ser tu ultimo vuelo, relajate y goza de este prototipo de 737, que en realidad es una lata de sardinas.

Luego de dos horitas de vuelo y un aterrizaje parecido al que podria haber hecho yo sin entrenamiento, llegue. Con el estomago en la nuca, pero viva.

Ahi me estaba esperando el taxi, con el famoso chofer que la ultima vez me dijo que era muy linda, que fuera a vivir a Brasil y que queria mi telefono. Ok, hoy fue maso menos la misma historia, pero adicionalmente me invito al juego Boca-Corinthias. Muchachos, no acepte, obvio. Perdon por la azul y oro, pero que?!!

Una vez en el hotel, y luego de acomodar todo siguiendo mi mapa obsesivo compulsivo, me fui para la oficina. Ah, me olvide de decirles que antes me manche todos los dedos con el esmalte que se me abrio en el estuche de cosmeticos y no tenia quitaesmalte para quitarmelo. Rojo. Sangre y pasion.

Bien, camino a la oficina sin problemas, no me pierdo ni pregunto ni nada. Solo sudo como un pinguino en el Sahara, pero este pais tropical es asi, no hay invierno.

Trabajo unas horas y despues me voy a cenar. Voy al bano del local y paso 5 minutos intentando dilucidar como sale agua de la canilla. Cuando estoy x salir , veo que hay hilo dental gratis a disposicion, que sale de una maquina muy chula. Obvio, saco hilo dental porque si, no lo uso y lo tiro.

Volviendo al hotel, encuentro una iglesia y me meto a la misa. Muy reconfortante despues de tanto tiempo sin asistir a una. Ellos si me premiaron, me regalaron una estampita con medallita de la Virgen de Fatima.

Ya practicamente con los pies lejos de ser Dorita por el camino esmeralda, llego.

Peleo con el aire acondicionado, me doy el mejor bano del mundo y me acuesto. Tambien me paseo un poco en bata como para sentirme importante.

Hago un llamado a Buenos Aires y mando 3 sms, que liquidan mi credito. Y Movistar me avisa que el roaming se activo (solo, xq yo elegi no hacerlo) y que los datos extra me los cobran aparte en mi plan.

Asi que a mi regreso voy a tener una deuda millonaria con estos que dicen "compartida, la vida es mas".

Mejor me voy a dormir.

Por ahora vamos empatando, a ver si esta vez le saco una sonrisa a la ciudad.

Boa noite

Sent from my Blackberry

lunes, 13 de mayo de 2013

Volvere y sere millones

Bueno, por suerte no. Solamente hay un ejemplar de esta maravillosa persona que soy.

Volvi y estoy recargada.

No es un "volver con la frente marchita" estilo emo porteño, ni tampoco un "vuelve, que sin ti la vida se me va" cursi desesperado de amor.

Es mas bien un "volvi porque me estan pasando muchas cosas de nuevo y no las estoy contando al mundo y esa no soy yo". Algo asi.

Cuestion que hace unos 4 meses que no escribo, y ya me duelen los dedos del desacostumbre (espero que no se hayan olvidado que invento palabras).

Ha pasado mucha vida desde la ultima vez, pero voy a ir despacio porque sino le quito emocion y pierdo seguidores. Y el proposito de todo esto es ser popular (?).

Estoy sentada esperando un vuelo. Igual que hace 2 semanas. Igual que hace unos meses. Igual que hace otros meses. Igual que siempre, bah.

A veces me pregunto si no deberia haber sido azafata. O pilota. O empleada del aeropuerto.

Me gusta viajar, y estoy contenta y agradecida al Universo por permitirme siempre estar arriba de un avion visitando algun lugar nuevo.

Pero siempre tengo la sensacion de que no soy de aqui ni soy de alla, aunque siento que soy mas de alla que de aqui. Paradojico, porque cuando estoy alla quiero estar aqui. Supongo que es otra de las tantas incoherencias de mi vida.

Como cuando pienso pavadas y dejo mi siniestra imaginacion volar bien alto, recolectando todas las armas letales disponibles para mi futuro asesinato. Un futuro cercano, porque el episodio se gesta y explota en apenas minutos.

Igual, estoy mejor. Antes podia estar durante horas disparandome, ahora son solo minutos. Y cuando me resucito, no me quedan muchas cicatrices.

Eso es evolucion.

Con lo que no evoluciono es con el asunto este de sentirme una expatriada permanente, que cuando esta fuera de sus limites geograficos no ve la hora de volver.

Creo que el problema no es el pais, sino quienes lo habitan y la no-organizacion de algunas cuestiones basicas, que me provocan fastidio.

Por ejemplo, que la gente camine por las bicisendas. Que los conductores no respeten las lineas, que toquen bocina a lo loco. Que los peatones crucen por donde se les canta. Que los colectivos no esperen a que todos suban para arrancar y esten llenos como transporte de ganado.

Tampoco me siento comoda con la excesiva informalidad de las personas, los gritos y uso de malas palabras permanentes, la falta de modales, la invasion del espacio personal.

Por eso cuando me voy, disfruto de ser ciudadana de otros sitios, me emociona la idea de ser parte del lugar, y estar en contacto con la realidad de su gente y sus costumbres. Siempre en un marco de respeto y tolerancia.

Me duele decirlo, pero en mi hermoso pais esas dos palabras han desaparecido.

Esto es una jungla de mandriles en celo, que se pasean mostrando sus colas peladas y a ver quien la tiene mas roja y conquista primero.

En fin...

Algun dia alcanzaremos la iluminacion y respiraremos en paz.

Y sino, que Dios y la Patria me lo demande!



Sent from my Blackberry

domingo, 13 de enero de 2013

Revelaciones

"Debes confrontar a Vader. Sólo entonces serás un Jedi. Y asi, lo confrontarás" - Maestro Yoda a Skywalker, Star Wars, Episodio VI - El regreso del Jedi 


No es la primera vez que una película abre mi mente. Como el canal Infinito, recuerdan?

Cuando tenía 18 años fui al cine a ver Jurassic Park. Ya había leído el libro, pero cuando estuve allí, sentada en primera fila, con los ojos bien abiertos y aterrada con la imagen del T-Rex, entendí lo que quería. Mi profesión frustrada es, en realidad, la arqueología. Pero ella luego derivó en paleontología. Que, luego del best seller de Michael Crichton de la mano de Steven Spielberg, se convirtió en biotecnología.

Ahora, a mis 32 años y habiendo sobrevivido al fin del mundo Maya, he descubierto que en la película Star Wars hay gran cantidad de mensajes de sabiduría. Claro que, no son para interpretarlos literalmente. George Lucas a llevado al plano metafórico de una forma sobrecogedora, aquellos viejos saberes de este mundo "real", y los ha convertido en una historia de ciencia ficción épica.

Yo creo que todos esos tipos; George Lucas, Michael Chrichton, Steven Spielberg, son Iluminados. Y dije Iluminados, no Illuminati. Porque seguro alguno va a comenzar con el asunto de las conspiraciones, de los reptilianos, los masones y los grises. Que no niego que existan, pero tampoco para fanatizarse y acusar a todos de oscuros.

Volviendo a mi punto, ¡ese es el punto! La famosa lucha eterna entre la oscuridad y la luz. El bien y el mal. Lo correcto vs. lo incorrecto. Siglos. Toda la historia de la humanidad se ha visto envuelta en esa trama que, despiadadamente, ha llevado a la muerte a varios personajes históricos.

Vader es el rey del Lado Oscuro. Skywalker, un aspirante a Jedi, a caballero de la luz, a portador de "La fuerza". Y han de enfrentarse. Pero no es cualquier enfrentamiento, porque como todos sabemos, son padre e hijo. La semilla de la oscuridad está plantada dentro de un buscador de la luz. Convive con él. Es parte de él.

Si quitamos este argumento de la ficción, y nos brindamos un momento de análisis, quedaremos pasmados. Como yo esta mañana, cuando tuve una enorme cantidad de revelaciones frente a mis ojos que pasaban como imágenes en una pantalla de cine.

Desde la historia griega del Minotauro, pasando por la mítica guerra de Troya, Hades en el Inframundo, Zeus en el Olimpo, Osiris y Seth; el Samsara vs. el Nirvana, El Infierno de Dante, La peste negra, la caza de brujas y el perdón a Galileo Galilei, Indiana Jones y la Ultima Cruzada, "civilización vs. barbarie", Harry Potter contra Lord Voldemort, Haruki Murakami con sus tibieblos, Gray contra sus 50 sombras... esto siempre ha sido así. La polaridad permanente, la búsqueda incesante del equilibrio entre el Yin y el Yan, entre la Luz y la Oscuridad, como es arriba, es abajo.

Y así como Skywalker ha de convertirse en un verdadero maestro de la luz, un Jedi; como el Alquimista ha de encontrarse a sí mismo en su camino, como el Guerrero de la Luz no ha de temer a su enemigo más temido, que es su propio ser; como el Sr. Hammond ha de plantarse desde la bioética y luchar contra su ego omnipotente, o como Indy ha de atravesar sus tres pruebas para llegar al Santo Grial; todos nosotros estamos permanentemente expuestos a tomar la decisión de acercarnos a la luz o dejarnos llevar por la oscuridad, a confiar en nosotros mismos, a encontrarnos aún en aquellos momentos en que la fe se quiebra.

Dicen que la oscuridad no se apaga, sino que se ilumina.

Hoy entendí mucho más de lo que alguna vez he entendido.

Entendí que somos Uno y que siempre lo hemos sido, desde el inicio de los tiempos. Que el Samsara en realidad es un estado mental; que nos estamos creando nuestra realidad desde hace generaciones, tratando de comprender nuestro lugar, descifrando mensajes, estudiando costumbres... Que no nos hemos detenido a considerar la vacuidad de nuestro mundo material, la capacidad creadora de nuestra imaginación, el poder de nuestra mente. Que con nuestras decisiones, nuestros ensayos, fuimos escribiendo cada peldaño de esta escalera ascendente hacia nuestro ser más elevado. Que repetimos la historia una y otra vez, construímos nuestro Karma, nos da trabajo hacer una pausa y abrir nuestros ojos del alma para darnos cuenta que estamos repitiendo escenas, como si no aprendiéramos nuestro libreto. Que la vida nos sigue colocando a nuestro paso situaciones similares, personas similares, resultados similares, porque seguimos eligiendo aquello que no es dictado por nuestro corazón, aquello que no forma parte de nuestra verdadera esencia.

Y como somos Uno, y estamos todos conectados a la sutil y hermosa red de energía de nuestro planeta (sí, exacto, como en Avatar), creamos realidades complejas a nivel global. Tal como lo expresa la Teoría del Caos, los estudios de Jung, la Sincronicidad...

Que bueno que de a poco, mas y mas personas estamos despertando a estas revelaciones. Que bueno que tantos en el camino estamos colaborando, con consciencia y mucho esfuerzo, a este nuevo momento histórico.

Llegó la hora de que nuestra especie evolucione. Llegó el momento de brindarnos un mundo de paz y amor real.

Cierren los ojos y siéntanlo.

La Nueva Era recién comienza.