viernes, 17 de mayo de 2013

Surviving Sao Paulo, la despedida

Tampoco nos pongamos dramaticos, porque vuelvo en 7 dias. Como The Ring. 7 days.

Pero bueno, llueve y hay muchos otros argentinos cerca, que se comportan como mandriles y tengo miedo.

Este aeropuerto es raro.

Me toco la puerta de embarque 8. Y desde el punto que estaba yo, solo habia un cartel indicador que decia: "Gates 14-26". O sea, la 8 no entra en esa categoria. Obviamente, camino hacia el otro lado del aeropuerto, porque mi sentido comun me dice que para el extremo opuesto estaran las otras gates. Pero no. No hay nada. Ni cartel, ni gates. Ni un informes. Solo una pared.

Ok, entonces la mejor opcion es volver a la senalizacion rara, que despues de todo, es la unica que hay.

Ahi veo el ingreso a salidas internacionales. Por las dudas, pregunto. Sisi, estoy en el lugar correcto.

Llego a control aduanero. No hay NADIE. Las filas estan VACIAS. Pero que ocurre? Hay una epidemia en el aeropuerto, estan evacuando y yo no me entere? No tengo mucho tiempo para sobre-analizar porque me grita una de las empleadas para que pase por sus rayos x. Llego ahi, pongo mis cositas en la bandeja, paso por el detector de metales y PIIIIIIII!! Me doy vuelta y miro al arco ruidoso con bronca. La oficial me mira a mi, y creo que me dice que me saque los zapatos. Hago de cuenta que entiendo, me saco los zapatos, los pongo en la bandeja y paso de nuevo. Descalza. Ok, ahora la maquina maquiavelica esa no suena. Y yo tengo los pies sucios. Genial.

Llego al control de pasaporte. No hay NADIE. NADIE. Algo pasa, no me enganan. Estoy en una ciudad de 7 millones de habitantes, en un aeropuerto con el triple de turistas, y no hay NADIE?

Bueno, me sellan y paso.

Queria comprar unos chocolates, pero me los intentan vender a 32 USD. What?!! Ni en Suiza pague eso...

Voy camino a buscar la maldita Gate 8 y veo un puestito donde venden cosas para comer. Asi que si, Pao de Queijo y Zuco de Mango para mi.

Me siento a esperar en este espantoso lugar desprovisto de los lujos de la vipicidad que merezco (?), y resulta que me sente en el gate incorrecto. Porque hay 8 y 8A. Por Zeus... Es una maldicion china.

Igual, acabo de descubrir que la 8 esta aca al lado. Como las estaciones de trenes de Londres, que son cada 1 cuadra. Algo asi.

Yo me aburro ya, pero se ve que estamos todos iguales, porque no hay ni un humano que no este con un dispositivo electronico en la mano, haciendo de cuenta que trabaja.

Que viva Internet! Feliz dia de las comunicaciones!

Y que Zeus me ampare en mi viaje de regreso a la patria.

Ah si, ahora que me acuerdo me toco el asiento 8F.

Cuando aterrice lo juego a la quiniela.

Bom voo!!


Sent from my Blackberry

No hay comentarios: