jueves, 16 de mayo de 2013

Surviving Sao Paulo / Sobreviviendo Sao Paulo - Dia 4. Mi ultima noche Paulista.

Hoy me desperte extranamente alegre. Nada, no me paso nada durante la noche ni tampoco sali a festejar el triunfo de los Xeneizes.

Bah, al menos no soy consciente de ninguna alegria nocturna, aunque la hipotesis de los encuentros extraterrestres con finalidad sexual sigue siempre en pie. Y esta comprobado por las personas de los documentales del Discovery Channel, asi que es palabra santa. (?)

Ok, me levanto muy feliz y salto de la cama al bano para darme una linda ducha. Primero me miro en el espejo y resulta que tengo el pelo estilo Don King (se acuerdan?) Que me paso Zeus?!!

Ignoro ese detalle y abro la ducha. Observo el duchador. Que estaba apuntando directamente hacia la ventana. Que estaba abierta. Que tenia el agua a la presion maxima masajeadora, como lo habia dejado yo.

Rapidamente salto como ninja y tomo el duchador en mi mano. Ahi es cuando mi cara recibe el intenso chorro bien caliente de agua masajeadora. Me rio un rato mientras me froto la frente enrojecida y decido banarme.

Miro de reojo y advierto que no hay mas shampoo ni crema.

Vuelvo a saltar como ninja fuera de la ducha, tomo las dos botellitas en un nanosegundo y continuo.

Salgo de banarme y miro por la ventana. Nublado. Chuva. Genial.

Me visto con ropas aptas para recibir MAS agua, y salgo.

Vuelvo a entrar en la habitacion xq me olvide el Ipod.

Salgo.

Vuelvo a entrar en la habitacion xq agarre el Ipod y me deje la cartera adentro.

Salgo de nuevo.

Me quedo parada mirando la puerta, estilo Forest Gump, me rasco la cabeza y me meto en el ascensor.

Salgo a la calle y hace mas calor que en microcentro en enero a las 2 de la tarde.

Me quito la campera, el saco y camino.

Camino para el otro lado, mientras bailoteo al ritmo de mi musica super acustica en mis mega auriculares, me doy cuenta a las dos cuadras, y empiezo a mover la cabeza estilo suricata.

De repente veo una libreria y me meto. Ojeo todos los libros y me compro uno del Dalai Lama. Tambien un cafe con leite y un croissant.

Salgo y camino para el lado correcto, porque tampoco soy tan tonta.

Sigue sin llover. Ni una gota.

No entiendo las bicisendas de esta ciudad. Es que tampoco se si son bicisendas. Son unas divisiones amarillas en el medio de la vereda, que yo asumi son bicisendas xq las bicis pasan x cualquiera de los dos caminitos y te esquivan y siguen.

Tengo un problema logistico sosteniendo el cafe, el paquetito de la croissant, la campera, el saquito y tratando de acomodarme los auriculares que se me salieron de mis orejas. Ya para esta altura tenia bien entrenados los movimientos ninjas, asi que lo resolvi.

Paso por una construccion, y los muchachos me dicen cosas que no entiendo. Pero me puse contenta, porque si es como en casa, me estan piropeando.

Trabajo como hormiga obrera todo el dia y me despido tempranito porque si. Ya mi cerebro no da mas y quiero estar tranquilita en el hotel.

Me vuelvo caminando bajo un cielo bien oscuro, pero sin chuva. Sin frio. Sin aire. Asi que camino como por el medio del Atacama.

Llego a una esquina y no se como cruzar. Es que en realidad no hay semaforo y los autos doblan y otros siguen derecho y otros vienen de la otra mano y estan las bicis tambien y las motos y yo ahi parada. Un senor toma la iniciativa y se manda. Yo lo sigo. Detras, un taxista, un motoquero y un automovilista nos insultan en portugues.

Llego a otra esquina y me pasa lo mismo. Me mantengo firme y miro desafiante a quienes me quieren pisar. Logro superar la prueba y llego al hotel.

Armo la valija, armo la cartera, me pido comidita y me tiro en la cama a mirar el techo y el empapelado con poco glamour que hay en mi habitacion.

Termino de cenar, me hago mi tecito camomila+verde, y cuando meto la cucharita para escurrir el saquito, crick! Se me rompe. Meto el pedacito que me queda y crick! Se me rompe de nuevo. Busco desesperadamente el pedacito para no tragarmelo cuando me tome el te, lo encuentro y lo tiro con bronca al tacho.

Gracias Sao Paulo.

Ha sido una estadia de la hostia!

A disfrutar mi ultima noche en tu camita mullida.

Ate amanha!
Sent from my Blackberry

No hay comentarios: