lunes, 27 de mayo de 2013

Un delgado hilo invisible que me conecta a vos

A veces te sueño.

Y eso es raro, porque nunca te vi.

Tengo imagenes tuyas congeladas, de esas bien estaticas, que quedan alli, entre mi imaginacion y el espacio real de tu figura cierta.

No se como te moves, ni como respiras; tampoco escuche tu voz u observe tus ojos al parpadear.

Raro, bueno, ya no se que es raro y que no lo es; la cuestion es que a veces estas presente, de una forma sutil y casi imperceptible, pero bastante insistente.

Quizas sea yo, que te llamo con mi mente. O no, y algo que queda por encima de nuestra aura, y aun mas alto (cerca de las estrellas y esos planetas que te fascinan tanto), me baje unos hilos delgados que se conectan a tu ausencia y me traen sensaciones no vividas, hologramas reales de cercania inexplorada.

Yo soy una curiosa incurable, y esto de que visites mi inconsciente; por momentos me da risa, y por otros me deja perpleja. Eso ocurre cuando te pasas del plano etereo y te metes en la dimension tangible, entonces me despierto con tu olor en mi piel.

Y eso tambien es raro, porque tampoco se como hueles. Sera que tenes un perfume de mar? O de montaña? Sera de almendras?

Pero lo mas raro de todo es que te quiero. Y es un cariño mezclado, porque hay dosis de Venus, de Marte, de Mercurio y de Tierra.

Vos me entendes.

Y como me entendes, me subo una vez mas al aire, y te escribo con nubes un mensaje que se pierde cuando cambia el dia. Pero que mientras dura, brilla como el arco iris.

Aca estoy, me tenes cerca aunque tan asi no sea.

Cuando quieras navegar lejos, cuando necesites reirte, o estar en silencio, si queres buscame y te llevo ahi; a ese lugar donde el hilo nace y el juego comienza.

Y ahi, quedate tranquilo, que no pasa nada. Ahi te quiero, y no hace falta explicarlo.

Ahi, casi que tocamos el cielo.

Sent from my Blackberry

No hay comentarios: