sábado, 8 de junio de 2013

Desamor

Esa palabra me la acaba de decir Olivia. La latina amorosa que me sirvio mi Malbec quita penas de amor en el bar del Lounge del aeropuerto.

Es claro que Dios siempre nos manda sus angeles, de distinta forma. Hoy fue Olivia.

Digamos que estan las personas con mala suerte, las que tienen pesima suerte, y despues vengo yo, en una categoria karmica incalculable.

No pego una.

Y no, la tercera no es la vencida. Lamento que tengan que enterarse asi.

Claro que si analizamos el tema en profundidad, no podemos llegar mas que a una unica conclusion: era obvio.

Ese fanatismo que tengo por crear escenarios irreales cargados de contenidos holograficos que me creo y sobre los que contruyo grandes historias de amor, es, ciertamente, anormal.

Paso una, paso dos y paso una tercera vez. Con significativos fracasos en cada instancia. Dejandome un poco menos de corazon, tambien.

Soy yo? Son ellos? Somos todos? Hay mezcla

Soy yo, que me entrego incondicionalmente y sin medida, que no me hago mi lugar en el juego perverso del amor, que no me doy respiro y pongo quinta en la desesperacion, provocando la reaccion opuesta en el 99% de quienes tienen que vivir tan intenso momento.

Son ellos, que tienen tambien sus mambos emocionales y no saben manejar la situacion desde un punto de vista maduro, que tienen cuestiones irresueltas y aprovechan que yo soy una "amadora natural" para depositar sobre mi sus falencias disfrazadas de perfeccion.

Somos todos, porque en este escenario perverso que llamamos vida, cada uno hace lo que puede, lo que quiere y lo que le dejan hacer.

Yo dejo demasiado. Y asi quedo, llorando como un marrano en medio del aeropuerto, con los ojos como huevo incapaz de pensar y razonar.

Tengo 10 anos? No, pero parece.

Quizas la raiz del problema sea que adquiero esa incapacidad de ver objetivamente el elegante elefante africano azul de 24 metros que tengo delante, y creerme que estoy observando una vaquita de San Antonio.

Basta, basta, basta, me agote. Me canse. Me harte.

Ya esta.

Ahora, esta soy yo. Asi soy yo.

Quien me quiera, bienvenido, y quien no, ahi esta la puerta de salida de mi corazon.



Sent from my iPad

No hay comentarios: