sábado, 8 de junio de 2013

La estupidez mas grande lleva al aprendizaje mas significativo (o algo asi)

De todas las estupideces que hice en el pasado, creo que esta es la peor.

Pero curiosamente, me ayudo a aprender una leccion muy valiosa.
Ahora mismo estoy con una mezcla de ganas de llorar, sentimiento de perdida, culpa, frustacion, ira, venganza, inseguridad, ansiedad...

Soy un torbellino de emociones y sensaciones, y no puedo desahogarme por ningun lado.

Es inutil, porque del otro lado. No hay nada. Esta La Nada. El vacio.

Y siendo asi, para que habria de siquiera esforzarme en esbozar un minimo discurso valiente y catarquico, si existe el "no me importas tanto como para..."

Duro, no?

Claro que si, y yo todavia estoy aca, pensando y dudando...

Eso es porque soy una masoquista a la que no le gusta sufrir. Asi, ambivalente y confusa para todo, como con todo.

Me falta determinacion. Me falta decision y persecusion de objetivos claros. Eso me pasa.

Pero he ahi el aprendizaje.

Disciplina. Tenacidad.

En lugar de obsesionarme con estas estupideces, seria mucho menos estresante y doloroso obsesionarme con progresar, con cumplir mis suenos, con alcanzar mis propositos.

Y al resto, que Zeus haga descender toda la furia de los dioses en su ingratitud y falta de compasion.

Adios
Sent from my Blackberry

No hay comentarios: